¿Valen más muertos que vivos?

El Confesionario

Por: Ray Zubiri

En este país, donde ¿qué pasó con la mamá de Luis Miguel? es parte de la agenda mediática nacional, causando grandes debates y ocupando destacados espacios en medios de comunicación, mientras que temas como los 43 jóvenes que desaparecieron en Ayotzinapa se quedan en misterios indescifrables, se escribe esta bonita columna.

No me sorprende cómo las familias de los famosos descubren un negocio ampliamente lucrativo a la muerte de cantantes y artistas, quienes por alguna circunstancia se convierten en ídolos mediáticos que mantienen a familias completas, que la mayoría de las veces carecen de gracia y talento.

Estos días, el Museo Nacional de Historia Estadounidense en Washington DC conmemoró el que hubiese sido el cumpleaños 50 de Selena Quintanilla (1971- 1995) con la adquisición de 18 imágenes de la cantante texana, captadas por el fotógrafo Al Rendon, de San Antonio, Texas.

La artista alcanzó fama a fines de la década de 1980, su vida terminó de manera trágica poco antes de cumplir los 24 años de edad, cuando fue asesinada por la presidenta de su club de admiradores y gerente de sus tiendas de ropa, Yolanda Saldívar.

Hoy está a unos días de estrenar con el gigante del streaming –o sea Netflix– la entrega final de su serie de dos partes, el 4 de mayo de 2021. Es interesante analizar este fenómeno que, incluso aun con famosos que han fallecido, la desigualdad de género es latente según el ranking de la revista Forbes, de 52 famosos en casi dos décadas, sólo cinco en esa lista son mujeres: las actrices Marilyn Monroe y Elizabeth Taylor, la modelo pin-up y chica Playboy Bettie Page, así como las cantautoras Jenni Rivera y Whitney Houston.

Quienes siempre se mantienen son: Michael Jackson, Elvis Presley y Charles Schulz (creador de las historietas Peanuts). Nada más chequen las ganancias de 2019, obviamente en dólares: Michael Jackson, 60 millones de dólares por reproducciones musicales; Elvis Presley, 39 millones por turismo a su mansión de Graceland; Charles M. Schulz, 38 millones por la Franquicia Peanuts y venta de libros; Bob Marley, 20 millones por venta de audífonos y parlantes; John Lennon, 14 millones por reproducciones musicales; Marilyn Monroe, 13 millones por uso de su imagen para publicidad, vale la pena decir que más de 100 marcas en todo el mundo, incluidas Dolce & Gabbana.

En las mujeres su gran activo es su cuerpo, aunque hay excepciones, como la de Jenni Rivera, pues sus reproducciones musicales y la venta de su autobiografía han hecho que su familia se embolse grandes cantidades de dinero, donde aun con el paso del tiempo la fórmula sexo, sangre y chisme sigue funcionando para generar interés en el público.

Incluso ustedes recordarán que la familia de Jenni Rivera ha hecho programas televisivos sobre la vida de la artista y de los integrantes de su familia I Love Jenni y Jenni Rivera Presents: Chiquis’n Control. Janney Dolores Rivera Saavedra, conocida en el mundo artístico como Jenni, bautizada por su público como La Diva de la Banda debutó en el terreno musical en 1992, pero fue en 2000 cuando se consagró con el éxito Las malandrinas, falleció luego que la aeronave en que se trasladaría de Nuevo León al Estado de México se desplomó el 9 de diciembre de 2012.

¿Y LOS VIVOS?

Poco se sabe de cuánto cobran algunos artistas y de las jugosas ganancias que año con año se embolsan, aunque esto no determina ni la calidad ni su éxito.

Alejandro Fernández cobra 150 mil dólares por concierto de dos horas y 900 mil dólares por presentarse en un evento privado; Luis Miguel, 850 mil dólares por show de hora y media; Thalía, por evento privado, 2 millones de dólares; Paulina Rubio, 500 mil dólares por cada concierto privado; Marco Antonio Solís, 400 mil dólares por cada show; Maná, 350 mil dólares; Vicente Fernández, 140 mil dólares sin límite de tiempo, porque si el público le aplaude se queda más; Julión Álvarez, 140 mil dólares; Banda El Recodo La Madre de todas las Bandas, 100 mil dólares; Gloria Trevi, 80 mil dólares; La Arrolladora Banda El Limón, 75 mil dólares; Alejandra Guzmán, 70 mil dólares; Banda MS, 50 mil dólares; ZOÉ, 35 mil dólares.

​La columna de esta semana ha terminado pueden ir en paz.

¡Escúchenme! de lunes a viernes de 11 a 12 horas en La Farándula con Ray Zubiri en el 96.1 FM | www.arroba.fm/puebla/ | y escríbanme www.rayzubiri.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *