Monóxido de carbono invadió cabina de avión de Emiliano Sala

ESPN

Emiliano Sala y el piloto David Ibbotson estuvieron expuestos a altos niveles de monóxido de carbono en la cabina del avión en el que viajaban cuando se estrelló cerca de la isla de Guernsey en enero, dijo la Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido.

El avión Piper Malibu en el que se encontraban desapareció el 21 de enero después de desaparecer del radar del control de tráfico aéreo mientras sobrevolaba el Canal de la Mancha en dirección a Cardiff, Gales.

El cuerpo de Sala fue encontrado dentro de los restos del avión, mientras que el cuerpo del piloto Ibbotson aún no se ha recuperado. Los resultados de toxicología publicados el miércoles mostraron que el nivel de monóxido de carbono (nivel de COHb) en la sangre de Sala fue del 58%. Cualquier cantidad superior al 50% en un individuo sano se considera potencialmente mortal.

Daniel Machover, de los abogados de Hickman & Rose, abogado de la familia Sala, dijo: “Que se hayan encontrado niveles peligrosamente altos de monóxido de carbono en el cuerpo de Emiliano plantea preguntas para la familia. La forma en que murió se determinará en la investigación a su debido tiempo”.

“La familia cree que es necesario un examen técnico detallado del avión”.

“La familia y el público necesitan saber cómo entró el monóxido de carbono en la cabina. La seguridad aérea futura se basa en saber todo lo posible sobre este tema”.

“La familia de Emiliano le pidió al AAIB que salvara los restos del avión sin más demora”.

El informe de AAIB establece que los síntomas de un individuo con un nivel de COHb superior al 50% incluyen convulsiones e inconsciencia, y podrían causar un ataque cardíaco.

Sala acababa de completar una transferencia de £ 15 millones a Cardiff City desde el Nantes francés de la Ligue 1 y debía entrenar con sus nuevos compañeros de equipo el día después de la desaparición del avión.

“Los síntomas a niveles bajos de exposición [al monóxido de carbono] pueden ser somnolencia y mareos, pero a medida que aumenta el nivel de exposición puede conducir a la pérdida del conocimiento y la muerte”, dijo a la BBC Geraint Herbert, jefe de accidentes aéreos de la AAIB.

“La investigación continúa analizando una amplia gama de áreas en relación con este accidente, pero en particular estamos analizando las posibles formas en que el monóxido de carbono puede ingresar a la cabina en este tipo de aeronaves”.

El AAIB no confirmó que el monóxido de carbono fue la causa del accidente. A su debido tiempo se publicará un informe final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías