A dos años del helicopterazo: Hipólito Contreras

Mundo Rural

Hipólito Contreras

El 24 de diciembre de 2020 se cumplieron dos años de los trágicos hechos, del accidente aéreo en el perdieron la vida la primera gobernadora del estado de Puebla, Martha Erika Alonso Hidalgo, el senador Rafael Moreno Valle, el piloto y copiloto, y del asistente del senador. Con la detención reciente de los responsables de la empresa propietaria de la aeronave accidentada, las autoridades federales y estatales dan por concluido el caso.

Las autoridades concluyen que fue un accidente debido a que la aeronave no había recibido el mantenimiento de rutina, que la aeronave no estaba en condiciones de volar, y que por eso fueron sometidas a proceso las personas detenidas, el proceso seguirá su curso legal para que al final se determine si fueron o no culpables.

La información es muy escueta, muy breve, no hay detalles, no se da una explicación de por qué acusan a esas personas de la caída del helicóptero, el aparato se desplomó apenas 10 minutos después de haber despegado.

Como se sabe, el helicóptero Augusta era de avanzada tecnología, fabricado en el 2011, tenía apenas siete años de vuelo, era continuamente usado por el ex gobernador Moreno Valle, eran los mismos experimentados pilotos los que lo operaban, los que estaban al tanto de su mantenimiento. No era una vieja nave que llevará a pensar que por eso se desplomó.

Sin embargo, se debe reconocer que hasta una nave nueva se puede caer por fallas no previstas como le pasó el año anterior a un destacado basquetbolista norteamericano, el helicóptero en que viajaba también se desplomó. Los accidentes pasan, es cierto.

Lo asombroso en el helicopterazo del 24 de diciembre del 2018 es que ocurrió solo diez días del gobierno Martha Erika Alonso y en medio de una polarización política, se venía del descontento de un grupo político que no aceptaba haber perdido la elección de julio del 2018, un grupo que no reconocía el triunfo de la candidata del PAN, un grupo que llegó a los tribunales electorales para exigir la anulación de la elección, al final el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratificó el triunfo de Erika Alonso, el grupo perdedor no quedó conforme con el fallo del máximo Tribunal electoral.

Como se recordará Martha Erika Alonso rindió protesta como gobernadora en el Tribunal Superior de Justicia y no en el Congreso del Estado como lo establece la ley, pero no había condiciones, el Congreso estaba dominado por Morena, como lo sigue estando.

En ese ambiente caliente se dio el accidente aéreo lo que llevó a Puebla a recordar la historia política poblana y la caída de gobernadores en la década de los 60s y principios de los 70s. Puebla seguía y sigue como un estado inestable, con muchos problemas políticos.

Por todo eso sigue sin convencer la conclusión de las autoridades federales y estatales respecto a los hechos del 24 de diciembre del 2018.

No supo lo que dijeron o concluyeron los investigadores, los expertos internacionales en accidentes aéreos, la compañía fabricante del helicóptero. Cuando ocurrió el accidente el gobierno federal dijo que se haría una investigación a fondo para saber las causas reales, no se supo más.

Todo parece indicar, que el asunto ha sido concluido y será archivado como asunto resuelto. Será la historia la que juzgue lo sucedido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *