Covid19, la prueba más contundente de que el “pueblo bueno” también se equivoca

Debate

Roberto Desachy Severino

Una imagen vale más que mil palabras y, el pasado lunes 1ro de junio, las fotografías mostraron a un zócalo de la ciudad de Puebla a reventar, con gente por todos lados, sentada en las bancas “canceladas” del Centro Histórico, como si la pandemia fuera solo un “mal recuerdo”.

El mismo día, no lejos de ahí, el gobernador Barbosa volvió a pedir –como lleva varias semanas haciéndolo – que los poblanos acaten las medidas sanitarias, usen cubrebocas, se queden en sus casas a menos que sea indispensable no hacerlo e, incluso, advirtió emitiría un nuevo decreto para reforzar las acciones contra el Coronavirus: Gobierno de Puebla extenderá medidas preventivas contra el Coronavirus, informó Miguel Barbosa

¿Y cómo no hacerlo, cuando ese mismo día, el lunes 1ro de junio, su administración confirmó las muertes de 31 personas y otros 343 casos más de Covid19 en Puebla en apenas un fin de semana?: Video desde Puebla lunes 1ro de junio: El estado acumuló 31 muertos y 343 enfermos más de Covid19

Pero mientras Miguel Barbosa Huerta y otros gobernadores advierten que la curva de la pesadilla llamada Covid19 todavía va hacia arriba y que el sistema público de Salud podría verse rebasado por la cantidad de pacientes, el llamado “pueblo bueno” hace lo que se le da gana y, como si Puebla no acumulara más de 500 defunciones y 3 mil 179 casos de esta enfermedad.

AMLO Y LAS CONTRADICTORIAS SEÑALES DESDE EL PODER

Y ese “pueblo bueno” es el mismo que se llena de comida chatarra, extraña las cervezas, no hace ejercicio más que para levantar el vaso de refresco o licor y se gasta su quincena en cigarros y alcohol, a veces adulterado: Van 72 muertos por tomar alcohol adulterado; hay una persona detenida: David Méndez

Así que mientras la gente llena el zócalo, la industria automotriz festina su regreso a las actividades este 15 de junio y los tianguistas exigen que se les permita vender sin restricciones, con el sólido argumento de que necesitan recursos para vivir, el titular de Protección Civil en Puebla capital, Gustavo Ariza, confirmó la peor noticia posible en un entorno que pregona a la supuesta llegada de la “Nueva Normalidad”, cuando admitió severos brotes de Coronavirus en la Central de Abasto y el mercado 5 de Mayo: Brotes de Covid19 en la Central de Abastos y el mercado 5 de Mayo, confirmó Gustavo Ariza

Es que mientras algunos gobiernos estatales están en semáforo rojo ante la enorme y creciente cantidad de contagios y de fallecidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio por “finalizada” la pandemia y realizó su primera gira de trabajo en 2 meses para dar el banderazo de salida al Tren Maya: AMLO se va de gira en medio del llamado del gobierno a mantenerse en casa

Así que, efectivamente, el “pueblo bueno” se equivoca y provoca la proliferación del Covid19, pero también es cierto que recibe señales contradictorias desde el máximo poder político en México, porque si el propio AMLO ya anda de gira en los estados y sin cubreboca, ¿por qué las personas comunes y silvestres tenemos que seguir en cuarentena y con medidas restrictivas?.

GOBIERNOS ESTATALES Y AYUNTAMIENTOS, AHORCADOS POR EL COVID19…Y LA FEDERACIÓN

Además de enfrentar una pandemia que cada día se extiende más…pese a los intentos de Hugo López Gatell por hacerle creer a la gente que en 15 días México podrá entrar a la pomposa “Nueva Normalidad” sin Coronavirus ni hospitales y morgues llenas, los gobiernos estatales y municipales no han recibido recursos adicionales de la federación.

El gobierno federal opera en la lógica de que los recursos que maneja son suyos y que los estados y municipios tienen sus propios fondos. Acertada o no, la gestión de AMLO opera una lógica financiera a la de sus antecesores, que usaban el dinero como método de complicidades, control político y componendas.

Además, en asunto de la asignación de recursos federales a entidades y ayuntamientos, los diputados y senadores son meras figuras decorativas, se volvieron más inútiles que antes, porque ya no pueden gestionar para que los gobernadores y alcaldes obtengan fondos adicionales en programas de Infraestructura, Sociales, etc.

Después de los enriquecimientos brutales de ex gobernadores como Mario Marín, Javier Duarte, Rafael Moreno Valle, Andrés Granier y demás, es más que justificable que se hayan limitado los recursos a dichos mandatarios, aunque en el marco de la crisis sanitaria es imperdonable que el gobierno federal haya dejado prácticamente SOLOS a los mexicanos que vivimos en estados y municipios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *