México está en otra final del Mundial Sub-17 después de vencer a Holanda en penales

ESPN

De las manos de Eduardo García y el claroscuro de Efraín Álvarez, México se coló a la final del Mundial Sub-17 en penales. Efraín Álvarez le cambió la cara al Tricolor mexicano en tiempo regular ante Países Bajos y desde los 11 pasos entraron a la cita con la historia con las atajadas del arquero nacional.

Los dirigidos por Marco Antonio Ruiz tuvieron los primeros minutos contra las cuerdas a los europeos, pero conscientes de su superioridad técnica, los neerlandeses equilibraron el juego. El ritmo y la velocidad lo marcaron los tulipanes, quienes hicieron lo que quisieron con los nuestros.

Las malas noticias se acumularon para México, pues José Ruiz salió lesionado apenas en el primer cuarto del juego. Ruiz no pudo continuar y fue retirado en camilla. Su lugar lo tomó Emilio Lara. Dicho panorama no lo vislumbró el ‘Chima’.

Pese al cambio anticipado, el equipo nacional no bajó los brazos y el gol estuvo cerca de no ser por Calvin Raatsie, quien le quitó un balón a Santiago Muñoz en el área.

La táctica fija fue el arma y con un tiro libre poco común, México intentó adelantarse y sorprender. Una barrera de dos aztecas se puso frente a los neerlandeses. En un primer movimiento se sumaron tres mexicanos más y luego se retiró uno. El tiro pasó por arriba de la meta.

El ritmo del juego fue el mismo que los europeos marcaron. Sin temor a dejar huecos en la zona baja, metieron a los mexicanos en su primer tercio de la cancha. Incluso, les anularon un gol por una falta sobre el arquero mexicano.

Jayden Braaf fue el más insistente al frente por los neerlandeses. El del Manchester City tuvo dos claras de gol, pero la suerte de campeón le sonrió al Tricolor y conservó en cero la portería.

Para el segundo tiempo, el ‘Chima’ Ruiz modificó de inmediato. Le dio salida a Bruce El-Mesmari y su lugar lo tomó Joel Gómez. La tónica no cambió pese a que tuvieron cinco minutos de presión al frente. Otra vez los aztecas se salvaron del gol. El travesaño, los defensas y la falta de puntería aguantaron a los nuestros.

La práctica de tiro a gol se interrumpió con la entrada de Efraín Álvarez. El del LA Galaxy recibió poco menos de 20 minutos y le cambió la cara a sus compañeros; sin embargo, de inmediato vino el colapso momentáneo.

Un desborde de Bogarde por línea de fondo permitió que Youri Regeer empujara el esférico a la red tras un centro al área chica.

Álvarez fue el único que no titubeó frente a la caída de su marco. El atacante cobró una falta dudosa a los pocos minutos y con un golazo igualó el marcador. De forma heroica, el Tricolor aguantó los minutos finales y mandó todo a penaltis.

En la tanda, Álvarez tiró primero y contrario al juego, su tiro a lo rabona no entró. El arquero neerlandés lució seguro y aguantó el impacto.

Los europeos marcaron el primero y Santiago Muñoz igualó el marcador. Fue en el tercer disparo de los neerlandeses cuando Taabouni falló gracias a la buena atajada de Eduardo García.

Con alas de ángel, García se vistió de héroe y atajó el cobro a Braaf; sin embargo, Joel Gómez falló para dejar todo igual una vez más. Hansen no titubeó en el quinto lanzamiento y mandó a muerte súbita.

Víctor Guzmán abrió de buena forma y Lalo García finalmente se vistió de héroe y le dio a México el pase a la final al atajarle el disparo a Regeer, quien marcó en tiempo regular.

México enfrentará una nueva final de Copa del Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías