Informe de Resultados de Tony Gali: Palabra cumplida en Salud y Educación; seguridad… el gran pendiente

Roberto Desachy Severino

En el 2010, cuando el todavía amado –por muchos priístas y neomorenistas – “Góber Precioso”, Mario Marín Torres, saqueaba Puebla, el 40.4 por ciento de la población estatal (más de 2 millones 378 mil personas carecían de los servicios de Salud, mientras que para el 2016 esa cifra se había reducido al 17.4% (un millón 90 mil poblanos que, todavía, carecen de este satisfactor), de acuerdo a cifras del gobierno de la entidad basadas en el Coneval.

En el 2016, según la SEP federal, Puebla ocupó el 6to lugar nacional en el Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa (ICRE), en tanto que en este 2018 –en la administración de Tony Gali Fayad- se ascendió al 3er lugar nacional, al ser solamente superada por Coahuila y la Ciudad de México en este indicador: Vídeo: servir a los poblanos ha sido un honor verdadero: Tony Gali

Además, en el ciclo escolar 2017-2018, el estado supera la media nacional de cobertura educativa en todos los niveles: Básica, Preescolar, Primaria, Secundaria, Media Superior y Superior, de acuerdo a datos de la misma SEP federal que, a partir del sábado pasado, encabeza Esteban Moctezuma Barragán.

Cifras de instancias ajenas al gobierno de Tony Gali –en este caso la SEP federal- constatan que en menos de 2 años sí hubo un crecimiento notorio en el rubro educativo, ya que mientras en el país el estándar de cobertura educativa en el nivel básico es del 95.4 por ciento, en Puebla es del 100.1%. Para Preescolar el promedio del país es de 73.9%, mientras en la entidad es del 83.3.

TONY GALI: MÁS ALLÁ DE LAS CIFRAS

En Primaria el país tiene un promedio del 105% y en el estado es del 107.2 por ciento. En secundaria las cifras son del 97.5 y 102.5 como promedio nacional y estatal; respectivamente. En el nivel medio superior el promedio federal de cobertura educativa es del 78.5 por ciento, que es superado por el 81.4 del estándar poblano.

Y en el rango superior el alcance nacional es de 38.4 por ciento en promedio, cuando en Puebla llega al 44.8%. Los números son claros y constatan que, en menos de 2 años, el gobierno de Tony Gali Fayad elevó los niveles de educación, salud, economía, etc: En sólo 22 meses de gestión, Tony Gali mejoró la economía y el campo

Sus críticos dirán –con razón- que deja pendientes importantes en materia de seguridad, porque el huachicoleo, los feminicidios y, principalmente, la ola de homicidios que azota Puebla son rubros que el próximo gobierno estatal deberá atacar desde el 1er día de manera coordinada con la administración federal de Andrés Manuel López Obrador y los 217 presidentes municipales de la entidad: Inseguridad: herencia mortal para nuevos alcaldes

Pero, más allá de las cifras, lo cierto es que Gali Fayad logró superar el reto más importante, que fue el de encabezar una gestión con sello propio: cercanía con la gente y trabajo coordinado con todos los ayuntamientos del estado sin importar su procedencia partidaria al demostrar un absoluto respeto y tolerancia ante la pluralidad de ideas e intereses de todo tipo.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías