“Que investiguen, que revisen hasta debajo de las piedras”: Alfonso Esparza a la FGE y al Congreso local

Roberto Desachy Severino

Cantado vale doble y, desde el pasado lunes 23 de septiembre, alertamos que el sujeto que despojó a la BUAP y a Puebla de la franquicia de Los Lobos, Mario Mendí(vil), se jactaba de que –con su denuncia- pondría a todo el aparato de “justicia” del estado y hasta al Congreso local en persecución de la Máxima Casa de Estudios y en defensa de los 170 millones de pesos con los que pretende quedarse, luego de recibir 380 millones de pesos por el equipo de Fútbol y, de ese monto, pretender dejarle 90 mdp a la universidad, que era –y es- la dueña legítima de dicho conjunto.

Al parecer, las presunciones y jactancias de Mario Mendí(vil) eran fundadas, debido a que, como lo alertamos el pasado 23 de febrero, la Fiscalía General de Puebla y el poder Legislativo investigan la acusación de supuesto desvío de recursos públicos de la BUAP para la franquicia de Lobos, pese a que el máximo órgano de gobierno universitario, el Consejo, ya analizó el caso y dictaminó que dicha denuncia carece de fundamentos: Las habladurías de Mario Mendí(vil) y su sueño loco de ser el “empresario consentido” en el nuevo gobierno

¡Cosas veredes amigo Sancho que non credere!, como diría Don Quijote de la Mancha, porque resulta más que curioso que quien defraudó a la universidad pública más importante del estado y el sur del país, al parecer, tenga el respaldo o, al menos, la confianza de algunos legisladores locales y, quizás, del fiscal Gilberto Higuera, que aceptaron prestarse a los intereses político- financieros del mencionado Mendí(vil): Mario Mendívil: de “salvador” a defraudador de Lobos BUAP

Gilberto Higuera

Pese a ello, lo cierto es que puede resultar muy positivo para Puebla e, incluso, para el propio rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, el hecho de que la Legislatura y la FGE se metan al fondo al caso Lobos, ya que le darán la oportunidad de que la administración estatal conozca –al fin- la verdad de la historia con documentos que demuestran que Mario Mendívil cometió despojo al vender algo que no era suyo. Así de sencillo: Mario Mendívil: de “salvador” a defraudador de Lobos BUAP

EL RECTOR LO SABE: LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA NO ES PRETEXTO PARA LA OPACIDAD O IMPUNIDAD

Este martes 1ro de octubre, al ser interrogado sobre las investigaciones de la FGE y el Congreso local respecto al caso Lobos y, principalmente, de las acusaciones que Cambio de “desvío de recursos”, Esparza Ortiz contestó lo que todos los vinculados al mundo de la comunicación pensábamos o intuíamos: que los directivos de dicho medio quieren usar las acusaciones de Mario Mendí(vil) contra el rector para vengarse de desacuerdos comerciales con la universidad.

El caso Tlacoyos…remix, en pocas palabras. Y no hay más qué decir.

Lo verdaderamente trascendente es que Esparza Ortiz reiteró que la BUAP está abierta a que la fiscalía (Poder Ejecutivo) y los diputados ( Poder Legislativo) realicen las indagatorias correspondientes respecto a la denuncia de supuesto desvío de recursos para los Lobos, aunque el rector pudo haberse escudado en la autonomía universitaria para tratar de bloquear y/o obstaculizar la investigación, pero no lo hizo: Consejo Universitario respalda a Alfonso Esparza; no existió desvío de recursos para Lobos BUAP

Esparza Ortiz

“Adelante, nosotros siempre hemos dicho que estamos abiertos a las investigaciones”, respondió Esparza Ortiz cuando le cuestionaron sobre la intervención de los diputados en el caso Lobos BUAP, con lo que demuestra –una vez más- que no tiene nada qué esconder y que la institución a la que representa fue y es la víctima de este despojo: Denunciará BUAP a Mendivil, Federación Mexicana de Futbol y a Televisa por la venta de Lobos

A 3 días de su próximo informe de labores, el rector reiteró que se continuará con los procesos legales contra Mario Mendívil, la Femexfut y demás responsables del despojo de la franquicia de Lobos BUAP. Ese día será de gran importancia constatar quiénes asistan al evento y quiénes no.

 

Mario Mendívil

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías