¿Existen seguros que cubran a los profesionistas en México?

Staff/Rossi

En México, datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) señalan que hay más de 15 millones de personas que trabajan de forma independiente o freelance, formato que a pesar de ser popular entre la población jóven, no es exclusivo de este sector, pues el 35% de estos trabajadores son mayores de 39 años.

El 60% de los trabajadores freelance eligió esta modalidad de forma voluntaria y asegura que no lo cambiaría por razones de sueldo e independencia.

Entre los oficios independientes más ejercidos en el país se encuentran profesiones como los carpinteros, herreros, mecánicos, albañiles y comerciantes que distribuyen todo tipo de mercancía.

A pesar de las ventajas que pueden ofrecer estos trabajos o lo bien remunerados que algunos llegan a ser, existen muchos riesgos al ejercer estas profesiones, pues en caso de accidentes o negligencias estos contratistas quedan desamparados ante lesiones, daños o demandas por parte de los clientes o ante situaciones imprevistas.

“Los accidentes le pueden ocurrir a cualquier persona independientemente de su profesión y pueden ocasionar problemas financieros, legales e inclusive amenazar sus vidas, por lo que el sector asegurador cada vez voltea a ver más a los profesionistas que necesitan un respaldo ante situaciones imprevistas”, afirma Santiago Pérez, CEO y cofundador del sitio comparador de seguros, Ahorraseguros.mx.

¿Qué seguros necesita un contratista o comerciante?

Por más bueno y experto que sea un contratista dedicado a trabajos en hogares, negocios o dependencias gubernamentales, siempre se encuentra latente la posibilidad de que ocurra un accidente o se cometa algún error que pueda generar todo tipo de problemas.

Estos pueden ser desde fallas en instalaciones, caída de objetos pesados, estructuras deficientes, daños en los materiales o accidentes en los que una tercera persona resulta lesionada.

Esto puede provocar grandes deudas o hasta demandas legales por parte de los afectados, y si el contratista no cuenta con un seguro deberá asumir la totalidad de los gastos.

Ante estas situaciones, los seguros de responsabilidad civil profesional representan la mejor alternativa para los trabajadores independientes, pues se tratan de pólizas que cubren a todo tipo de profesionistas o contratistas contra daños y accidentes que lleguen a provocar en los bienes de sus clientes o terceras personas.

Asimismo, estos seguros incluyen el pago de la defensa legal en caso de demandas, incluso las pólizas más completas también cubren el pago de indemnizaciones y fianzas.

Seguro de responsabilidad civil patronal

Si una persona requiere los servicios de estos trabajadores, lo ideal es que contrate un seguro de responsabilidad civil patronal, el cual ampara los accidentes de los trabajadores que tenga contratados o subcontratados.

Seguro contra accidentes personales

Otro de los seguros más importantes con los que todo contratista y comerciante debe contar (sobre todo si su profesión es considerada de alto riesgo) es el seguro de accidentes personales y/o laborales.

Estos seguros se encargan de cubrir al trabajador en caso de que en el desempeño de su trabajo llegue a sufrir un accidente por el cual necesite atención médica, o en el peor de los casos fallezca.

Se trata de una póliza que cubre gastos médicos mayores, traslados en ambulancia, invalidez, pérdida orgánica y fallecimiento.

Muchas veces las aseguradoras permiten añadir un seguro de vida, para que en caso de que el necesite faltar por un accidente laboral, se cubran los gastos funerarios y se le entregue una indemnización a su familia o beneficiarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *