¡De terror!: México es el cuarto país del mundo con mayor crimen organizado, de acuerdo a estudio avalado por la Interpol

Debate

Por Roberto Desachy Severino

En el continente solamente Colombia está peor que México, mientras que a nivel mundial la República Democrática del Congo y Myanmar superan el índice de crimen organizado persistente en nuestro país, que –para decirlo claramente- es el cuarto peor del mundo en este rubro, según un estudio elaborado por la ONG Transnational Organized Crime financiado por la Interpol y el gobierno de Estados Unidos.

Con datos del 2020, el Ocindex.net detalla que México padece el cuarto nivel mayor de crimen organizado en el orbe, con un índice de criminalidad de 7.57, mientras que el promedio internacional es de 4.88. A nivel continental, como ya se precisó, solamente Colombia está peor (7.67), en tanto que Myanmar(Asia) presenta un estándar de delincuencia organizada de 7.59 y la República Democrática del Congo es el peor del mundo con el 7.75.

Vamos: Países que históricamente tienen mafias famosas a nivel mundial, como Italia, Rusia, Japón, China y/o Estados Unidos padecen un mucho menor nivel de criminalidad organizada y que incide en la economía de dichas naciones que México. Porque en Italia su índice es de 5.82, en Rusia es mayor (6.24), China (6.02), Japón (4.88) y EUA (5.50).

GOBIERNO FEDERAL: SIN ESTRATEGIA REAL, MILITARIZADO Y CON CORRUPCIÓN

El análisis de Global Organized Crime Index es demoledor y derrumba el mito de que abatió la corrupción; al contrario, exhibe que “el gobierno carece de una estrategia de seguridad coherente, y los intentos de abordar la corrupción y el crimen organizado se consideran altamente politizados o como esfuerzos para avergonzar a gobiernos anteriores.

El presidente está centralizando el control entre las instituciones nacionales y ha propuesto nuevas políticas técnicamente ilegales, como tener marines a cargo de las actividades aduaneras portuarias.

Las deficiencias estructurales del sistema legal de México obstaculizan su capacidad para combatir el crimen organizado. Si bien el país ha ratificado una serie de tratados internacionales y cuenta con numerosas leyes relativas al crimen organizado, estas no se aplican correctamente y están paralizadas por la corrupción.

Sin embargo, existe un historial de fuerte cooperación contra el crimen organizado con los Estados Unidos, con acuerdos mutuos de extradición e intercambio de información por parte de agencias de inteligencia. Si bien el presidente ha sido flexible en temas como la migración con Estados Unidos, existe incertidumbre en torno al enfoque de la seguridad y el crimen organizado”.

TRATA DE PERSONAS, TRÁFICO SEXUAL, CORRUPCIÓN, TRÁFICO DE ARMAS, DELITOS AMBIENTALES, ETC

Y mientras –según el estudio avalado por la Interpol y financiado por el gobierno americano, el gobierno federal carece de estrategia para enfrentar el crimen organizado, México sí tiene a delincuentes de “clase” internacional: Las organizaciones narcotraficantes de México se encuentran entre los grupos mafiosos más sofisticados del mundo.

Aunque la fragmentación de los cárteles redujo el número de grupos con grandes operaciones internacionales, los que quedan tienen redes que abarcan la mayor parte de las Américas, e incluso se extienden hasta Europa y Asia. Si bien las organizaciones de narcotráfico interactúan con actores extranjeros, estos generalmente carecen de un punto de apoyo significativo en México y su presencia generalmente se relaciona con negocios colaborativos con grupos mexicanos.

Las organizaciones de tráfico de drogas se centran en el tráfico internacional de drogas, generando miles de millones de dólares en ingresos anualmente, pero numerosas fuentes de ingresos, incluidos el robo de petróleo, la tala ilegal, la trata de personas, el secuestro y la extorsión, están profundamente arraigadas.

Los cárteles de la droga mexicanos poseen armas de fuego, incluidas armas de grado militar, y el conflicto es generalizado entre los grupos rivales y las fuerzas de seguridad del estado, y algunos grupos marcan su territorio mostrando cadáveres decapitados y mutilados. Los carteles de la droga controlan el territorio en gran parte de México, cooptando al Estado mediante el soborno y la intimidación con el objetivo de facilitar la actividad ilícita e influir en el proceso democrático.

UNA LUZ EN LA OBSCURIDAD: EL ESTADO NO CONTROLAN LOS MERCADOS DELICTIVOS

El texto advierte que los grupos de la delincuencia no solamente están insertados en la economía nacional, cuentan con armamento poderoso e inciden en los procesos electorales, sino que también controlan grandes zonas del país, pero se vislumbra una luz en la obscuridad, porque admite que los actores del estado no controlan los mercados delictivos:

“Los políticos son frecuentemente asesinados o amenazados por mafias que intentan garantizar que los políticos cooperativos ocupen sus cargos. La fragmentación de los cárteles generó grupos más pequeños y débilmente conectados que carecen de una estructura de poder permanente y son más difíciles de rastrear, lo que genera preocupaciones de seguridad a medida que las guerras territoriales se vuelven más comunes y localizadas.

Por lo general, estos grupos carecen de los recursos para administrar redes transnacionales de narcotráfico y, en cambio, participan en actividades como extorsión, secuestro, robo de vehículos, contrabando de petróleo, tráfico y tráfico de personas, venta minorista de drogas y minería ilegal de minerales.

Desempeñan papeles cruciales en la cadena de suministro del tráfico de drogas, proporcionando transporte local o seguridad dentro de redes más amplias. Si bien los actores integrados por el estado no controlan los mercados delictivos, la corrupción dentro del gobierno y las agencias de aplicación de la ley facilita las redes delictivas e influye en las actividades ilícitas, proporcionando ingresos a los funcionarios públicos de alto rango”.

Es claro que la delincuencia organizada, inseguridad y la prevalencia de grupos delictivos en la económica, política y vida social, artística, deportiva y hasta cultural de México NO comenzaron con la 4T ni en junio o diciembre del 2018; no obstante, también lo es que –a mitad del sexenio amlista- se percibe demasiado deterioro y muy poco avance en este rubro: Global Organized Crime Index

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *