Desaparición de personas, creciente problema social que el Congreso de Puebla no quiere ¿o no puede? ver

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Aunque la presidenta de la mesa directiva de la Legislatura local, María del Carmen Cabrera Camacho, no lo sepa o se niegue a aceptarlo, en los años recientes comenzó a surgir un problema social por la desaparición de personas en Puebla, porque así lo demuestran tanto las cifras oficiales de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB)como diversas ONGS nacionales y poblanas.

Veamos: De acuerdo a la CNB Puebla acumula un total de 2 mil 577 personas desaparecidas o no localizadas con corte al 20 de julio, mientras que una ONG de alcance nacional, Datacívica, detalló que desde el 2007 comenzó la pérdida de seres humanos en el estado con un índice de 0.19, que un año después brincó al 0.59 y que en el 2017 llegó al 15.30.

Las cifras de Datacívica muestran –de manera contundente – que la desaparición de gente se convirtió en un tema de inseguridad y de dolor social que, desde el 2006 en adelante- ha ido hacia arriba en la entidad. Otro problema en la entidad es su muy bajo porcentaje de personas encontradas con vida, porque mientras a nivel nacional entre 2000 y 2017 el 59.77 por ciento de los no localizados apareció vivo, en el estado ese porcentaje fue del 54.27 %.

Además, también entre los años 2000 y 2017, según Datacívica, Puebla arrastró un promedio superior al federal en el aspecto de gente sin localizar, que en el país fue del 36.34 por ciento, en tanto que en nuestra entidad se elevó al 43.97: Registro Nacional de Personas Desaparecidas

MUJERES JÓVENES, EL SECTOR DE MAYOR PELIGRO EN PUEBLA

Quizás María del Carmen Cabrera y los demás diputados locales que se niegan a abordar el asunto de los desaparecidos cambiarían de opinión, si supieran que sus hijas, hermanas, nietas, novias o esposas corren el mayor peligro, porque las mujeres jóvenes son el sector social de que más desaparece en Puebla: Versión Pública RNPDNO

De acuerdo a Datacívica, entre los años señalados fueron féminas de entre 12 y 17 años las que más se perdieron (21.1 por ciento), seguidas de mujeres de entre 18 y 23 años (9.8 %) y del rango de 30 a 44 (6 por ciento): Puebla, lugar trece en el país con más personas desaparecidas y no localizadas: Comisión Nacional de Búsqueda

La irresponsable indiferencia que la LV Legislatura ha mostrado hacia este grave y creciente problema social puede deberse, tal vez, a que ninguno de los diputados locales sabe lo que es la desaparición de un familiar o amigo, como lo enfatizó María Luisa Núñez, del colectivo “Voz de los Desaparecidos, que mantiene un plantón permanente en la sede del Congreso: Realizan plantón integrantes del Colectivo Voz de los Desaparecidos afuera del Congreso de Puebla

Entrevistada, María Luisa Núñez relató que su hijo, Juan de Dios, desapareció el 28 de abril del 2017 junto con los hermanos Abraham y Vicente Basurto en Cuacnopalan. Juan de Dios tenía 23 años y, desde esa fecha, nadie ha sabido nada de ninguno de los tres, porque ni la Fiscalía General del Estado (FGE) ni la recién creada Comisión Estatal de Búsqueda de Personas (Cbpep) mostró interés en encontrarles.

DESAPARECIDOS Y REVICTIMIZADOS

La dependencia que encabeza María del Carmen Carabarín Trujillo – según la ONG Voz de los Desaparecidos- no se enfoca en tratar de encontrar a víctimas de delitos, sino a niñas que se van con el novio y/o mujeres que huyen de un entorno de violencia. Y María Luisa añadió que su vástago es un joven normal, sin problemas en casa ni con la delincuencia organizada.

Porque otro problema que padecen los desaparecidos y sus familiares es la revictimización que hacen de ellos en las instancias oficiales, donde “nos dicen que nuestros hijos son delincuentes” para tratar de justificar el escaso o nulo interés en buscarles o en promulgar una ley que aborde el asunto: El 9 de julio cuando se dé una reunión con representantes del Colectivo Voz de los Desaparecidos y el Congreso Local

María Luisa Núñez precisó que el colectivo Voz de los Desaparecidos engloba a 100 familias de diferentes municipios de la entidad, que perdieron un pariente o amigo. En Puebla, el 60 por ciento de la gente no localizada es mujer, muchas veces se trata de personas jóvenes y cada región del estado afronta una problemática diferente.

Por ejemplo, en Puebla capital y Tehuacán se “pierden” féminas adolescentes destinadas a la trata de personas y/o prostitución, mientras que en Acatzingo, Tecamachalco, etc la delincuencia organizada provoca la desaparición de la gente y lo mismo ha sucedido en tiempos reciente en las sierras Mixteca y Norte: Hallan asesinado a hombre reportado como desaparecido en Zacapoaxtla

INHUMANA INDIFERENCIA DE DIPUTADOS SALIENTES

Los integrantes de Voz de los Desaparecidos no han sido recibidos por la presidenta de la mesa directivo del Congreso local, María del Carmen Cabrera Camacho, tampoco por la coordinadora de la mayoría morenista, Nora Merino Escamilla, quienes ni siquiera han explicado por qué se niegan a convocar a un período extraordinario de sesiones para abordar el tema: Merino Escamilla reconoció que no será en esta legislatura cuando se resuelva la Ley de Personas Desaparecidas

María Luisa Núñez añadió que la propuesta de ley que presentó Voz de los Desaparecidos desde el año pasado fue elaborada con apoyo de organismos nacionales, internacionales y educativos especializados en el tema de las personas no encontradas. Además, es un problema social creciente a nivel local y federal.

Pese a ello, la ONG se topó con el silencio, apatía, desidia y hasta flojera de los supuestos “representantes populares”, que de manera permanente –e irresponsable- se niegan a analizar la iniciativa que se les hizo llegar y que tampoco han querido aprobar nada en esta materia: Exigen al Congreso se apruebe la ley de Desaparecidos en Puebla

“No me explico por qué la diputada Cabrera Camacho no quiere cumplir con su obligación y llamar a un período extraordinario de sesiones para que se promulgue esta ley, la única razón que veo es que no son sus hijos los desaparecidos”, finalizó María Luisa Núñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *