Ingeniería de software, mayor demanda, nuevos perfiles y competencias profesionales

Universitat Oberta de Catalunya

Un sector en auge, para el que diversos estudios prevén un aumento de demanda, salarios elevados y la posibilidad de trabajar desde cualquier parte del mundo.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo para 2025 Latinoamérica requerirá 1,2 millones de desarrolladores de software para suplir la demanda de empleo en este campo. «A día de hoy, el software está en el centro de cualquier organización, administración pública, empresa multinacional o pyme. La transformación digital es un tema de actualidad por la COVID-19», defiende Robert Clarisó, director del nuevo grado de Técnicas de Aplicaciones de Software (Bachelor’s Degree in Techniques for Software Development) que ofrece la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), a partir del mes de septiembre, el único programa online
e íntegramente en inglés que se imparte desde España.

A lo que también apunta, esta tecnología está presente de forma permanente en nuestra vida cotidiana. «Las personas que
desarrollan software hacen posibles los dispositivos electrónicos que usamos a diario, las plataformas donde consumimos contenidos multimedia, los portales web donde compramos o las redes sociales donde nos conectamos».

El software también ha cambiado la forma en la que trabajamos y nos comunicamos, especialmente tras la COVID-19. «La pandemia ha conseguido convencernos de que podemos trabajar de forma remota, y muchas empresas lo han aprovechado para transformarse», relata el director del grado. «De permitir el teletrabajo se ha pasado a potenciarlo o directamente al trabajo 100% remoto. Estudiar
online también prepara a los estudiantes para trabajar de forma remota», comenta.

Y es que, dice, cada vez son más las empresas que buscan expertos en ingeniería de software, como los que prepara el grado de la UOC, para trabajar sin moverse de casa. «Cada vez es más habitual trabajar desde un país para una compañía que está en otro», reflexiona. Una oportunidad de formación en un sector en auge, para el que diversos estudios prevén un aumento de demanda, salarios elevados y la posibilidad de trabajar desde cualquier parte del mundo. «En el caso de la UOC, el grado que ofrecerá, tiene una clara vocación internacional y formará al estudiantado para desarrollar cualquier tipo de software, desde aplicaciones de sistema hasta aplicaciones web, móvil y multiplataforma», explica el director del grado.

Ahora bien, la internacionalización juega un papel clave en el futuro de las empresas tecnológicas. «Cada vez hay más empresas
que tienen clientes en el extranjero, que desarrollan proyectos internacionales o que tienen equipos de desarrollo distribuidos en diferentes países», indica.

Además, Clarisó recuerda que el inglés es la lengua del sector de la tecnología.

«Prácticamente toda la documentación, los manuales o los ejemplos de código están en inglés. Es por ello por lo que es la lengua de trabajo: es la lengua franca, no se usa otra», remarca. Por este motivo, los estudiantes del nuevo grado de la UOC recibirán su formación 100 % en este idioma, lo que les ayudará a posicionarse mejor para conseguir un empleo.

En cuanto a la retribución de estos empleos, los informes hablan de cantidades entre 35.000 y 45.000 euros anuales. “Los salarios son muy altos y, cuando se dispone de más experiencia, los sueldos son muy competitivos”, ejemplifica Clarisó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *