AMLO y Ebrard tienen razón: Mejor Estados Unidos que Bolivia o Irán

Roberto Desachy Severino

El presidente Andrés Manuel López Obrador y su secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, tienen razón: A México le convienen, le interesan mucho más sus acuerdos e intereses bilaterales con Estados Unidos –más allá de Donald Trump- que con Bolivia o Irán.

Andrés Manuel López Obrador

De entrada, la ruptura o no de relaciones bilaterales con Bolivia no es un tema importante para nadie en México. Incluso, uno de los analistas y encuestadores más reconocidos y acreditados en el país, Roy Campos, de Consulta Mitofsky, dijo a Desde Puebla que el distanciamiento entre ambos países no ha influido en la caída de la aprobación presidencial registrada en las semanas recientes: Bolivia expulsa a embajadora de México, María Teresa Mercado

Jeanine Áñez; Presidenta de Bolivia

Cuestionado sobre si el hecho de que la gestión de AMLO no haya reaccionado a la expulsión de su ex embajadora en Bolivia afecta o no su popularidad ante la población, Roy Campos contestó con un no contundente, debido a que la relación bilateral de México con dicho país sudamericano carece de trascendencia para los mexicanos: Civiles se unen a cerco en embajada; conflicto diplomático México-Bolivia

LA CASI INVISIBLE RELACIÓN DE MÉXICO CON BOLIVIA

De acuerdo a datos oficiales, la relación bilateral entre México y Bolivia era casi invisible antes del caso Evo Morales, como lo demuestra el hecho de que no existe un vuelo directo entre La Paz y la capital de nuestro país, debido a que no hay demanda de pasajeros. Los intereses comerciales que ligan a ambas naciones son escasos, aunque la balanza financiera favorece a nuestro país.

Las exportaciones de México hacia ese país alcanzaron en el 2019 un monto de 167 millones de dólares y las importaciones de productos bolivianos fueron de 31 millones de dólares en 2018, lo que confirma que las relaciones México –Bolivia eran predominantemente comerciales, ya que dicho país sudamericano compra automóviles de turismo, plástico, vehículos para transporte de mercancías, tractores y mercurio.

Al mismo tiempo, México trae de Bolivia estaño, cascos y cilindros para sombreros, pieles y cueros de bovino, quinua, minerales metalíferos y madera. Respecto al turismo, según la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, la llegada de bolivianos por vía aérea entre enero y noviembre del año pasado alcanzó un total de 19 mil 478 visitantes, lo que representó apenas el 0.11 por ciento del total de extranjeros que arribaron a México.

En el ámbito educativo, México otorga becas a estudiantes de medicina para cursos de especialización y se estaba en pláticas para eliminar la solicitud de visa a ciudadanos bolivianos, lo que confirma que AMLO y Marcelo Ebrard hicieron lo correcto al no “engancharse” en un conflicto diplomático con el gobierno boliviano posterior a Evo Morales: Estalla la violencia en Bolivia tras cuestionado éxito de Evo en elecciones

LA PELIGROSA RELACIÓN CON IRÁN

Luego de varios días de tensiones entre Estados Unidos e Irán, apenas el domingo pasado el titular de la SER, Marcelo Ebrard, fijó una tibia posición diplomática al pedir a los gobiernos de ambos países que actúen con mesura: El Gobierno de México llama a las partes en Oriente Medio a actuar con mesura

Marcelo Ebrard

Lo cierto es que México es el principal socio comercial de Irán en América Latina y que desde 1964 se formalizaron las relaciones bilaterales entre ambas naciones, aunque en 1979 nuestro país cerró su embajada en Teherán por temor a represalias después de que se le diera asilo político al ex gobernante iraní, Mohammad Reza Pahleví, mejor conocido como el Sha de Irán.

El comercio entre México e Irán alcanza los 90 millones de dólares anuales, que representa apenas el 0.01% de lo que suma el comercio entre México y Estados Unidos, según la Secretaría de Economía. Irán exporta a México urea, un compuesto químico utilizado como fertilizante, además de mármol, maquinaria, parafina, pieles de animales, alfombras, partes de aeronaves, partes para motores eléctricos, pepinos y pepinillos.

Mientras que las exportaciones de México a Irán son de productos como motocicletas, aceite de ajonjolí, aditivos para aceites lubricantes, champúes, vehículos, café instantáneo y preparaciones para prótesis dentales. De acuerdo a datos del Senado de la República, nuestro país presenta –tradicionalmente- una balanza comercial deficitaria con dicha nación del golfo pérsico: República Islámica de Irán

Este contexto explica claramente que un conflicto bélico entre estadounidenses e iraníes sí podría generar repercusiones en nuestro país: Mezquita iraní iza bandera roja; es llamado a vengar la muerte de Soleimani

Hasán Rohaní, Presidente de Irán

LA TORTUOSA, MASOQUISTA E INDISPENSABLE RELACIÓN CON LOS ESTADOS UNIDOS Y DONALD TRUMP

Muchas veces para bien y otras tantas en sentido negativo, la relación bilateral más importante de México es –con mucho- la de Estados Unidos…con todo y Donald Trump, como quedó demostrado en julio del año pasado, cuando por primera vez en la historia nuestro país se convirtió en el principal socio comercial de los americanos superando a Canadá y China.

 

Donald Trump

En septiembre del 2019, en medio de fuertes tensiones entre ambas naciones por temas como migración, narcotráfico, delincuencia organizada, muros fronterizos, etc, las exportaciones e importaciones de bienes entre los dos países alcanzaron la cifra récord de 367 mil millones de dólares: La gran relación comercial entre México y EE.UU.

La ratificación del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unido y Canadá (T-MEC), luego de las permanentes amenazas del presidente norteamericano de romper dicho acuerdo, demostró que –más allá de baladronadas y/o de sus respectivos intereses electorales- los gobiernos de los dos países están conscientes de que la vecindad geográfica, los intereses económicos, políticos y sociales hacen forzosa una relación bilateral cuando menos útil y, de preferencia, productiva.

Por lo mismo, parece que el presidente AMLO y Marcelo Ebrard hicieron lo correcto al privilegiar la relación con los norteamericanos y colocar en segundo plano –al menos por ahora- al nuevo gobierno de Bolivia y al de la República Islámica de Irán: Si hace falta, iremos a tribunales internacionales, pero apostamos al diálogo: AMLO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías