Ramírez Racing llega a Amozoc a sumar experiencia

Staff/Rossi

La tercera fecha de la NASCAR Peak México se realizará en el demandante Autódromo Miguel E. Abed, en Amozoc, Puebla, cita donde el equipo Ramírez Racing regresa a la acción tanto en la categoría mayor como en la FB BHON MIKEL’s Trucks Series.

Por una parte, la piloto Beatriz Ramírez que recién hizo su debut en las camionetas de manera destacada cerrando a un paso del top-10, vuelve a la Truck #08 patrocinada por Acetafen, para seguir con su desarrollo y adaptación al serial, campeonato que cada vez es más demandante debido al talento que lo integra y claro ejemplo es la misma Beatriz que a diferencia de muchos novatos culminó su primer carrera con la unidad intacta.

Con ese gran aprendizaje obtenido, Ramírez se encamina a su segundo compromiso en las Trucks consciente de que va a una pista nueva para ella, por lo que se enfoca en aprender y descubrir los secretos que tiene el circuito poblano de la mano de su hermano José Luis Ramírez, quién ya es todo un conocedor del trazado.

Beatriz tiene la característica de absorber conocimientos de inmediato, una importante virtud en el mundo del automovilismo para poder destacar. Otra arma a su favor, es su carácter intrépido que le facilita tomar los retos y enfrentarlos con todo su talento, por lo que asume que Amozoc será un buen sinodal en su curva de aprendizaje.

“Estoy súper emocionada de regresar a la conducción de la Truck, vamos a una pista nueva para mí, donde afortunadamente tendremos la oportunidad de entrenar y eso me servirá mucho para continuar con este proceso de adopción y aprendizaje. Puebla es una pista rápida con curvas de alta velocidad y una de ellas tiene un importante peralte que será toda una experiencia para mí”.

Siendo una fan de los retos, Betty demostró en Querétaro su arrojo y valentía al subirse a la camioneta desde cero cruzando la meta en onceava posición y sumando sus primeros 33 puntos. Ahora el objetivo es mejorar lo aprendido en su carrera inaugural y subir de nivel de experiencia para ofrecerle al equipo una mayor satisfacción.

Las sorpresas que dará Ramírez Racing en Puebla no paran ahí, la escudería se refuerza con la participación de José Luis Ramírez, quien se pondrá al rojo vivo al hacer mancuerna con el equipo Tame Racing para la NASCAR Peak, por lo que el auto #08, cambia de piel para portar los colores de Motorcraft.

Esta alianza acapara los reflectores en la pista, la experiencia de JL Ramírez aunado al apoyo de una importante marca como lo es Motorcraft se amalgamaron ofreciendo uno de los equipos a vencer dentro de los Stock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *