Apenas 5% de los candidatos acepta dar su información patrimonial, 3 de 3 etc: Transparencia Mexicana

Staff/Rossi

Solo 5% (6,375) de los 125 mil candidatos a un cargo de elección popular en el proceso electoral 2021 han presentado y publicado información relevante sobre su situación patrimonial, su declaración de intereses y si están al corriente en el pago de sus impuestos, la llamada #3de3.

Este año, en cumplimiento de un acuerdo del Consejo General del INE, los partidos políticos asumieron el compromiso de presentar una nueva declaración, la “#3de3 contra la violencia de género”. Al corte del 18 de mayo, sólo fue posible identificar 1,040 declaraciones contra la violencia de género.

Transparencia Mexicana, que en 2021 conduce un proceso de observación electoral sobre la disponibilidad y accesibilidad de información para las y los electores, señala en un nuevo informe que es posible identificar más de 245 mil candidatas y candidatos que buscan un cargo de elección popular (125,324 propietarios y propietarias, y 120,029 suplentes), cifras que, por cierto, no están disponibles en ninguna de las plataformas oficiales sobre la elección y tuvieron que ser computadas por un equipo de investigadores de la organización civil.

Transparencia Mexicana señaló que la ausencia de información para las y los votantes tiene, cuando menos, dos posibles explicaciones. Por un lado, los y las candidatas son omisos en compartir información relevante para las y los electores y optan únicamente por la propaganda. Por el otro, las instituciones públicas no ponen a disposición del electorado plataformas sencillas que faciliten a los y las votantes consultar información confiable. “Tenemos un sistema de información electoral diseñado y pensado desde y para los partidos políticos pero no para las y los ciudadanos”, señaló la organización civil.

En un escenario donde las democracias enfrentan un torrente de noticias imprecisas, inconexas o falsas (infodemia), la disponibilidad, el acceso y la pertinencia de la información pública para las y los electores es uno de los pocos antídotos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *