5 claves para el desarrollo económico de las personas en México

Staff/Rossi

Trabajar a favor del desarrollo económico de las personas en México es indispensable para mejorar la calidad de vida y favorecer la economía del país. Por ello la Organización de la Naciones Unidas (ONU), considera que para fomentarlo se debe involucrar la parte económica, social y la protección al medio ambiente. De esta forma se puede erradicar la pobreza, el analfabetismo y suministrar vivienda adecuada y empleo seguro.

Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), América Latina y el Caribe crecerá 5.9% este año y tendrá una desaceleración en 2022, esto con relación al desempeño de la economía regional. Pero, ¿de qué forma puede lograrse un crecimiento económico?

“Creemos que las comunidades pueden guiarse a través de 5 puntos claves que son relevantes si se trata de impulsar el desarrollo económico de la población, entendiendo que es importante tropicalizar según las necesidades de cada región”, expresó Olivia Hirata, Jefa de territorio en El Salto de Balloon LATAM México, una empresa social que lleva a cabo procesos de incidencia socioterritorial en contextos rurales.

Inclusión económica: es indispensable que la población cuente con acceso y uso del sistema financiero y con ello pueda acceder a mejores oportunidades económicas. También es primordial brindar empleos de calidad, estables y con ingresos constantes.

Cohesión social: lograr que la gente se sienta integrada a su comunidad y todo lo que ésta implica (costumbres y tradiciones) fomentará una participación y compromiso comunitario. Además se les debe de ayudar con el acceso a vínculos de redes que favorezcan sus relaciones personales y laborales.

Confianza: confiar en algo, alguien y uno mismo son eslabones que favorecen a la integración y al empoderamiento. Sentir que la voz y el voto con la que cada uno cuenta es importante y determinante para la construcción del bien social.

Identidad: definir quiénes somos, cuáles son nuestros ideales y con qué nos sentimos identificados, permitirá que podamos crear un sentido de pertenencia. Fomentar la identidad cultural y de género permite un sentimiento de orgullo con lo que se es.

Responsabilidad comunitaria: estar consciente de lo que nos rodea (medioambiente) nos permite tomar acción a través de conductas ecológicas que nos ayuden en la preservación de nuestros recursos naturales. También se debe desarrollar conciencia social y conductas socialmente responsables que favorezcan a nuestra comunidad.

“En Balloon hemos entendido que las comunidades son entes vivos y que en cada una hay cosas específicas que estimulan (acompañamiento y capacitación de su comunidad) y molestan (apropiación de los recursos naturales y la falta de responsabilidad corporativa), por ello para nosotros las personas son los protagonistas de su desarrollo, de esta forma trabajamos de la mano con ellos, porque tienen bien identificadas cuáles son las necesidades y oportunidades de su territorio. A partir de esto nosotros co-creamos iniciativas con los gobiernos y la iniciativa privada para favorecerlos en su desarrollo económico”, declaró Olivia Hirata, Jefa de territorio en El Salto.

Se debe entender que un modelo de desarrollo no se aplica de la misma manera para todos, puntualiza Olivia, por ejemplo, en Huejotzingo, Puebla, donde Balloon Latam ya desarrolla algunas iniciativas, no fue necesario abordar temas de cohesión social e identidad, “porque la comunidad se siente plenamente identificada con lo que es y lo que tiene en su territorio, ahí fue importante desarrollar inclusión financiera; en contraste con el Salto, Jalisco, donde la inclusión financiera existe, pero no la identificación y la cohesión social, debido a que gran parte de los habitantes han llegado de otras localidades”.

“Potenciar lo que la gente y el territorio de cada sitio tiene es indispensable, de esta manera se logrará un verdadero crecimiento y desarrollo económico basado en las necesidades de la población”, agregó Olivia Hirata, jefa de territorio en El Salto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *