Alcaldes se olvidaron de la austeridad

Desde los municipios

Por Israel Tepox

Menos de quince días para que Puebla tenga como gobernador a Miguel Barbosa, a modo de López Obrador, el “rey” de la “Austeridad Republicana”, ejemplo que muchos de sus pupilos no siguieron.

Y es que ya se cumplieron 9 meses de aquel 15 de octubre que la mega ola obradorista ganó en Puebla y varios estados de la República, los mentores no siguieron con el ejemplo de su predicador “no mentir, no robar y no traicionar” y nosotros tenemos otra información.

Por lo menos, los alcaldes de la zona conurbada no siguieron estos mandatos, sino se subieron el sueldo o lo mantuvieron igual de alto, según la zona o el grado de marginación del lugar.

Empezando por la presidenta del colegiado de Morena Karina Pérez Popoca, de San Andrés Cholula, quien recibe un sueldo bruto de 72 mil pesos en comparación de su antecesor (Leo Paisano), que ganaba 100 mil, uno de los más altos de la zona metropolitana.

Karina Pérez sí predicó con el ejemplo de su mentor al bajarse salarios, privilegios y lujos a funcionarios de primer nivel, pero sus colegas de “juntos haremos historia” no hicieron lo mismo.

Guadalupe Daniel Hernández -de Cuautlancingo- cuestionada por ser una de las alcaldesas menos eficientes y por perder en la pasada elección de Morena a la gubernatura se mantuvo el sueldazo de su antecesor (Félix Casiano) 60 mil pesitos, no respetó la austeridad republicana.

Luis Alberto Arriaga Lira, el compadre y compañero de otro polémico personaje, José Juan Espinosa, a quien le debe la candidatura, no solamente no se bajó el sueldo, si no que se lo aumentó en 5% junto con sus regidores, mientras que la Cholula milenaria sufre uno los más altos índices de robos de autopartes y vehículos en la región.

Contrario a las políticas de austeridad del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en San Pedro Cholula el alcalde Luis Alberto Arriaga Lila admitió que él y sus regidores se aumentaron los sueldos en un cinco por ciento.

El alcalde minimizó el aumento de los salarios de los integrantes del Cabildo y también reveló que quienes ganaban menos en la nómina recibieron incrementos de entre el 20 y 25 por ciento de su sueldo en su administración.

Se pasó por el arco del triunfo a su líder, AMLO, y de los 42 mil pesos mensuales que ganaba su antecesor cobra la mayor cantidad de 51 mil pesitos mientras que los regidores ganan 31 mil para aprobar las cuentas públicas mes con mes al ex priísta, eso sí no se gasta de presumir en redes viajes a Cancún y junto con Lety Torres, su esposa, presumen cosas de marca como bolsas y cinturones de prestigiados diseñadores.

Por último, aunque no menos importante está Antonio Teutli, de Coronango, quien gana 40 mil y -aunque dice que la mitad lo dona a obras educativas- no deja de ser un salario ostentoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías