El apoyo a la suspensión de las patentes de las vacunas contra la COVID-19 es una medida valiente

PRNewswire

El Secretario General de las Naciones Unidas acogió este jueves con satisfacción el apoyo anunciado por el Gobierno de los Estados Unidos de suspender las patentes relativas a las vacunas de la COVID-19.

En un comunicado emitido por la oficina de su portavoz, António Guterres indica que la decisión tomada por el ejecutivo norteamericano “abre la oportunidad para que los productores de vacunas compartan los conocimientos y la tecnología necesarios para la difusión eficiente de las vacunas producidas localmente”.

Observa que esto también puede aumentar significativamente el suministro al mecanismo COVAX*”, la iniciativa de las Naciones Unidas para el reparto equitativo de las inmunizaciones en todo el mundo.

El titular de la ONU señaló que “asimismo, debemos garantizar que los países dispongan de los materiales necesarios para producir estas vacunas”, y recordó que “nadie estará a salvo del virus hasta que todos estemos a salvo”.

También la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, felicitó en un tuit a Estados Unidos por este paso vital para proteger el derecho la salud y lograr que las patentes funciones para todos.

La pandemia de la COVID-19 exige medidas excepcionales

El director general de la Organización Mundial de la Salud también aplaudió el compromiso de la administración estadounidense, su presidente, Joe Biden, y su vicepresidenta, Kamala Harris, y lo calificó como una medida “valiente” destinada a acabar con la pandemia lo antes posible.

“Este es un momento trascendental en la lucha contra el COVID-19. El compromiso del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y de la embajadora Katherine Tai, representante de Comercio de los Estados Unidos, de apoyar la suspensión de los derechos de la propiedad intelectual sobre las vacunas es un claro ejemplo del liderazgo estadounidense para abordar los retos sanitarios mundiales”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El máximo responsable de la Organización felicitó a los Estados Unidos “por su decisión histórica en favor de la igualdad en materia de vacunación y por priorizar el bienestar de todas las personas en un momento crítico para todo el mundo”.

“Ahora vamos a avanzar todos juntos rápidamente, en solidaridad, aprovechando el talento y el compromiso de los científicos que elaboraron las vacunas COVID-19 que sirven para salvar vidas”, agregó Tedros.

Circunstancias excepcionales, medidas excepcionales

Tai, por su parte, emitió un comunicado este miércoles donde afirmaba que “las circunstancias excepcionales de la pandemia de COVID-19 exigen medidas extraordinarias” y que la suspensión a las protecciones de propiedad intelectual sobre las vacunas era necesaria para ayudar a acabar con la pandemia.

La funcionaria estadounidense afirmó que su país participará en las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio para apoyar la exención temporal de las patentes y trabajará con el sector privado y otros socios para ampliar la fabricación y distribución de vacunas.

Ante esta decisión, Tedros añadió que “el apoyo de la Casa Blanca a la suspensión temporal de la propiedad intelectual de las vacunas contra el COVID-19 refleja la sabiduría y el liderazgo moral de Estados Unidos para trabajar para acabar con esta pandemia. Pero no me sorprende este anuncio. Es lo que esperaba de la administración del presidente Biden”.

Ampliar la decisión a tratamientos y pruebas

Por su parte, el portavoz del Mecanismo Internacional de Compra de Medicamentos de la ONU también celebró el compromiso estadounidense y lo calificó como “un gran paso adelante” para el acceso equitativo a la vacunación.

Herve Verhoosel añadió que esta acción “debería aplicarse a todas las herramientas para luchar contra el COVID-19: vacunas, tratamientos y pruebas” y aplaudió decididamente el liderazgo mostrado por Estados Unidos.

La suspensión depende de la Organización Mundial del Comercio

Tanto Estados Unidos como la Unión Europea se opusieron inicialmente a las negociaciones que se condujeron en la Organización Mundial del Comercio para levantar temporalmente la protección intelectual de las vacunas. La Organización es el organismo encargado de administrar los acuerdos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio.

La propuesta inicial para la suspensión de las patentes corrió a cargo de India y Sudáfrica y, desde entonces, ha sido copatrocinada por Kenia, Eswatini, Mozambique, Pakistán, Bolivia, Venezuela, Mongolia, Zimbabue, Egipto, el Grupo Africano y el Grupo de los Países Menos Adelantados.

Justamente antes de conocerse el anuncio de Estados Unidos sobre este asunto, la directora general de la OMC ya había comentado que asegurar el reparto equitativo de las vacunas es la “cuestión moral y económica de nuestro tiempo” y destacó que “la recuperación económica mundial no puede sostenerse a menos que encontremos la manera de conseguir un acceso equitativo a las vacunas, a la terapéutica y al diagnóstico”.

Durante la reunión celebrada ayer del Consejo General de la Organización, sus miembros acordaron permitir que el Consejo de los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio continuase examinando la propuesta presentada por primera vez por India y Sudáfrica.

“Estoy firmemente convencida de que, una vez que podamos sentarnos con un texto real delante, encontraremos una forma pragmática de avanzar, aceptable para todas las partes, que permita el tipo de respuestas que nuestros miembros de los países en desarrollo están buscando con respecto a las vacunas, y que al mismo tiempo contemple la investigación y la innovación y la forma de protegerlas”, dijo Okonko-Iweala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *