La Suprema Corte de Justicia de la Nación despenaliza el aborto ¿justicia o injusticia?

Mundo Rural

Hipólito Contreras

El pasado 7 de septiembre el ministro Arturo Saldívar de la Rea, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se pronunció por la despenalización del aborto en el país, dijo que condenar a la cárcel a una mujer que aborta poniendo en riesgo su salud y vida no sólo es profundamente injusto sino abiertamente inconstitucional.

Los ministros de justicia del país son doctores en derecho, conocen mucho de leyes, esto es innegable, saben perfectamente lo que es justo y lo que es injusto.

En el tema del aborto, haciendo a un lado el precepto bíblico de “no matarás”, y la posición de la iglesia de respetar la vida desde de la concepción hasta la muerte natural, lo que todo conocedor del derecho del derecho, creo, lo primero que debe respetar es la vida de todo ser vivo, las leyes, creo, deben tener como fin proteger la vida, defender el derecho a la vida, si no defienden la vida contradicen su objetivo y finalidad.

Un pequeño ejemplo, si un arbolito fue sembrado en el camellón de una calle, fue para que creciera y embelleciera el lugar, para que generara oxígeno y agua, para que generara beneficios a la comunidad, al medio ambiente, para que fuera refugio de las aves, si el árbol creció y luce maravilloso, si sus ramas crecieron tanto que alcanzaron los cables de la luz ¿deben ser cortadas? ¿qué está primero la energía eléctrica o el árbol? Por supuesto que el árbol, su vida debe ser respetada, tiene derecho a la vida.

Los ministros, conocedores del derecho, deben saber que el derecho a la vida está por encima de cualquier otro derecho, todo ser humano y todo ser vivo tiene derecho a la vida ¿cómo argumentar y demostrar que no tiene derecho a la vida?

Cierto, en algunos países existe la pena de muerte a personas que han cometido y son confesos de graves delitos, aquí sí se reconoce que debe haber un castigo, en algunos países es pena de muerte, en México fue abolida desde hace más de 60 años, sin embargo, este es otro tema.

Estamos en el tema del aborto, palabra que por sí sola es muy fuerte porque se trata de una intervención en el cuerpo de una mujer y consiste en extraerle un cuerpo humano con algunas semanas de gestación, los ministros dicen que es un derecho de toda mujer decidir sobre su cuerpo y que por tanto pueden abortar voluntariamente sin que esto represente un delito.

Le preguntaría a los ministros de justicia si dentro del cuerpo de una mujer existe otro cuerpo en gestación y que se está desarrollando, ¿no tiene derecho a la vida? ¿se le debe interrumpir para defender el derecho de su madre?

Si los ministros defienden el derecho y derechos de todo ciudadano ¿ese ser que está en el vientre y que pronto nacerá no tiene el mismo derecho? Yo diría que sí, que tiene el mismo derecho.

El argumento de los defensores de la despenalización del aborto es que muchas mujeres ponen en peligro su vida al acudir a practicarse un aborto con personas inexpertas que utilizan métodos peligrosos, por lo que es mejor legalizar el aborto para que las mujeres sean atendidas por médicos. Los ministros le dan una salida fácil al problema, aborto legal y ya, lo mejor, creo, es prevenir, como en una enfermedad lo mejor es evitarla, que no llegue, es más fácil prevenir que curar.

Cierto, las mujeres, sobre todo de escasos recursos, no deben poner en peligro su vida al ponerse en manos de personas inexpertas, entonces ¿qué deben de hacer?

Creo que el primer deber del Estado mexicano es defender la vida de la madre y de su hijo, por lo tanto, nunca debe aprobar interrumpir una vida, un Estado no interrumpe la vida de nadie, la protege, la defiende.

Lo que el Estado mexicano debe hacer es lograr con buenas y avanzadas políticas mejorar el nivel vida de las grandes mayorías, que a ellos llegue una buena educación, una buena salud, una buena alimentación, una digna vivienda, una buena prevención de enfermedades y de embarazos no deseados, que a todos los jóvenes llegue el empleo bien remunerado.

Si el Estado mexicano hace esto estoy seguro de que muchos problemas estarán resueltos, entre ellos no habrá necesidad de abortos, ni de discutir sobre el tema, no habrá embarazos no deseados, habrá una mayor seguridad y tranquilidad en el país.

Y si en este nuevo Estado llegara a presentarse un embarazo no deseado, porque nada es perfecto, el Estado se haría cargo de esto, ese hijo nacería y estaría bajo la protección del Estado, lo mismo que la madre.

En un gran Estado y en un gran gobierno la vida está primero.

Pero preguntarán algunos, mientras no se desarrolla ese nuevo Estado ¿Qué se debe hacer? Que el Estado mexicano, el gobierno de la cuarta transformación, en lugar de aprobar el aborto, atienda a todas las mujeres que enfrentan esa situación, si esas mujeres sienten y tienen el apoyo del Estado, es casi seguro que decidan no abortar en ningún lado.

Si miles de millones de pesos se gastan en grandes proyectos, si hay dinero para grandes sueldos de funcionarios y políticos, debe haber para las mujeres que hoy no saben qué hacer ante un embarazo no deseado, el Estado debe protegerlas, la función del Estado gobierno es atender a los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *