70% de los continentes y 60% de los océanos, afectados por el humano: Ecosur

Staff/BMR

Un millón de especies en peligro de extinción, la mayoría a desaparecer en menos de una década: SMVM.
Desinterés de los Gobiernos y Corrupción impactan en la Biodiversidad de Chiapas.

René R. Coca

Tapachula, Chis; MAY. 23 (interMEDIOS).- Luego de la reciente evaluación efectuada por la comunidad investigadora y ambientalista a nivel mundial celebrada a inicio de este mes en París, Francia; las cifras son desalentadoras y alarmantes en consecuencia de que el 70 por ciento de los continentes y el 60 por ciento de los océanos han sido afectados por la especie humana, lo que impacta directamente en la biodiversidad y por consecuencia en el cambio climático, afirmó la investigadora del Colegio de la Frontera Sur sede Tapachula, Susana Maza Villalobos Méndez.

Al conmemorarse el Día Internacional de la Diversidad Biológica o Biodiversidad, la Doctora en Ciencias Biológicas indicó que es urgente que los gobiernos, los grandes emporios, los organismos internacionales y la población en general reconozca en primera instancia la gravedad del tema, ya que la especie humana ha afectado al resto de las especies y al medio ambiente, lo que pone en riesgo al mundo entero.

La investigadora egresada de UNAM apuntó que como ejemplo de esta afectación que ha cometido el ser humano, es que en menos de una década podrían dejar de existir un millón de especies catalogadas como en peligro de extinción, y por consecuencia romper aún más el equilibrio de la naturaleza, donde flora y fauna juegan un papel preponderante dentro de los ecosistemas.

Susana Maza Villalobos explicó que algunos de los factores que han llevado al planeta a estas circunstancias de alto riesgo vital, es la explotación excesiva de los recursos naturales; la alta contaminación de agua, tierra y aire; el acondicionamiento de especies no nativas de la región que han invadido el medio ambiente –promovido por el hombre-, la transformación del hábitat como convertir los bosques y selvas en áreas de agricultura y ganadería; el cambio de uso de suelos; y el mismo cambio climático producto de lo anterior.

La entrevistada enfatizó que en México y en el Sur del país se ha tenido un abuso en la explotación de los recursos naturales, donde el desinterés del Gobierno y la corrupción han sido factores de alto impacto en la pérdida de biodiversidad; prueba de ello es que la selva lacandona ha sido deforestada e invadida para cultivos externos como la palma de aceite u otros cultivos exóticos, citó.

En cuanto a Tapachula, ejemplificó que un caso de corrupción fue haber sembrado sobre la central sur árboles no nativos cuyo costo fue de tres mil pesos por árbol; o cambiar los cultivos nativos por palma de aceite que ya se comprobó que perjudican el entorno natural.

Finalmente, expuso que la afectación a la biodiversidad mundial ya es irreversible a menos que se tomen medidas urgentes, radicales y con la participación intensa de todos; sin embargo, los emporios transnacionales son los menos interesados en cuidar las especies al sobreponer lo económico sobre lo ético y lo natural. “Seguiremos trabajando para que nuestras investigaciones y actividades proambientalistas tengan repercusión dentro de nuestra sociedad más cercana y generar conciencia social para evitar más deterioro a la biodiversidad” culminó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías