¿Será cierto? El hombre llegó a la Luna

Alfredo Morales Desachy

Bienvenidos sean a mi espacio en el que vamos a analizar algunos de los mitos más frecuentemente oídos sobre el espacio. Hoy vamos a hablar un poco sobre el mito más famoso de la carrera espacial.

Estaba leyendo en Facebook un post de Mxspace Magazine que mencionaba el logro de los estadounidenses en posar un hombre en la Luna el 20 de julio de 1969, y una cantidad importante de personas hicieron la aclaración que en realidad nunca se llegó a la Luna. Yo estando a punto de contestar aclarando la situación me dije: “Pero ¿Qué tan cierto es esto?”

Para contestar esta pregunta, debemos primero conocer la historia que le precedió.

EEUU vs URSS en la carrera espacial

Al finalizar la segunda guerra mundial el mundo se dividió en dos: el Este y el Oeste. En el Este de la cortina de hierro estaba el bloque socialista, representado principalmente por la extinta URSS. Y en el Oeste estaban los capitalistas, representados principalmente por Estados Unidos de América.

Las tensiones entre ambas naciones se podían cortar con un cuchillo, pero nunca se declararon la guerra propiamente, en vez de eso utilizaron otros mecanismos para atacar indirectamente al enemigo como las guerras de Vietnam y de Corea, la división de Alemania, la crisis de los misiles de Cuba, etc.

Sin embargo, no todos los conflictos fueron armados, también hubo muchos progresos científicos para superar al rival en tecnología, y de ahí se detonó la famosa carrera espacial.

La carrera espacial fue un periodo de 1957 a 1975 en el que ambos países compitieron para ver quién podía conquistar el espacio antes que el otro, estamos hablando de exploración del espacio exterior, colocación de satélites artificiales, enviar personas al espacio e incluso la Luna.

La Unión soviética ganaba terreno sobre los Estados Unidos, llegaban a los Hitos antes que ellos.

Estados Unidos tenía que hacer algo para ganar la delantera.

El dios Sol visita a su hermana Selene

En 1961, el entonces presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, declaró que el siguiente objetivo de gran importancia para aquella nación era colocar un hombre en la Luna antes que finalizara la década, por lo que solicitó fondos para que se creará el proyecto espacial más famoso, el programa Apollo.

Aunque John F. Kennedy no pudo ver el hombre en la Luna, se cumplió su sueño el 20 de julio de 1969 cuando Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins se posaron en la Luna a bordo del Apollo XI.

Dado el contexto, es muy fácil imaginar la motivación de colocar un hombre en la Luna, adelantándose a sus rivales de carrera espacial, y desarrollar una misión espacial en ese periodo de tiempo fue muy ambicioso.

También hay que considerar que la tecnología era muy joven en esos tiempos, pues para ponerte en contexto, la computadora de guía Apollo (que en realidad eran 4) equivalía a dos consolas “Nintendo Entertainment System”. Y eso que se estima que la tecnología de la computadora estaba adelantada por diez años.

Ahora que ya conoces la historia, vamos a examinar las pruebas del alunizaje, tanto las que lo prueban, como las que lo desmienten.

El objetivo no es desacreditar un bando en su totalidad, sino brindarte las herramientas para que hagas tu propio criterio y escojas la mejor versión, para eso trataré de ser lo más objetivo posible y encontrarás también argumentos a favor y en contra de cada elemento.

Si lo que buscas es mi opinión, al final del documento brindaré mis propias conclusiones, pero reitero que mi opinión no es más que una opinión, ni más ni menos valiosa que la tuya amigo lector.

Stanley Kubrick, el director de la Odisea

Una de las teorías de conspiración más aceptadas es que se realizó la filmación en un set de televisión este acontecimiento, y quien fue elegido director fue Stanley Kubrick, quién también ya contaba con experiencia en películas del espacio, con su aclamada obra “2001: una odisea en el espacio”.

En el desierto de Nevada, muy cerca de la base aérea “Homey Airport”, mejor conocida como el Área 51, se hicieron las gestiones para hacer la filmación, o eso es lo que dice la teoría. Allí se llevó el gobierno estadounidense al director para que comenzará la filmación.

Pero Stanley Kubrick no estaba contento con el gobierno, por lo que dejó algunos secretos en las siguientes películas que hizo, por ejemplo, en la película “El resplandor” se muestra al personaje Danny Torrance usando un sweater que muestra un cohete con el nombre de Apollo y las iniciales del país. ¿Será una manera sutil de decir que no es la primera vez que ha rodado algo relacionado con Apollo? O ¿Es lo único que ha filmado sobre Apollo?

Lo que si es cierto, es que muchos más años tarde, Vivian Kubrick, hija del cineasta, desmintió sobre la participación de su padre en la filmación, de hecho hasta confirma que su padre nunca trabajaría para traicionar el pueblo estadounidense.

Una noche sin estrellas

¿Quién no ha visto la famosa foto en la que está un astronauta viendo la bandera estadounidense en la superficie de la luna con un fondo completamente negro?

Aquí se las muestro como referencia, de hecho voy a ocupar esta misma toma para platicar de otros 3 argumentos en contra del alunizaje tripulado.

En esta foto veos claramente que no se ve ninguna estrella, “¿Por qué, si en la luna no debería haber ni atmósfera ni fuentes de luz que opaquen las estrellas?”, se preguntarán. Según la explicación más aceptada es que la NASA decidió poner un fondo negro para evitar que los astrónomos estudiaran las fotografías y encontrarán que las posiciones de las estrellas están desalineadas del lugar en el que deberían estar, por lo tanto se estarían evidenciando que no llegaron.

Un argumento por parte de la NASA de que no existan fotos de las estrellas es que en realidad la luz de las estrellas es muy tenue, y los obturadores de las cámaras no tienen suficiente tiempo para capturar la luz, y si los mismos estuvieran abiertos por más tiempo, entonces otras fuentes de luz (como las del propio vehículo) opacarían la escena entera.

Para este último argumento se puede comprobar desde la Tierra, pues tomando imágenes de la luna, a veces nos llevamos decepciones de como salen las fotos contra lo que nosotros vemos. Un ejemplo es cuando queremos guardar en nuestros teléfonos celulares un retrato de la super luna.

Aun así, debería haber alguna forma en la que se debería de estar colando una que otra estrella en las fotografías. Y de hecho si existen, existen fotografías de larga exposición tomadas desde el espacio hacia la Luna. Aquí se puede apreciar una Luna parcialmente iluminada por el Sol, con un fondo con las estrellas más luminosas de la noche, tomada desde el Apollo 16.

Temo que voy a tener que detenerme por el momento, pero les prometo que seguiremos revisando otros puntos importantes, como la iluminación, la atmósfera, incluso el suelo lunar. Por lo que no es posible llegar a una conclusión todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías