Sufragio efectivo, no reelección

Mundo Rural

Hipólito Contreras

El tema me viene por el asunto del presidente de Bolivia, Evo Morales, exiliado en México, luego de presentar su renuncia como presidente de esa nación sudamericana después de estar 14 años en el cargo, el argumento que dio fue evitar más derramamiento de sangre de sus compatriotas luego de la crisis que enfrentó.

No sólo Bolivia enfrentó problemas, también Chile, pero aquí no renunció el presidente, sólo el gabinete, en Brasil la izquierda fue combatida y entró la derecha a gobernar esa gran nación. Venezuela atraviesa por su más profunda crisis, la izquierda de Maduro no ha podido estabilizar al país, miles de venezolanos han salido de su patria, la economía está destrozada.

Parece que las izquierdas llegaron tarde, o no son capaces de gobernar atinadamente y mejorar los niveles de vida de la población. En Centroamérica las guerrillas llegaron al poder en El Salvador y Nicaragua, pero esas naciones siguen en crisis, hay miles de salvadoreños, nicaragüenses y guatemaltecos que abandonan sus respectivos países para dirigirse al norte, sus economías andan muy mal.

No es que las izquierdas sean malas, son buenas, sus principios son buenos, sus objetivos son mejorar las economías, organizar a sus pueblos para elevar sus niveles de vida, su propósito es generar desarrollo, acabar con la pobreza, las desigualdades y las injusticias.

Eso está muy bueno en la teoría, el problema es que no se lleva en la práctica, una cosa es el discurso, la promesa, y otra que se aterrice en todo eso. Excepto el de Chile con Salvador Allende, al que no lo dejaron gobernar y le aplicaron un golpe de Estado en 1973, los gobiernos de izquierda han sido un fracaso.

Se dirá que Cuba con su socialismo no ha fracasado, que ha soportado un embargo de 60 años y que han sido muchos logros en el largo gobierno de Fidel Castro, quien gobernó hasta su muerte. Es verdad, muchos logros, sobre todo en medicina, deportes y educación, pero ¿cuántos miles abandonaron la isla? ¿cuántas detenciones y persecuciones de ciudadanos que se oponían al régimen? ¿cuánta libertad y derechos se perdieron? Cierto, Cuba era utilizada como el patio trasero de los Estados Unidos, que con Fulgencio Batista se había adueñado de la isla, pero lo que pasó es que el movimiento guerrillero acabó con una dictadura e impuso otra, el legendario comandante Fidel Castro gobernó por más de 40 años, democracia no había ni hay aún en la maravillosa isla del Caribe.

Creo que es una sola causa lo que ha llevado al fracaso de las izquierdas: su debilidad o su pasión y obsesión por el poder, al grado de que cierran la llave a la democracia y dan paso a la dictadura, un solo hombre quiere gobernar por 30 o 40 años, igual que Porfirio Díaz.

Eso ya no puede ser hoy en pleno siglo XXI, ya no queremos dictadores, las sociedades quieren buenos gobiernos, capaces e inteligentes gobiernos, gobiernos que aplican la democracia y crean políticas capaces de transformar las cosas para que la gente viva mejor, para que las familias vivan en un ambiente de paz y desarrollo, en equilibrio total con la naturaleza.

Este tipo de gobierno se aparta de los extremos: de las derechas recalcitrantes, explotadoras y destructoras, acumuladoras de riqueza y llenas de injusticias, y de las izquierdas soñadoras, incapaces de generar desarrollo y amantes de prolongar sus gobiernos, creando dictaduras y reformando leyes para prolongar su poder.

En México los constituyentes fueron geniales, en la Constitución definieron el rumbo de este país, sí, dijeron que el pueblo está en libertad de cambiar su sistema de gobierno, pero pusieron un candado: “ sufragio efectivo, no reelección”.

De modo que en México seguirá el sistema presidencialista, es decir, los seis años de gobierno, nada de dictaduras, nada de nuevos Porfirios, nada de “consultas” para ver qué dice la gente, nada de eso, nada de reelecciones.

En el 2024 volverá a ganar Morena si hizo buen trabajo, su cumplió objetivos y promesas, si cambió las cosas, si hizo justicia con la mayorías, si transforma al país positivamente podrá volver a ganar, sí, pero será con nuevo candidato o candidata porque en México no hay reelección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías