Puebla, la ciudad sin límites

Mundo Rural

Hipólito Contreras

Por el año de 1970, hace sesenta años, la Ciudad de Puebla ya pasaba de los 400 mil habitantes, ya era una ciudad grande, con la creación del INFONAVIT se iniciaron las unidades habitacionales en distintas direcciones, esto fue agrandando la ciudad, con los años surgieron fraccionamientos y las zonas comerciales por todos lados, se inició la venta de tierra ejidal para la construcción de colonias populares.

Así empezó el crecimiento de Puebla capital, con los años se fue extendiendo aceleradamente, rebasó los límites del municipio de Puebla y empezó a invadir a los municipios vecinos, creando una zona metropolitana.

Hoy en el 2021 la ciudad de Puebla y su zona metropolitana tiene una población que supera los 4.5 millones de habitantes. Hoy la mancha urbana por el sur se está acercando a Atlixco que está a 35 kilómetros, por el oriente a Tepeaca que está a unos 30 kilómetros, por el por el poniente a San Martín Texmelucan, con una distancia similar, por el norte se acerca peligrosamente a la zona AUDI, empresa automotriz que generó un crecimiento poblacional de grandes proporciones.

Una vez que todas estas zonas estén completamente llenas de gente, una vez que las tierras agrícolas que quedan sean invadidas por el urbanismo, lo que sucederá sin duda en los próximos 20 años, o antes, la población de esta megaciudad quizás sea de unos 8 o 9 millones de habitantes, será la locura vivir ahí.

No, no estamos hablando de una suposición o posibilidad, es una realidad la que estamos viviendo, la ciudad que hoy tenemos no la teníamos hace 50 años, cuando aun con 400 mil habitantes era una ciudad pequeña, habitable, tranquila, se podía recorrer a pie si se deseaba.

Seguramente ni en México ni en el mundo existen las ciudades planificadas y con un límite de crecimiento, hablamos por ejemplo de Tokio, Ciudad de México, Londres, Nueva York, Nueva Dheli, Brasilia, Rio de Janeiro, Pekin o Beijing, etc., todas son enormes ciudades, capitales del mundo, ciudades con muchos problemas de seguridad y contaminación. Puebla y su zona metropolitana siguen ese camino.

No existe ningún gobierno, ninguna ley, que frene el crecimiento de las ciudades, todas crecen libremente, sin control alguno, avanzan sobre ríos, zonas boscosas, agrícolas, y hasta sobre cerros, el urbanismo amenazador se va comiendo todo a su paso, es como un huracán que arrasa con todo.

Cuando la ciudad de Puebla y su zona metropolitana alcance o supere los 8 o 9 millones de almas, los que será a más tardar en dos décadas más, no se sabe cómo le harán sus habitantes y autoridades para dotar a todos de agua, alimentos, energía, seguridad, servicios, escuelas, transporte, etc., ¿esto será posible?

Cuando llegue esa fecha, ya muy corta, las fuentes de agua serán menos, habrá que traer el vital líquido de zonas lejanas a un alto costo económico y social, las fuentes de energía también se verán limitadas, la producción agrícola también se verá en problemas por los efectos del clima y falta de agua.

No, no hablamos del 2050 o 2060, sino mucho antes, una década o dos y ya tendremos esta explosión demográfica, ese calentamiento ambiental, esta crisis alimentaria, esta crisis de agua, esta crisis de energía, crisis de inseguridad, esta crisis social, esta crisis ambiental.

Y es que nada se está haciendo para evitar esta crisis futura, ni los gobierno ni sociedades prevén nada, no hacen absolutamente nada para evitar este desorden, por el contrario, estimulan ese crecimiento desbordado y sin control, estimulan las inversiones, los desarrollos habitacionales, comerciales e industriales, todo se ve como negocio.

Humanos sin control, gobiernos incapaces, sociedades fatales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *