Leobardo Soto y Lorenzo Rivera Sosa: de aliados a enemigos en apenas 3 años

Roberto Desachy Severino

Parece que ahora sí va en serio y las dirigencias nacional y estatal del PRI (o lo que queda de él) tratarán de expulsar a todos los presuntos “traidores; es decir, a todos los que no se sometan a las imposiciones de Claudia Ruiz Massieu, la presidenta nacional impuesta por Enrique Peña Nieto antes de huir de México con su nueva novia y, sobre todo, los millones de los mexicanos en las bolsas.

    Claudia Ruiz Massieu Salinas

En Puebla, los priístas amenazan con echar del partido a personajes como Javier López Zavala, que todavía funge como “consejero” nacional priísta ¡por Puebla!, Vanessa Barahona, ex delegada de la STPS en el fracaso gobierno federal peñista y Francisco Jiménez por el “pecado” de no apoyar a Alberto Jiménez Merino e irse con Luis Miguel Barbosa Huerta: Inicia el PRI procesos de expulsión de Leobardo Soto, Javier López Zavala y otros que se han ido

Si los presidentes nacional y estatal del tricolor, Claudia Ruiz Massieu y Lorenzo Rivera Sosa, respectivamente, expulsan a los personajes mencionados…no pasaría nada realmente importante, ya que López Zavala, Francisco Jiménez (ex alcalde de San Pedro Cholula) y Vanessa Barahona carecen de representación política y social real, tampoco encabezan a ningún sector y organización importante del PRI y son, por así decirlo, “emisarios del pasado”.

    José Lorenzo Rivera Sosa

Pero no ocurre lo mismo con alguien más al que amenazan con tronar, con Leobardo Soto Martínez, que ha sido diputado federal, local y, sobre todo, que encabeza a la organización de trabajadores con mayor membresía en Puebla, la CTM, que desde su fundación perteneció al ex partidazo: Corriente crítica oficializa solicitud de expulsión de Zavala y Leobardo Soto

SOLICITUD DE EXPULSIÓN DEL PRI ME HACE LO QUE EL AIRE A JUÁREZ

Son varias razones por las que Leobardo Soto y, en especial, la CTM nacional y estatal no se sumaron al candidato del PRI al gobierno, Alberto Jiménez Merino, cuya postulación despide un fuerte tufo marinista, como lo demostró el propio ex rector de la Universidad Autónoma Chapingo al invitar al “Góber Precioso” a su inicio de campaña y decir que no le afectaría: Ante Mario Marín, el “Góber Precioso”, Jiménez Merino rinde protesta como candidato del PRI al gobierno de Puebla

Además, ni Claudia Ruiz Massieu, ni Jiménez Merino o Lorenzo Rivera Sosa se acercaron al dirigente nacional de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, o al mismo Leobardo Soto para pedirles algún respaldo. En consecuencia, desde el pasado 17 de abril, los cetemistas poblanos se deslindaron del aspirante priísta a la gubernatura de Puebla: La CTM no apoyará al candidato del PRI: Soto Martínez

Leobardo Soto

La ruptura entre Leobardo Soto y Lorenzo Rivera llama mucho la atención, porque apenas en el 2015 hicieron mancuerna: el hoy presidente estatal del PRI fue candidato a la diputación federal de Zacatlán y llevó como suplente al hijo del dirigente cetemista en Puebla, Leobardo Soto López, con quien obtuvo la mayor votación en Puebla en la elección nacional intermedia de ese año.

El pasado 6 de mayo la CTM hizo pública su adhesión a la campaña del morenista Luis Miguel Barbosa Huerta y, de manera inmediata, la llamada “Corriente Crítica” del PRI solicitó su expulsión del partido, a la que Soto Martínez respondió con cierto desdén, sabedor de que tiene el respaldo de Carlos Aceves:  Desdeña Soto Martínez exigencia de su expulsión del PRI

CARLOS ACEVES DEL OLMO MANDA AL DIABLO A CLAUDIA RUIZ MASSIEU

Es claro que al secretario general cetemista en Puebla la petición de echarlo del tricolor le hace “lo que el aire a Juárez”, debido a que tiene todo el apoyo del dirigente nacional de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, para respaldar a Luis Miguel Barbosa Huerta: Dirigente de la CTM, Leobardo Soto, se suma a Miguel Barbosa

Que se entienda: Leobardo Soto es mucho más cetemista que priísta y él, como muchos poblanos, no tiene el menor motivo para respaldar al “cachorro marinista”, Alberto Jiménez Merino, por muy buen ingeniero agrario que haya sido. Además, desde que comenzó la elección extraordinaria por la gubernatura, había resaltado que quería que Enrique Doger repitiera como candidato.

Otro hecho que llama la atención es que Carlos Aceves del Olmo permita la “desobediencia” de la CTM poblana a la designación de Claudia Ruiz Massieu de la candidatura priísta en Puebla, ya que –en los hechos- la mandó al diablo: Claudia Ruiz arropa a Jiménez Merino

    Carlos Aceves del Olmo

Ya sin el poder de la silla presidencial y cada vez más alejados de recuperar la gubernatura de Puebla que perdieron en el 2010, precisamente con Mario Marin Torres y Javier López Zavala como protagonistas principales de dicha derrota, los mismos priístas poblanos que antes provocaban tanto repulsión como envidia y admiración por su ejercicio del poder…hoy apenas inspiran lástima y burla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías