Conoce las Nuevas Siete Maravillas del Mundo: Brasil, Perú y México están en la lista

CNN Español

Durante mucho tiempo (estamos hablando de milenios aquí), tuvimos las Siete Maravillas del Mundo.

Había solo un problema para el exigente set de viaje del siglo XXI.

Excepto por las siempre duraderas Grandes Pirámides de Egipto, el resto no eran más que recuerdos lejanos de una nebulosa historia.

¿Quieres ver los jardines colgantes de Babilonia o el coloso de Rodas? Te lo perdiste por muchos siglos. Una representación en un libro o en Internet es lo mejor que lograrás.

¿La solución? En 2007, se realizó un concurso mundial y se emitieron más de 100 millones de votos para elegir las Nuevas Siete Maravillas del Mundo.

Y aunque muchas de ellos son muy viejos, ¡todavía están aquí! Estos son destinos duraderos a los que podemos ir y tomarnos una selfie para la posteridad.

Visite estas siete magníficas vistas, y también habrás visitado cuatro continentes. Comencemos:

Chichén Itzá (México)

 


Es uno de los numerosos sitios del Patrimonio Mundial de la Unesco en la lista: el complejo de Chichén Itzá es el símbolo más famoso de la una vez poderosa civilización maya. Los arqueólogos creen que Chichén Itzá surgió como un importante centro económico y cultural alrededor del año 600 dC y creció durante varios siglos.

Finalmente fue abandonado y perdido en la naturaleza en la moderna península de Yucatán en México. Las ruinas no se descubrieron sino hasta 1841, y solo se ha convertido en un gran destino turístico en las últimas décadas.

La pirámide de El Castillo es probablemente la estructura más conocida de la que alguna vez fue una gran ciudad.

Mejor momento para ir: ve temprano en la mañana antes de que haga demasiado calor y lleguen los pasajeros de cruceros desde Cancún. La gente también va por los equinoccios de primavera y otoño para un espectáculo de sombras increíble, pero si vas en ese entonces espera grandes multitudes.

Cristo Redentor (Brasil)

 

 

Es, por mucho, el “bebé” de esta lista, la estatua del Cristo Redentor se terminó en 1931, pero ya tiene su lugar en el panteón de las maravillas históricas. Con una altura de 30 metros de alto y brazos extendidos que abarcan 28 metros, la simple pero fascinante estatua blanca de diseño Art Deco tiene una vista increíble de Río de Janeiro.

Es uno de los encuentros de belleza natural y artificial más magníficos del mundo.

Mejor momento para ir: Río tiende a ser más seco (mejor para esas vistas espectaculares) pero también más caluroso de diciembre a febrero. Las tardes tienen multitudes más grandes en general. Las mañanas son mejores para tomar fotos de la estatua; las tardes son mejores para tomar fotografías del panorama de la ciudad. Espera más gente durante los fines de semana y el Carnaval de Río.

Coliseo (Italia)

Esos romanos seguramente disfrutaron aquí de sus juegos: peleas de gladiadores, concursos de hombres contra animales, carreras de carros e incluso simulacros de batallas navales. Y di lo que quieras sobre sus opciones de entretenimiento, pero construyeron un Coliseo hecho para durar.

El emperador Vespasiano ordenó su construcción alrededor del año 71 DC, y fue inaugurado en el 80 DC durante el gobierno de su hijo Tito. Contenía alrededor de 50.000 espectadores e incluso tenía un toldo retráctil para proteger a los romanos.

Dada la rapidez con que los estadios van y vienen en la era moderna, hace que esta hazaña de ingeniería sea aún más sorprendente. Y esta estructura independiente se encuentra en medio de una bulliciosa y moderna Roma.

Mejor momento para ir: encontrarás menos turistas allí durante la temporada baja de Roma (invierno), los días entre semana y durante la hora de apertura (8:30 am) o cerca del horario de cierre (varía durante la época del año). Si vas en verano a mediodía, ¡hará calor!

Gran Muralla (China)

 

 

La Gran Muralla comenzó alrededor del año 220 a. C., y la construcción continuó durante milenios. Su propósito: mantener a los nómadas al norte de China. Finalmente, no pudo contener a los mongoles, que invadieron con éxito en el siglo XIII de todos modos y se establecieron en lo que ahora es Beijing bajo la dirección de Kublai Khan.

Sin embargo, la Gran Muralla ha resultado ser una excelente manera de introducir una invasión de turistas (y su dinero) en China en las últimas décadas.

Se extiende por 8.852 kilómetros a lo largo de la parte de la superestructura de la dinastía Ming mejor conservada, y su atractivo para viajar es obvio. En palabras de la página de la Unesco, la muralla “es un ejemplo excepcional de la magnífica arquitectura militar, la tecnología y el arte de la antigua China”.

Mejor momento para ir: planifica un viaje de primavera u otoño cuando el clima sea más agradable y haya menos visitantes. El verano a menudo es caluroso y lleno de gente, y el invierno puede ser muy frío en el norte de China.

Machu Picchu (Perú)

 

 

Machu Picchu es la más aislada y desafiante de alcanzar de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo (entre otras cosas, tienes que adaptarte a la gran altitud de los Andes peruanos).

Pero qué recompensas encontrarás: el ejemplo más espléndido de la arquitectura inca ubicada en un paisaje deslumbrante de bosque tropical de montaña. Hay alrededor de 200 estructuras en este centro religioso y agrícola ubicado en una empinada cresta entrecruzada por terrazas de piedra.

Sorprendentemente, estuvo en uso activo por poco tiempo, históricamente hablando. El Inca lo construyó en el siglo XV, pero fue abandonado después de la invasión española en el siglo XVI.

Mejor momento: Temporada seca, que se extiende de abril a octubre (aunque el clima en los Andes es difícil de predecir). Las multitudes máximas se encuentran de junio a agosto. Debido a la naturaleza frágil del área, las nuevas reglas de emisión de boletos limitan el número de turistas en un momento dado, por lo que debe reservar para un espacio de mañana o tarde.

Petra (Jordania)

 

 

Situada en la moderna región desértica del suroeste de Jordania, entre el Mar Muerto y el Mar Rojo, Petra estaba habitada desde tiempos prehistóricos.

La gente de hoy puede reconocerla en la película de 1989 “Indiana Jones y la última cruzada”, pero durante el periodo clásico en Grecia y Roma era conocida como una importante parada de caravanas entre el Mediterráneo y el Lejano Oriente. Para el siglo VII d. C., fue abandonado. Pero su ubicación en el desierto logró conservar gran parte de ella a través de los siglos

No es de extrañar que hipnotice a los visitantes hoy en día: su mezcla de estilos oriental y helenístico, mitad construida y mitad tallada en la arenisca roja natural de la zona, realmente merece el término “único”.

Mejor momento para ir: en el verano puede hacer mucho calor en Jordania, y el invierno es mucho más frío de lo que crees. En cuanto a la intemperie, apunta a la primavera o el otoño.

Taj Mahal (India)

 

 

¿Sabías que el mundialmente famoso Taj Mahal es en realidad una tumba increíblemente elaborada y un símbolo perdurable de amor?

El emperador mogol Shah Jahan ordenó la construcción en 1632 como un monumento a su esposa, Mumtaz Mahal. La estructura asombrosamente hermosa, considerada el punto máximo de la arquitectura indo-islámica, se completó en 1648.

La estructura de mármol blanco se encuentra en Agra, a unos 212 kilómetros al sur de la capital de la India, Nueva Delhi.

Mejor momento para ir: a fines de la primavera y principios del verano en esta parte de la India a menudo hay un calor brutal (pero menos multitudes). Luego vienen los monzones. Noviembre a febrero es tu mejor oportunidad para un clima agradable. Los amaneceres aquí son muy admirados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías