Máscaras Zoomorfas en el Museo Nacional de la Máscara

Staff/Rossi

En las salas de exhibición del Museo Nacional de la Máscara, se encuentra una gran variedad de máscaras zoomorfas y que se pueden conocer a través de un recorrido virtual dando un clic en https://goo.gl/maps/MQcGmSgzUV9hCyC3A

Se les llama máscaras zoomorfas a aquellas que tienen la forma de un animal.

Desde que el ser humano habita la tierra ha observado con detenimiento las características y actividades de los animales, esta observación fue de utilidad para confirmar cuales podían domesticarse y aquellos de los que debían protegerse.

De esta forma los humanos comenzaron a atribuirles, además de características que los identificaban según su especie, algunos atributos relacionados con poderes, tal es el caso del caimán, la serpiente, el jaguar, el murciélago, entre otros que forman parte de nuestro ecosistema.

Algunos grupos étnicos como los wixárikas o huicholes consideran al venado azul su dios principal, los coras tienen por dioses al venado y al toro; en ambos casos los animales se asocian con el origen y subsistencia de la especie humana, por lo tanto, con admiración y respeto hacia los animales que compartían su hábitat, comenzaron a utilizar como materia prima lo que la naturaleza les ofrecía para elaborar el rostro de algunos de ellos. Los materiales que aún se utilizan para la elaboración de máscaras son: el barro, el yeso, la madera, el papel, la tela, la cera, por nombrar algunos.

En un intento por adquirir las habilidades que los animales demostraron, el hombre comenzó a portar las máscaras con sus rasgos para obtener la fuerza y fiereza, tal es el caso de los guerreros conocidos como “caballeros jaguar” y los “caballeros águila”, quienes las portaban a manera de yelmo, además de pequeñas máscaras que colgaban de su cuello, como una especie de amuleto.

Otros usos de la máscara zoomorfa lo encontramos en las danzas o ceremonias, como la danza del pescado, la del caimán o del jaguar.

La máscara con rostro de animal que predomina es quizá la de los felinos, toda vez que estos cuadrúpedos representan gran agilidad con movimientos perfectos, de quienes los humanos aprendieron las técnicas de caza.

Las fechas de reprogramación de actividades culturales de forma presencial se darán a conocer a través de los distintos espacios con los que cuenta la Secretaría de Cultura en San Luis Potosí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *