El buró de crédito no es el fin del mundo

Staff/Rossi

No es malo estar en el Buró de Crédito, porque a través de él se genera un historial crediticio, lo negativo es sacar un bajo score en él.

Ciudad de México, 21 de diciembre de 2020.- El temido Buró de Crédito… ¿Por qué se cae en él? Existe la idea de que la causa es solo la morosidad o suspensión de pagos de tarjetas de crédito, de tiendas departamentales, hipotecas, créditos automotrices, préstamos bancarios y de nómina que hayas contratado con cualquier banco, fintech, intermediario financiero y compañías de telefonía móvil.

Sin embargo, se es parte de él desde el momento en que adquirimos alguno de los productos financieros arriba mencionados, pues la empresa que te los da, los reporta a las Sociedades de Información Crediticia (SIC), que son compañías que concentran toda la información relacionada con la forma en que las personas contratamos estos préstamos y cómo los van pagando. La más representativa de ellas es el afamado Buró de Crédito.

Es por eso que no es malo estar en el Buró de Crédito, porque es a través de él que se genera un historial crediticio y existimos financieramente hablando, de hecho, si eres un buen pagador ¡también se refleja! Lo malo es que cuando se dejan de respetar los plazos de pago de esos préstamos, el Buró de Crédito comenzará a registrarte como mal pagador.

Como ves, el Buró de Crédito no es el fin del mundo, porque de por sí nos relacionamos con él desde el momento en que pedimos prestado, por lo que los expertos de Coppel Finanzas recomiendan no entrar en pánico cuando de esta figura se trata y en su lugar, mejor comenzar a organizarse para tener un buen historial, ya que mensualmente se actualiza tu comportamiento de pago.

Y ya que Coppel.com te ofrece productos financieros debidamente regulados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, como lo son sus seis tarjetas BanCoppel y Crédito Coppel; te comparte los siguientes consejos para tener las mejores evaluaciones en el Buró de Crédito:

1.- Consulta tu estatus dos veces al año. Checarlo una vez al año es gratuito, a partir de la segunda ocasión se debe pagar un monto, pero conocer el estado de tu historial crediticio es fundamental si estás por solicitar cualquier tipo de préstamo o servicio de telecomunicaciones como Tv por cable y telefonía. Al estar al tanto de él podrás detectar a tiempo cualquier adeudo pendiente y ponerte al corriente en caso de necesitar un crédito.

De hecho, la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) de 2018, asegura que tener un mal registro en las SIC, como el Buró de Crédito influye en que 35% de las peticiones de préstamos sean negadas. Asimismo, la encuesta asegura que el no tener historial crediticio en general, ocasiona el 19% de las negativas de otorgamiento de créditos.

También, estando al tanto de tu historial, podrás identificar errores y en ese caso, hacer una reclamación en www.burodecredito.com.mx. Igualmente te permitirá saber si alguna de tus cuentas o tarjetas fue manipulada por criminales financieros, mediante una suplantación de

identidad o clonación de tarjeta; panorama bajo el cuál deberás acudir a las autoridades en busca de ayuda.

2.- Mantén buenos antecedentes financieros. Esto se logra pagando a tiempo cualquier préstamo o crédito que tengas, porque así aumentas tus oportunidades financieras. Aparecer con las mayores palomitas verdes posibles en el Buró de Crédito te facilitará acceder a más tarjetas o préstamos para salir de una emergencia y ¡felicidades! Pues, eso significa que sabes manejar tus ingresos de manera inteligente.

Incluso, si no has solicitado crédito hipotecario, de auto o préstamo personal, comienza con tarjetas departamentales como las de Coppel que contribuyen a generar historial crediticio, tu buen manejo de ella también se reflejará en Buró de Crédito y es muy fácil de utilizar.

No veas al Buró de Crédito como una lista negra que exhibe a los deudores, velo como un instrumento que te permite informar a cualquier institución financiera lo bueno que eres para pagar. Abona más del mínimo.

3.- Si tu calificación en Buró de Crédito es negativa, negocia. Ya que no se puede quitar un mal registro o calificación negativa sin que antes se pague, es preciso reestructurar tu adeudo y paga una quita, es decir, renegociar las condiciones de tu crédito para que la mensualidad sea más baja y liquides la totalidad del préstamo conforme a tu capacidad de pago.

Finalmente, debes saber que si pagas en tiempo y más de lo mínimo, puedes ser catalogado como un deudor de bajo riesgo, lo cual es positivo; de lo contrario te calificarán como deudor de alto riesgo. Las calificaciones varían entre los 350 a 850 puntos, en donde 850 (o puntuación alta) significa que hay altas probabilidades de que el acreedor devuelva lo prestado y un score cercano a 350 significa que se trata de un acreedor de alto riesgo, proclive a no pagar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *