El uso de redes sociales y blogs para la actualización profesional del profesorado

Universitat Oberta de Catalunya

El cierre de los colegios por el coronavirus pone sobre la mesa los retos de digitalización de la educación.

La crisis del coronavirus ha obligado a muchos países a cerrar las escuelas. A pesar de que el sistema educativo no está pensado para la docencia no presencial, muchos profesores se han adaptado en tiempo récord a la situación de confinamiento para seguir impartiendo clase a distancia. De hecho, un estudio anterior a la pandemia confirma que el profesorado de primaria está involucrado

con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y se siente apoyado por su centro educativo en relación con estas prácticas digitales. Es una de las conclusiones de una investigación publicada en la revista científica Comunicar, dirigida por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), en la que los investigadores entrevistaron a docentes de primaria que son referentes en estas prácticas «Las TIC amplían y expanden las posibilidades de aprendizaje de los docentes y de los estudiantes», explica Teresa Romeu, investigadora del grupo de Educación y TIC (Edul@b), profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC.

A partir de una muestra inicial de veinticuatro candidatos, se seleccionaron a nueve docentes pioneros en la creación y aplicación de innovaciones pedagógicas y que habitualmente influyen en otros docentes.

«Es un profesorado que demuestra una apropiación continuada de la tecnología con respecto tanto a su docencia en clase como a su propio desarrollo profesional», señala Romeu. El estudio explora las ecologías de aprendizaje de estos docentes, es decir, los elementos, con o sin base tecnológica, que utilizan para su formación. Aquí se incluyen cursos presenciales, participación en redes sociales, lectura de libros, visionado de charlas TED o participación en una comunidad de prácticas «Tomar consciencia de los elementos que configuran nuestras ecologías de aprendizaje puede ser una estrategia muy útil para la actualización y el desarrollo profesional docente», sostiene la investigadora.

Formación dentro y fuera del centro educativo

Los docentes seleccionados son activos en las redes sociales, están interesados en la innovación y usan las TIC en el aula, bien como apoyo, bien para preparar materiales docentes con recursos de internet. La investigación revela que, en cuanto a suformación,
muchos docentes optan por una educación formal, presencial o en línea, mayoritariamente ofrecida por universidades; no obstante, también hay docentes que muestran preferencia por canales informales y más prácticos.

En relación con las actividades presenciales, son comunes la asistencia a actos y conferencias de un solo día y los contactos informales con compañeros y estudiantes en prácticas en los colegios, lo que, según los autores, supone un canal importante de actualización profesional. Además, estos docentes prefieren realizar actividades presenciales en su centro, tanto formales como informales «La formación se mide en un sentido amplio, lo que comporta prácticas colaborativas, tutorías grupales, prácticas colegiadas, formación informal… Por ello, la formación del profesorado, rompiendo moldes  más allá de la formación institucionalizada, tiene lugar dentro y fuera del centro», destaca Romeu.

En cuanto a su actividad en línea, sus contactos con otros usuarios se centran en buscar información y comparar ideas, estableciendo relaciones personales y profesionales. Su uso de redes sociales es importante, tanto de forma activa (participación) como pasiva (consulta), al igual que sus visitas a blogs de referencia.

Twitter es la red social más utilizada y, entre otros motivos, los docentes la usan para mantenerse al día con información de compañeros y referentes, buscar información, seguir a colegas, compartir recursos y reflexiones personales, pedir información y, en general, para actualizarse con cursos presenciales o en línea.

Una intensa actividad en línea

Los docentes desarrollan una intensa actividad en línea y usan muy poco los medios físicos e impresos. Los blogs de educadores influyentes son los recursos más consultados y acceden a ellos a través de Twitter o por suscripciones vía RSS. Algunos también son blogueros, con un blog personal, de un grupo o del centro, publican y comparten recursos que refuerzan la práctica educativa con una periodicidad semanal o quincenal.

Respecto a los recursos utilizados, además de los blogs educativos, también emplean páginas web institucionales, recursos educativos y datos abiertos. Para llevar a cabo toda esta actividad utilizan teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores «El conocimiento se encuentra en la red y el profesorado debe ser el que acompañe al estudiante a lo largo de su proceso de aprendizaje», apunta la investigadora. «La tecnología por sí sola no guía y por eso el papel que adopta el docente es clave, no solo dentro sino también fuera del aula», añade.

Los investigadores de Edul@b llevan varios años analizando las ecologías de aprendizaje en diferentes contextos: maestros de primaria, docentes de secundaria, docentes universitarios y, el más reciente, el perfil de los comunicadores influyentes digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías