Roberto Desachy Severino

Inseguridad: herencia mortal para nuevos alcaldes

 

 

 

 

 

 

Por Roberto Desachy Severino

La cifra es espeluznante y preocupante: entre junio y septiembre de este año la percepción de inseguridad se elevó 7.3 por ciento entre los poblanos, al pasar de 77.6 por ciento al 84.9%. Incluso, entre septiembre del 2017 y del 2018 creció casi 10 por ciento la sensación de inseguridad en los vecinos de Puebla capital, ya que hace un año fue de 75.4 por ciento y el mes pasado se elevó al mencionado 84.9 por ciento.

De hecho, mientras a nivel nacional entre junio y septiembre de este año disminuyó levemente la sensación de indefensión ante la delincuencia al pasar del 75.9 al 74.9 por ciento, en Puebla ese porcentaje se elevó y, de acuerdo al INEGI, menos de 2 de cada 10 poblanos de la Angelópolis cree que el ayuntamiento sea capaz de resolver éste y los demás problemas de la ciudad.

Apenas el 17.8% de los ciudadanos de Puebla capital pensaba –hasta septiembre pasado- que la autoridad municipal era capaz de resolver de manera eficiente los problemas de la metrópoli, como la inseguridad, bacheo, alumbrado, dotación de agua, movilidad urbana, transporte público, según la más reciente Encuesta Nacional de Seguridad Urbana (ENSU) del INEGI.

Y el problema de la inseguridad no se circunscribe a la Angelópolis con su nueva presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, sino –prácticamente – a todos los municipios grandes de la entidad, según datos del Semáforo Delictivo, que enlista los principales problemas con la delincuencia que aquejan a cada ciudad.

PUEBLA CAPITAL: FOTOS ROJOS EN HOMICIDIO, ROBO, VIOLENCIA FAMILIAR, VIOLACIÓN

Actualizado hasta agosto, el Semáforo Rojo detalla que Puebla capital se encuentra en problemas ante los delitos de asesinato, robo (a casa, vehículo y negocio), violencia intrafamiliar y violación; mientras que el alcalde de Tehuacán, también de Morena, Felipe de Jesús Patjane Martínez, encontró elevados índices de homicidio, hurto a carro y empresa, ataque sexual y violencia en la familia.

La presidenta de Cuautlancingo, Guadalupe Daniel Hernández, deberá combatir los robos a vehículo, a casa habitación y los atentados entre miembros de una misma familia. De hecho, los 18 municipios enlistados en el Semáforo Delictivo enfrentan severos problemas de delincuencia del fuero común, ninguno se salva: http://puebla.semaforo.com.mx/.

En San Andrés Cholula la morenista Karina Pérez encontró un entorno difícil en los rubros de homicidio, chantaje, robo a vehículo, ataque sexual y violencia intrafamiliar. Su correligionario y vecino de San Pedro Cholula, Luis Alberto Arriaga, al fin cumplió su sueño de gobernar, pero también enfrentará un grave contexto de inseguridad por los asesinatos, hurtos de carro, violaciones y violencia intrafamiliar.

El peor es Atlixco, donde el nuevo alcalde, el panista Guillermo Velázquez, deberá combatir el olvido en que su correligionario, José Luis Galeazzi Berra, mantuvo la seguridad, ya que en ese municipio tan cercano a la capital del estado hay focos rojos en 8 de los 11 delitos enlistados: asesinato, extorsión, robo en todas sus modalidades, narcomenudeo, violación y violencia intrafamiliar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías