Proteger a las pequeñas y medianas empresas, lo prioritario: David Contreras

Hipólito Contreras

Ante la crisis que se vive es necesario sostener y crear más empleo, México no puede ni debe ser la excepción al insistir caminar a contracorriente de lo que están haciendo las principales economías del mundo, cuyo principal interés en esta etapa de la crisis es contener el casi inevitable deterioro de la columna vertebral de la economía interna, representada por las pequeñas y medianas empresas, afirmó David Contreras, del Frente de Organizaciones sociales.

Hizo un llamado al gobierno y organizaciones de la sociedad civil para dotar acciones de coordinación y cooperación con el propósito de salvar a las pequeñas empresas, para que todos los esfuerzos de estímulo aseguren que el dinero fluya rápido hacia la economía real y a los más vulnerables.

Es hoy y no más adelante cuando se deben de tomar las medidas suficientes y necesarias para apoyar a quienes forman la columna vertebral de la economía nacional, volvemos a hacer el llamado al gobierno de México el imperativo de salvar a las pequeñas empresas.

Las seis acciones propuestas son: prestar apoyo directo a las pequeñas empresas para garantizar sus continuidad, brindar apoyo directo e inmediato a los trabajadores, garantizar que el apoyo llegue a las pequeñas empresas, adaptar los programas sociales existentes, dirigidos por el gobierno, garantizará el libre comercio y la circulación acelerada de bienes esenciales y establecer canales formales e informales de diálogo entre el gobierno, los empleadores, los trabajadores y comunidades.

Las medidas urgentes de estímulo y salvaguarda a corto plazo para las pequeña empresas deben centrarse en el mantenimiento del empleo y la economía, incluyendo conceder préstamos sin intereses, financiamiento comercial, préstamos de capital circulante con plazos flexibles, y diferidos, desgravaciones fiscales, por pago de préstamos, por alquiler, arrendamiento, subvenciones a las pequeñas empresas.

La prioridad es mantener a los trabajadores en la nómina, se debe de poner especial atención en la protección de los trabajadores porque aunado en la afectación de su salud, la propagación del virus puede debilitar las cadenas de suministro y ejercer más presión sobre la economía, lo que podría provocar disturbios sociales y político, advirtió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *