A pesar del tuit alarmista de Elon Musk sobre un asteroide que golpearía la Tierra, la NASA dice que no hay una amenaza conocida

CNN Español

Elon Musk, director ejecutivo de SpaceX y Tesla, tuiteó que una “gran roca” golpeará la Tierra y que “actualmente no tenemos defensa”.

Pero la NASA parece estar en desacuerdo.

El tuit de Musk fue una respuesta a otro del comediante y podcaster Joe Rogan, quien compartió un artículo informando que la NASA ha comenzado los preparativos para el asteroide Apophis de 335 metros de ancho, que está programado para pasar por la Tierra el 13 de abril de 2029. Apophis fue nombrado como un dios egipcio de la muerte.

Uh. ¿Qué?

Musk no está equivocado cuando tuiteó “No me preocuparía por este en particular”. Apophis no nos va a impactar: pasará a 30.500 kms de distancia. Es raro que un objeto tan grande esté tan cerca, por lo que los científicos de la NASA aprovecharán la oportunidad para observar detalles de la superficie y otras cosas que pueden ayudar a la defensa planetaria.

Es la siguiente parte del tuit de Musk que ha dejado a las personas rascándose la cabeza.

Musk no dio más detalles sobre lo que quería decir con “gran roca”, por lo que es difícil saber a qué se refería realmente.

El sitio web de la NASA, sin embargo, dice claramente: “Ningún asteroide conocido representa un riesgo significativo de impacto con la Tierra en los próximos 100 años”.

Lindley Johnson, de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA, reiteró esa postura en un comunicado.

“Si bien ningún asteroide conocido de más de 140 metros de tamaño tiene una probabilidad significativa de golpear la Tierra durante los próximos 100 años, la NASA y sus socios están estudiando varias metodologías diferentes para desviar un asteroide peligroso”, dijo.

Básicamente, incluso si un asteroide se precipitara hacia la Tierra, los científicos creen que tendrán la tecnología para desviarlo del rumbo y evitar la colisión.

La NASA también tiene un departamento designado que encuentra asteroides no detectados y rastrea sus órbitas, por lo que tienen datos sobre dónde exactamente estará un asteroide hasta cientos de años en el futuro. Incluso si un asteroide no detectado se pasara, dijo Johnson en una entrevista previa con CNN, el impacto es extremadamente raro: ocurre solo una vez cada dos o tres siglos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías