México, entre la Desnutrición y la Obesidad en el Día Mundial de la Alimentación.

René R. Coca.

• Un tercio de los alimentos producidos en el mundo se desperdicia: FAO.
• 800 millones de personas en el planeta padecen hambre; o sea una de
cada nueve.

Tapachula, Chis; OCT. 15 (interMEDIOS).- A pesar de que en el planeta
aún se producen alimentos suficientes para sustentar a la población, la
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la
Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) indicó que alrededor de 800
millones de personas padecen hambre, es decir una de cada nueve;
mientras que en nuestro país se carece de una alimentación adecuada ya
que por un lado se tiene a población con desnutrición crónica y por otro
se tenga el primer lugar mundial en obesidad, problemática que refleja
en parte que en México se tengan más de 53 millones de personas en
situación de pobreza.

En su informe anual de la FAO con motivo del Día Mundial de la
Alimentación, el organismo internacional subrayó que algunos factores
que motivan a que los habitantes del planeta tengan una mala
alimentación, que desencadena problemas de salud y hasta la misma
muerte, es que el 80 por ciento de pobres extremos vivan en zonas
rurales, dependientes de la agricultura, donde el cambio climático ha
impactado en la carencia de producción de alimentos.

De igual forma, el hambre mata a más personas cada año que enfermedades
como la malaria, la tuberculosis y el sida juntos; mientras que el 45
por ciento de las muertes infantiles están relacionadas con la
desnutrición, donde el costo para la economía mundial como consecuencia
de esta desnutrición equivalen a 3.5 billones de dólares al año. En
contraparte 1.9 mil millones de personas tienen sobrepeso, equivalentes
a más de un cuarto de la población mundial.

En lo que se refiere a los alimentos, la FAO trabaja en las zonas
rurales de 130 países donde se ha involucrado a gobiernos, sociedad
civil, el sector privado y otras entes para alcanzar los objetivos del
proyecto #HambreCero; sin embargo, el mundo necesitará producir un 60
por ciento más de alimentos desde este año al 2050 para sustentar a una
población creciente. Sin dejar pasar desapercibido que en la actualidad
u tercio de los alimentos producidos en todo el mundo se desperdician o
se pierden.

Mientras que en México las cifras no son muy alentadoras, ya que en un
apartado de este estudio de la FAO, indica que en nuestro país se tienen
53 millones de personas en situación de pobreza, donde el 13.6 por
ciento de población menor de 5 años está en desnutrición crónica, y en
contraste ocupamos el primer lugar en obesidad infantil. Lo que también
se refleja en otros indicativos de edades.

El organismo internacional señala que la falta de biodiversidad en la
agricultura también representa un motivo de preocupación, y se la
considera responsable de la homogeneización de las dietas que restringen
el acceso a los alimentos, con la consiguiente persistencia de la
malnutrición y la pobreza: la producción agrícola actual gira en torno a
sólo 12 cultivos, y alrededor del 60 por ciento de todas las calorías
consumidas provienen de sólo cuatro de ellos, el arroz, el trigo, el
maíz y la soya, pese a la riqueza de productos alimenticios en todo el
mundo.

Si se toma en cuenta que México tiene litoral para el consumo de
productos del mar; hatos ganaderos y hectáreas que pudieran servir para
la producción de autoconsumo nacional; lo cierto es que el país ha
desaprovechado estas oportunidades para ser líder en alimentos lo que le
pone un reto bastante difícil al gobierno y a los productores que
prefieren dedicarse a otra actividad ante fenómenos como la migración,
el cambio climático, la falta de tecnificación y orientación adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías