“Don Juan Tenorio”: a 176 años de su estreno en México, más vivo que nunca…

“Sin Pretextos”

Por Mino D’Blanc

Sin duda alguna la muerte es uno de los temas más recurridos por los artistas de cualquier disciplina. En el teatro universal los grandes dramaturgos han abortado a la muerte desde diferentes perspectivas; hay quienes la tratan de una manera seria, otros de una manera mística, otros de una manera humana y otros –sobre todo en México- de una manera festiva y hasta burlona.

De las obras dramatúrgicas más importantes necrológicamente hablando, se encuentran “Don Juan Tenorio” de José Zorrilla que se presenta con gran éxito año con año.

La primera vez que se presentó en México fue el sábado 7 de diciembre de 1844 y al siguiente día. Fue estrenado por una compañía dramática formada por actores españoles y mexicanos, entre los que destacaban Rosa Peluffo, María Cañete, Francisco de Mata Ibarzábal y el gran comediante Antonio Castro. Cabe mencionar que dicho actor que en dicho montaje personificó a Don Juan, trabajó en el Gran Teatro de Vergara, que también llevó el nombre de Gran Teatro de Santa Anna y después Gran Teatro Nacional.

El éxito que tuvo “Don Juan Tenorio” fue extraordinario. Lamentablemente solo pudieron dar dos funciones por la incertidumbre que había en el país y por los escándalos por la caída de la administración de Antonio López de Santa Anna.

Cabe mencionar que una de las notas publicadas sobre el estreno y funciones de la obra en México apareció firmada con el nombre de Fidel, que era ni más ni menos que el gran poeta mexicano Guillermo Prieto, quien escribió: “En la primera parte se distinguió la señora Cañete; su magnífico talento cómico, que tan bien sabe desempeñar la maja andaluza como la niña mimada y recoleta, caracterizó perfectamente a doña Inés, sencilla y crédula, y al mismo tiempo apasionada y ardiente; comprendió, en nuestro juicio, la idea del poeta. Al señor Castro le faltó más despejo, más aires de matón y calavera; las hazañas mismas de don Luis Mejía, indican que no era un miserable encogido y de maneras poco expeditas. El señor Mata, que ha sabido crear otros papeles difíciles, absolutamente se acomodó a éste; podríamos señalar todo lo que le falta para ser don Juan Tenorio, como lo concibió Zorrilla; más lo creemos inútil, porque el mismo recomendable actor, a pesar de su buena fe y docilidad, no podría remediar ciertos defectos. Los demás actores desempeñaron bien sus papeles. Quienes merecen mil y mil elogios, son los señores Alerci y Candil, el primero maquinista y el segundo pintor: la vista del panteón iluminado por la luna, es lo más imponente, lo más magnífico que puede idearse. Las demás mutaciones se hicieron también con destreza, y algunas muy bellas; se nos asegura que ha sido mejor montada en México esta pieza, que en los teatros de Madrid. Por nuestra parte, creemos que será difícil llevar la perfección y el lujo a más alto grado”.

Han pasado 176 años desde ese estreno y “Don Juan Tenorio” sigue más vivo que nunca. Grandes actores han dado vida al emblemático personaje Don Juan. Mencionó los más trascendentales en relación a la representación clásica, ya que hay que recordar que de unos años a la fecha se han hecho adaptaciones cómicas sobre dicha obra:

-Antonio Castro: el primer Tenorio en México.

-Gonzalo Correa (a quien mucha gente recuerda como el suegro del Dr. Cándido Pérez, serie del mismo nombre protagonizada, dirigida y producida por Jorge Ortiz de Pinedo): el maestro Correa tiene el Récord Guinness como el actor que durante más años lo ha interpretado.

-Manuel Reigadas: el actor, director, productor, catedrático, dramaturgo, promotor y empresario, considerado la figura más importante del teatro poblano, en el año 2019 cumplió 51 años de dar vida a Don Juan Tenorio.

-Jorge Gómez Haro: fue el actor poblano que durante años representó a Don Juan, antes de haberle cedido la batuta al maestro Reigadas.

-Gonzalo Vega: el extinto actor interpretó la obra de Zorrilla, realizando gira año con año por toda la república mexicana y muchas veces a la par con “La Señora Presidenta” que fue su puesta en escena más exitosa.

En relación al “Tenorio Cómico” que se ha presentado infinidad de veces en varias versiones en México, tiene su origen en “El Tenorio Maderista”. Después de la partida de Porfirio Díaz a París, Francia, se montó en el año 1912 la versión de Luis G. Andrade y Gerardo Blanco, y era una parodia política de la situación que vivía el país gobernado por Francisco I. Madero. En dicha obra el papel de Don Juan fue representado por Madero, Mejía fue Bernardo Reyes, Porfirio Díaz lo hacía Gonzalo Ulloa, don Diego fue el padre de Madero y Doña Inés fue una referencia al pueblo mexicano.

De las puestas en escena cómicas de la célebre obra del dramaturgo español, se encuentran la de Paco Stanley, quien durante 15 años la representó y que tuvo total éxito a nivel nacional en la década de los 90. En los últimos años todos los montajes que ha hecho el productor Alejandro Gou con Freddy y Germán Ortega “Los Mascabrothers” han sido éxito rotundo, que en gran parte se ha debido a que cuentan con elenco de actores y actrices muy populares y queridos por el público y que año con año presentan una nueva versión. En este año 2020 montaron “El Cuarentenario”, haciendo alusión a la cuarentena por el confinamiento por la contingencia pandémica del COVID-19 que ha aquejado al mundo.

Un dato curioso es que José Zorrilla estuvo en México en el año 1866 cuando fue invitado por el emperador Maximiliano de Habsburgo a formar parte de la Compañía de Teatro del Imperio, con la que el dramaturgo montó una representación de su obra en el Palacio Imperial en ocasión del festejo de cumpleaños de la emperatriz Carlota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *