Manuel Bartlett, ¿el Emilio Lozoya de Andrés Manuel López Obrador?

Roberto Desachy Severino

Al parecer, todo presidente de la República tiene como miembro de su gabinete a alguien a quien le permite todo, alguien al que le tolera todas las irregularidades en el ejercicio de gobierno, como tráfico de influencias, corrupción.

Y no importa que lluevan las acusaciones, las denuncias – a veces con pruebas- contra los “consentidos” del gobernante en turno. Así ha pasado con los últimos sexenios y, lamentablemente, lo mismo puede suceder hoy con el titular de la CFE, Manuel Bartlett Díaz.

Manuel Bartlett Díaz

El ex presidente Vicente Fox Quesada hizo todo por tapar las cochinadas de sus hijastros, Manuel y Jorge Alberto Bribiesca Sahagún, quienes se hicieron millonarios con las siglas de las empresas Oceanografía y Blue Marine al gestionarles contratos con Pemex y que también hicieron negocios con casas de interés social del Infonavit: Manuel Bribiesca Sahagún, prófugo de la justicia estadunidense

Felipe Calderón Hinojosa también fue ciego ante la flagrante corrupción en su administración, como él mismo lo reconoce hoy, cuando dice que no sabía que su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, estaba coludido con la delincuencia organizada: La justicia bajo la lupa: Ricardo Homs

LOS CONSENTIDOS DE VICENTE FOX, FELIPE CALDERÓN Y ENRIQUE PEÑA NIETO

Además, el calderonismo fue pródigo en las instituciones con escándalos por las porquerías en el manejo del dinero público, ya que Pemex, Imss, Issste, Fovissste, CFE, Walmart y hasta el FBI se vieron involucrados de alguna manera en investigaciones de este tipo: Un sexenio marcado por la corrupción: Los 10 CASOS más escandalosos, y un pilón

¿Y qué decir de Enrique Peña Nieto y su interminable estela de corrupción?, con casos como el de la Casa Blanca, las acusaciones de que había plagiado hasta su tesis de Licenciatura, las corruptelas de ex gobernadores como Javier Duarte (Veracruz), Roberto Borge (Quintana Roo), la llamada “Estafa Maestra”, etc: Los 5 escándalos de corrupción que distanciaron a Enrique Peña Nieto de los mexicanos

Aunque su gestión fue pródiga en hechos de corrupción, quizás el más representativo del peñismo fue el de su entonces director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, quien hasta la fecha sigue preso en España por supuestas anomalías de 635 millones de dólares con la compra de la empresa Fertinal realizada por la paraestatal en el 2015: EU investiga a Peña por presunto soborno en la compra de la empresa Fertinal

Como sus antecesores, por complicidad, soberbia, exceso de confianza o desidia, Enrique Peña Nieto nunca quiso que se investigaran –en verdad- las documentadas acusaciones contra sus colaboradores. Al final, todos los cuestionamientos hacia su consentido, Emilio Lozoya Austin, cobraron tintes de veracidad cuando el ex titular de la Paraestatal fue detenido en España: Emilio Lozoya Thalmann VS Emilio Lozoya Austin…como el doctor Jekyll y Mr Hyde

MANUEL BARTLETT, CONTRA LAS CUERDAS

Aunque todavía no se cumplen 2 años de que el presidente Andrés Manuel López Obrador asumió el poder, su director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, está contra las cuerdas, arrinconado por las acusaciones contra su hijo, León Bartlett Álvarez, por el supuesto sobreprecio en la venta de ventiladores pulmonares al IMSS y la presunta obtención de contratos del gobierno federal por 162 millones de pesos sin licitaciones: Hijo de Bartlett recibe contratos por 162 millones del gobierno de AMLO

Andrés Manuel López Obrador

AMLO ya instruyó a la secretaría de la Función Pública para que investigue los contratos que el IMSS le habría dado a León Manuel Bartlett Álvarez y el supuesto sobreprecio de los ventiladores pulmonares: Hijo de Bartlett vendió al gobierno federal el ventilador covid-19 más caro

León Manuel Bartlett Alvarez

Pero todo apunta a que –como en la primera indagatoria que la misma dependencia hizo por el o enriquecimiento oculto de Manuel Bartlett Díaz denunciado por el periodista Carlos Loret y la ONG Mexicanos Contra la Corrupción – el titular de la CFE volverá a ser exonerado, porque el mismo presidente le quitó importancia a la presunta investigación al señalar que se trata de un ataque a su gobierno perpetrado por quienes le apuestan al regreso de la corrupción: Función Pública investiga si hubo corrupción en contratos del IMSS a hijo de Bartlett

Sin embargo, con menos de 2 años al frente del gobierno federal, ha quedado más que claro que Bartlett Díaz –y los enormes tentáculos económicos que le envuelven- se han convertido en uno de los eslabones más endebles de la supuesta cruzada lopezobradorista contra la corrupción. A estas alturas, el presidente sabe mejor que nadie que mantener en su gabinete al ex gobernador de Puebla le puede generar un importante costo político a él y a su partido: Las propiedades que Bartlett ocultó

¿Es tan importante Bartlett Díaz para AMLO como para sostenerlo, volver a exonerar, pese a los escándalos económicos que envuelven al director de la CFE con sus allegados?. ¿No le convendría más al presidente enviar a su aliado a Francia como embajador, para demostrar que, efectivamente, él es diferente a sus antecesores?.

LA HIPÓCRITA ACTITUD DEL DIARIO CAMBIO HACIA LA CORRUPCIÓN OFICIAL

Fiel a su práctica consuetudinaria de privilegiar los intereses políticos y económicos en detrimento del periodismo, Arturo Rueda en el diario Cambio manejan un evidente doble lenguaje respecto a la presunta corrupción gubernamental al hacer alharaca del presunto sobreprecio de las despensas que el ayuntamiento de Puebla entrega en las colonias populares y, al mismo tiempo, callar las acusaciones contra el titular de la CFE, Manuel Bartlett Díaz.

Desde el punto de vista periodístico y financiero no se justifica el silencio que Rueda y cía mantienen respecto al segundo escándalo de corrupción que en esta administración federal envuelve al ex gobernador de Puebla, porque el daño que León Manuel Bartlett Álvarez habría hecho a las arcas del de por sí empobrecido IMSS por más de 16 millones de pesos sería –de comprobarse—doblemente criminal al haberse aprovechado de la peor crisis sanitaria de la época moderna.

Además, Manuel Bartlett Díaz todavía tiene un fuerte peso político en el estado, su sobrino putativo y ex secretario particular, Rodrigo Abdala Dartigues es el “súper delegado” del gobierno federal en la entidad y, por lo mismo, es injustificable el silencio que Cambio mantiene respecto a las acusaciones en su contra. Solamente uno de sus columnistas, Javier Arellano ha abordado –y muy bien por cierto – el tema.

Arturo Rueda no quiere ver la corrupción de Manuel Bartlett Jr ni el daño a las finanzas del IMSS, porque se lo impide la relación con su cómplice, el diputado federal de Morena y todavía escudero del director de la CFE, el también ex priísta Ignacio Mier Velasco, que –por cierto- se mantiene como miembro del Consejo Directivo del diario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *