A golpes contra los directores del IMSS San José, “auxiliar de enfermería“ y miembro del sindicato trata de impedir la atención a pacientes de Coronavirus

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Se llama Gabriel Amador López y ni siquiera completó los estudios de Enfermería, pero tiene una plaza en el IMSS y es parte del sindicato de la institución, en la subcomisión Mixta Disciplinaria, que él utiliza para cobrar el bono mensual de mil 110 pesos por tratar a pacientes de Coronavirus.

Con el pequeño detalle de que Amador López no solamente se niega a atender a pacientes de Covid19, sino que –como “representante” sindical- trata de impedir que los demás empleados del IMSS curen enfermos del virus e, incluso, amenaza con golpear a los directores de la institución por la “osadía” de hacer que los empleados del Seguro Social vean a los contagiados de dicho virus.

Urge que el todavía director nacional del IMSS, su representante en Puebla, Aurora Treviño o, de plano, los secretarios estatales de Gobernación y/o del Trabajo, David Méndez Márquez y Abelardo Cuéllar, respectivamente, pongan un alto YA a la corrupción, violencia y abusos provocados por representantes del sindicato de dicha institución encabezados por el secretario general, Sergio Herrera Vázquez: Las transas del sindicato del IMSS en Puebla; los parásitos de la muerte

Como lo hemos señalado en este espacio ya en varias ocasiones, Herrera Vázquez –solapado por el dirigente nacional del sindicato del IMSS, Arturo Olivares Cerda y los directivos de la institución en Puebla- se APROPIÓ (ROBÓ) los bonos que se otorgan al personal por atender a pacientes de Coronavirus.

A MADRAZOS, REPRESENTANTE SINDICAL DEL IMSS TRATA DE IMPEDIR LA ATENCIÓN A PACIENTES DE CORONAVIRUS

Así, Herrera Vázquez asignó a sus cuates dichos fondos, que son de mil 350 pesos mensuales para médicos y mil 100 en el caso del personal de enfermería. Pero el colmo es que, al parecer, ¡los representantes sindicales del IMSS Puebla quieren que se mueran los enfermos de Covid19!: Video desde Puebla: Roberto Desachy en 96.1 FM habla de las chacalerías en el sindicato del IMSS Puebla

Uno de los miembros de dicha organización gremial que cobra bono Covid19, pese a que no atiende a los pacientes de esa enfermedad es un simple auxiliar de enfermería, Gabriel Amador López, que podría considerarse un ser humano medianamente respetable si no estuviera mareado por el momentáneo poder que le otorga Herrera Vázquez.

Este infeliz retó a golpes al director de la UMAE del hospital Covid San José, Álvaro Parra Salazar, el pasado 17 de julio, cerca de las 11 de la noche, porque el galeno hizo que el personal a su cargo atendiera a pacientes con el virus. Sin la intervención de otras personas, el bestializado y empoderado Amador López habría lesionado seriamente a un médico por su “osadía” de tratar de curar a enfermos de Covid19.

Desde luego que este sujeto no es el único que, a través del sindicato, lucra económicamente con el Covid19 y, al mismo tiempo, quiere que derechohabientes enfermos se queden sin atención, como lo podemos constatar en un video hecho llegar a Desde Puebla, que demuestra con toda claridad que es un ¡verdadero milagro el que todavía haya médicos y enfermeros del IMSS dispuestos a atender a gente enferma!.

EN EL IMSS PUEBLA: SINDICATO QUE NO QUIERE QUE LOS PACIENTES SEAN ATENDIDOS…PERO LUCRA CON EL COVID19

En dicho vídeo se ve a una delegada sindical llamada Julieta Huerta, que gracias al poder absoluto del sindicato y de un amparo que algún juez –que esperemos no haya enfermado de Covid- les otorgó hace que una trabajadora del instituto deje de atender a pacientes de Coronavirus, con el pretexto de que el material sanitario que le dio el IMSS no es el adecuado.

Lo curioso es que, aseguran, Julieta Huerta es otra de las representantes del sindicato que también se echaría a la bolsa el aliciente económico por el Coronavirus, pese a que no ve pacientes de ese mal, que ha saturado los hospitales del instituto: Hospitales del IMSS, los más saturados con pacientes Covid-19 Puebla: Secretaría de Salud

En este contexto de mezquindad y ruindad humana lo único positivo es que a partir del 1ro de septiembre el IMSS San José dejó de ser hospital Covid, solamente su primer piso y la clínica de La Margarita quedarán como tales.

Al parecer –y pese a las deficiencias, corrupción, desinterés y demás flagelos que inundan a esta institución – la crisis sanitaria reduce su intensidad y el IMSS logrará superarla, gracias a los doctores, pacientes y personal administrativo de confianza o hasta sindicalizado que sí asumió con decisión su compromiso por la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *