Evidente desigualdad: A nivel nacional mujeres trabajan 6.2 horas más que los hombres por semana

Maricela Allende Marcito

En la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT) 2019 presentada en conferencia de prensa por Julio Santaella, presidente del INEGI y por Nadine Flora Gasman Zylbermann presidenta del Instituto Nacional de Mujeres (Inmujeres), hicieron evidente que del tiempo total de trabajo a la semana de la población de 12 años y más, cinco de 10 horas contribuyen a la economía del país sin que medie pago por ello.

A la semana los mexicanos realizan 49% del trabajo no remunerado en sus hogares y 48% al trabajo para el mercado y 3% para la producción de bienes para uso exclusivo del hogar.

En el caso de las mujeres ocupan el 67% del tiempo para realizar estas tareas y los hombres aportan solo el 28% de su tiempo a la semana, estos porcentajes muestran que las mujeres trabajan más en la semana.

A nivel nacional, en promedio las mujeres trabajan 6.2 horas más que los hombres, según el tiempo total de trabajo (mujeres 59.5 h y hombres 53.3 h) a la semana.

Por otro lado, las entidades que ocupan brechas evidentes en el tiempo total de trabajo (TTT) a la semana de la población de 12 años en desventaja hacia las mujeres son Zacatecas, Guerrero, Oaxaca, Sinaloa y Veracruz, a diferencia de las cinco entidades con menores brechas son Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Tabasco y Nuevo León.

La población hablante de la lengua indígena tiene una tasa del 59.4 h a diferencia de los no hablantes de la lengua indígena con un 56.3 h, es decir que en promedio según condición de habla indígena trabajan 3.1 horas mas que los no hablantes, según el tiempo total del trabajo.

El trabajo no remunerado por sexo a la semana tenemos las siguientes tasas:

Mujeres: 98.6% al trabajo doméstico no remunerado para el propio hogar, 54.0% al trabajo no remunerado de cuidados a integrantes del hogar y el 23.5% al trabajo no remunerado como apoyo a otros hogares y trabajo voluntario.

Hombres: 95.7% al trabajo doméstico no remunerado para el propio hogar, 45.8% al trabajo no remunerado de cuidados a integrantes del hogar y 16.8% al trabajo no remunerado como apoyo a otros hogares y trabajo voluntario.

A la semana la población de 12 años y más que realizan actividad de cuidados pasivos, las mujeres aportan 28.8 horas y sin cuidados pasivos 9.3 horas. Los hombres 12.9 horas a cuidados pasivos y el 5.4 horas sin cuidados pasivos.

En total, considerando cuidados pasivos, las mujeres dedican en promedio 15.9 horas semanales más al cuidado que los hombres. Excluyendo cuidados pasivos, la brecha se reduce a 6.9 horas.

Es evidente el trabajo no remunerado en los hogares, puesto que la mayoría del tiempo lo dedican las mujeres a diferencia de los hombres.

La desigualdad de género en México es un tema que cada día cobra más fuerza y hemos sido testigos a lo largo de los años de un sin fin de manifestaciones de miles de mujeres en las calles de nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *