Gobierno de López Obrador supera al de Peña Nieto en más del 50 por ciento en denuncias por delitos contra la salud del fuero federal

Debate

Roberto Desachy Severino

En el México de la 4T, el del presidente Andrés Manuel López Obrador, sí se investiga el narcotráfico en sus modalidades de comercio, suministro, transporte, posesión, producción y tráfico, como lo demuestra el hecho de que en su primer año al frente del país (2019) se haya superado en más del 50 por ciento las denuncias por delitos contra la salud del fuero federal a las interpuestas en el 2018.

Andrés Manuel López Obrador

Resulta curioso que los detractores del presidente lo acusen, precisamente, de lo contrario, de consentir a la delincuencia organizada.

Aunque él mismo lo provocó al trivializar el tema de la seguridad, liberar al hijo del Chapo Guzmán y proponer “abrazos en lugar de balazos” contra los narcotraficantes: AMLO 1er año: México, un gobierno rebasado por organizaciones criminales

Lo cierto es que ni Olga Sánchez Cordero ni Alfonso Durazo, como titulares de Gobernación y Seguridad, respectivamente, han servido para que la 4T genere ante la ciudadanía y los distintos sectores sociales la percepción de que desde el gobierno federal se realiza un eficiente y real combate a la delincuencia.

Sin embargo, durante el primer año de gobierno de AMLO, se interpusieron un total de 6 mil 891 denuncias por delitos contra la salud del fuero federal: Posesión de drogas (3026), producción (1320), transporte (991), tráfico (825), comercio (438) y suministro de estupefacientes (291). Este cúmulo de querellas superó por más del 50 por ciento las registradas en el 2018, cuando Enrique Peña Nieto estaba al frente del país.

EN EL ÚLTIMO AÑO DE PEÑA NIETO, SE RELAJÓ EL COMBATE AL NARCOTRÁFICO

Así, en su último año de presidencia, al priísta se le cayeron sensiblemente las denuncias por delitos contra la salud del fuero federal, que apenas alcanzaron las 4 mil 55 unidades: Posesión (2357), producción (1258), transporte (220), tráfico (101), comercio (111) y suministro (8).

De hecho, al parecer, durante el último lapso de Enrique Peña Nieto como presidente de México se dio un relajamiento –al menos numérico –en las denuncias por delitos contra la salud del fuero federal, debido a que en el 2017 se interpusieron 5 mil 146 querellas de este tipo: Reporte de incidencia delictiva del fuero federal por entidad federativa 2012 – 2019

Enrique Peña Nieto

En el 2017, las autoridades federales recibieron 505 acusaciones de producción de drogas, otras 1264 por transportar estas mercancías, 139 más de tráfico, 709 de comercio, en por suministro y 2502 por posesión.

Este contexto deja claro que durante la 4T se incrementaron notablemente las acusaciones por delitos contra la salud en el fuero federal. Si el gobierno amlista las investiga con decisión, eficacia y si detiene a los grandes capos de la droga o no…eso ya es otra historia: Incidencia delictiva del Fuero Federal 2019

MEDIOS DE COMUNICACIÓN, ENTRE LOS DAMNIFICADOS EN LA PANDEMIA

De acuerdo a Roy Campos, director de la empresa encuestadora Consulta Mitofsky, los medios de comunicación nos hemos convertido en uno de los principales damnificados por la pandemia Covid19, ya que apenas el 17.7 por ciento de la ciudadanía aprueba su comportamiento durante la crisis sanitaria.

Un pesado 42.1 por ciento de la gente cuestionada por Consulta Mitofsky calificó como “malo” el desempeño de los espacios informativos. Después de este sector, el otro con peor evaluación es el gobierno municipal (en todos los estados), ya que apenas el 21% de la ciudadanía le otorgó una calificación aprobatoria y el 38.8% lo reprobó.

En este ejercicio demoscópico denominado “Evaluación de Instituciones Frente al Covdi19”, los médicos y hospitales –como era de esperarse- fueron los mejor evaluados con el 60.3 por ciento de aprobación, seguidos del subsecretario Hugo López Gatell (49%), el IMSS (38.2) y los sistemas de Salud y hospitales estatales de Salud (36.9 por ciento).

Un dato interesante del análisis de Consulta Mitofsky es que, mientras López Gatell mantiene una buena calificación social, la secretaría de Salud federal no, ya que su evaluación salió más baja que las de los sistemas y sanatorios locales. Así, las instancias estatales de sanidad obtuvieron una evaluación de 36.9 por ciento, en tanto que la encabezada por Jorge Alcocer Varela logró apenas el 34.7%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *