“Hay que reinventar el rol del docente”, considera Rector de la IBERO

Staff/Rossi

El Dr. Saúl Cuautle Quechol, S. J., envió un mensaje durante la ´Presentación del Índice de la Mejora Docente Ibero y del Indicador de Rendimiento Ibero’

Hoy por hoy el papel de las y los educadores tiene que ir cambiando, tiene que ir mejorando, por lo que es necesario discernir los desafíos y oportunidades particulares de estos tiempos, “para así continuar el proceso necesario de renovación, innovación y reimaginación que nuestra educación quiere durante este cambio de época que estamos experimentando”, dijo el Dr. Saúl Cuautle Quechol, S. J., Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

En la Presentación del Índice de la Mejora Docente Ibero y del Indicador de Rendimiento Ibero, el Doctor comentó que él cree que para fortalecer la docencia “y ayudarnos a ser mejores en nuestro apostolado educativo” hay una particularidad muy concreta que tiene que ver con la evaluación, pero que debe ir más allá de sólo datos y números, tiene que ver con una experiencia honda y profunda, con reinventarse como docentes, porque cuando un/a estudiante llega a las aulas, los conceptos y conocimientos que las y los profesores pueden aportarles ya están colocados en internet.

Por eso, el Rector consideró que en la actualidad el rol del docente ya no es transmitir información, porque esto ya no genera motivación, deseo e inquietud entre el alumnado, al tener la información disponible gracias a la tecnología; pero esto no quiere decir que el docente no sea el principal motor de una institución educativa o que su misión ha pasado a segundo término.

Es así que, continuó, en las aulas, donde están quienes serán jueces, ingenieros, investigadores, líderes sociales, periodistas, las personas que van a ser protagonistas del futuro, al docente hay que respetarlo, prestigiarlo y además reinventarlo, porque su rol actual no sólo es formar a las generaciones presentes y venideras, es también el de alguien que sabe responder a las preguntas de cómo la nueva información se hace manejable para las y los alumnos. Y este hacer la información manejable consiste en que el estudiantado pueda, con esa información, crear otro conocimiento, lo que hoy se llama conocimiento colectivo.

Si bien la evaluación es importante para la docencia, el Padre Saúl dijo que también tiene un gran valor el contacto entre profesor/a y estudiantes, que es irremplazable. “Nuestros alumnos nos van a recordar a lo largo de toda la vida por lo que les dejamos en su propia vida y en su corazón. Hoy ese es el rol que yo imagino que debemos aportar a nuestros alumnos y alumnas, ser ejemplo, inspiración y motivación de un modo de ser como personas, de un modo de ser humano en nuestra sociedad”.

Por eso, el Rector espera que cada evaluación y autoevaluación que hagan los académicos/as de la IBERO les ayuden a eso, a ser hombres y mujeres que dejen una huella que no se pueda borrar en la vida de sus estudiantes. “Esta evaluación me parece que nos puede ayudar mucho a caer en la cuenta de qué camino recorrer, qué camino construir, hacia dónde podemos dirigirnos”.

Y ahora que la Compañía de Jesús y las obras confiadas a ella -como la IBERO- celebran el Año Ignaciano, el Padre Cuautle recordó que el Prepósito General, Arturo Sosa, pide que “hagamos una reflexión de cómo estamos viviendo nuestra vida y cómo estamos viviendo nuestra vocación”, y al final de cuentas esto tiene que ver con una autoevaluación.

Por último, el Dr. Saúl Cuautle agradeció a la vicerrectora académica, Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, todo el trabajo que hizo junto con su equipo para elaborar el modelo de evaluación de la IBERO, Dialogremos, una de tantas herramientas que ayudarán a las y los docentes de la Universidad a ser mejores.

Dialogremos, modelo de evaluación docente de la IBERO

En la presentación virtual del Índice de Mejora Docente IBERO (IMDI) y del Indicador de Rendimiento Ibero (IRI), que forma parte de Dialogremos, el nuevo modelo de evaluación docente de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, la Dra. María de las Mercedes Iglesias Sobero, coordinadora del Programa de Evaluación Educativa de la Dirección de Desarrollo y Acompañamiento Educativo, mencionó que Dialogremos es un modelo que se encuentra en continuo desarrollo.

Detalló que hasta ahora se ha realizado la aplicación de Dialogremos Apreciación Estudiantil (CAE), con instrumentos diferenciados en 10 modalidades (seminario, taller, prácticas profesionales, curso teórico práctico, servicio social, tutoría, laboratorio, materias en línea); Dialogremos Intermedia (DI), en dos modalidades (Curso regular y tutoría); y la Autoevaluación Docente (AE).

Una de las funciones centrales de Dialogremos es ofrecer a los académicos/as retroalimentación sobre su docencia, por lo que se han enfocado los esfuerzos en proporcionarles reportes de resultados detallados que les permitan identificar las áreas de oportunidad que requieren mejora, innovación o fortalecimiento; las fortalezas que sería conveniente continuar implementando; así como visualizar un plan de fortalecimiento docente para seguir avanzando en su desarrollo.

Añadió que “Dialogremos concibe a la evaluación de la docencia como un proceso que ofrece los insumos para provocar y facilitar la reflexión sobre la actividad del docente, con la intención de buscar mejores resultados de aprendizaje en nuestras y nuestros estudiantes, por lo que está orientada principalmente al perfeccionamiento y a la mejora continua de la práctica docente. Es también un mecanismo que busca revalorizar e innovar la práctica docente; por lo que siempre tiene presente el cuidado del docente como persona”.

Asimismo, Dialogremos tiene la intención de que los resultados que se deriven de la evaluación orienten el desarrollo y la formación de los docentes para la mejora continua, tanto en la búsqueda de alternativas en lo individual, como en las acciones que desde la Universidad se puedan ofrecer.

Para crear el modelo, aclaro que se analizó, discutió y definieron con mucho cuidado sus principios, fundamentos y dimensiones, elementos que fueron sujetos al diálogo y reflexión de distintos actores: estudiantes, docentes, coordinadores, autoridades, integrantes de diferentes áreas de la Universidad, así como de expertos en evaluación externos, nacionales y extranjeros.

Cabe mencionar que la Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, vicerrectora académica, fue la encargada de presentar el Índice de Mejora Docente Ibero (IMDI) y el Indicador de Rendimiento Ibero (IRI); en tanto que la Mtra. Raquel Ahúja, directora de la Dirección de Acompañamiento, Desarrollo e Innovación Docente (DiDAIE) hizo el cierre de la presentación virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *