La clase media una amenaza para la 4T

Fauna Política

Por Rodolfo Herrera Charolet

Si ha estudiado licenciatura o maestría, es comerciante, pequeño empresario, burócrata, profesionista independiente, aspira a una vida mejor, tiene computadora en casa, usa internet, tiene determinado tipo de bienes, realiza compras con tarjetas de crédito y abona por lo menos un mil 660 pesos mensuales, gasta en promedio 5 mil pesos mensuales en comer fuera de casa y/o se identifica con determinada forma de cultura y entrenamiento, sin duda forma parte de la clase media; en dichos del presidente, Andrés Manuel López Obrador, puede ser una amenaza para la 4T

El estudio realizado por el INEGI indica que el 42 por ciento de los hogares mexicanos forman parte de las clases medias y en ellos viven el 39 por ciento de los habitantes de nuestro territorio nacional. Si se trata del ámbito urbano se estima que corresponde a la clase media el 47 por ciento de la población en el 50 por ciento de los hogares; en el ámbito rural es el 26 por ciento de la población en 28 por ciento de los hogares. En el padrón electoral 36 millones de ciudadanos forman parte de la clase media. Entre el año 2000 y 2010 se sumaron alrededor de 4 millones de personas a las clases medias.

Así que los dichos del presidente pueden verse rebasados en sus pretensiones de darle un escarmiento a esa clase media que, en su opinión, le dio la espalda por votar a favor de la alianza Va por México, conformada por el PRI-PAN-PRD y el partido que no se alió al partido del presidente, Movimiento Ciudadano.

La crisis económica de los años 2019 a 2021, el mal manejo de la pandemia, entre otras deficiencias, provocaron en gran medida la creación de un contrapeso legislativo al otorgar un voto mayoritario a los partidos contrarios a la 4T, con una tendencia de participación mayoritaria creciente.

La pretensión del presidente de apoyar, si no en exclusiva, pero notoriamente con mayor carga presupuestal a las clases medias y a los grupos improductivos; puede nutrir el descontento hacia la 4T y con ello arrastrar el partido del presidente y sus aliados, uno de ellos condenados a su extinción si compitiera solo.

Los cómputos distritales de las elecciones federales de 2021, demostraron que salvo Morena que es el partido fundado por el presidente, el PVEM logró del 5.5% al 6.0% y el PT del 3.1% al 3.5%, de la votación total y valida respectivamente.

La realidad es que las clases medias en México de seguir siendo fustigadas por el presidente, abonando en la polarización y discordia nacional, podrían ser determinantes en las perspectivas políticas del país en los próximos años. Porque sin duda la clase media es una amenaza para la 4T.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *