El huevo y la carne de pollo, claves para la la salud y la economía de los mexicanos

Rossi A. G.

¿Sabía usted que alimentos como la carne de pollo y el huevo contienen una gran aportación nutricional que ayuda a mejorar la calidad de vida, prevenir enfermedades y, además, son un gran pilar de la economía nacional?

De acuerdo con Ramón Ochoa Macías, Director del segmento Avícola de Boehringer Ingelheim Animal Health, la carne de pollo es una de las proteínas de mayor calidad disponible para el consumo, no sólo por su accesibilidad económica y versatilidad culinaria, sino porque, además, ofrece una amplia gama de aminoácidos y minerales esenciales que benefician el desarrollo físico y cognitivo de las personas.

“Es importante destacar que la producción de este alimento ha mostrado una perspectiva favorable en países como México debido, principalmente, a la buenas prácticas en la producción, al incremento de inversiones, así como a la investigación y desarrollo de biológicos que garantizan productos más seguros, de mayor calidad y sabor”2, señaló Ramón Ochoa.

La carne de pollo también es una fuente importante de vitaminas que fortalecen el sistema inmunológico, además de ser considerado uno de los alimentos con menor proporción de purinas, compuesto que, en exceso, provoca acumulaciones de ácido úrico y puede derivar en enfermedades como cálculos renales e hipertensión arterial.

Se trata de un producto con grasas saludables para el corazón que tiene la principal característica de acumularlas en la piel y no dentro del músculo, a diferencia de otro tipo de carnes, lo cual lo convierte en un alimento de fácil digestión para personas de todas las edades,4 basta con retirar la piel y se estará consumiendo sólo la proteína.

De acuerdo con Karla Plascencia, experta en Nutrición de Boehringer Ingelheim Animal Health, el valor de este alimento varía de acuerdo con la pieza que se consuma. Por ejemplo, es sabido que los menudos e hígado tienen una gran aportación de hierro; sin embargo, el muslo contiene mayor cantidad de proteína que otras partes.

Además, los cortes con piel tienen mayor aportación de grasa, colesterol y energía indispensables para el cuerpo.

Por su parte, a pesar de que existe el mito de que el huevo afecta el sistema cardiovascular y causa enfermedades, la realidad es que este alimento contiene un equilibrio perfecto de colesterol, lo que lo convierte en un producto que ayuda a limpiar las arterias y venas de grasas saturadas.

El huevo fresco es reconocido como uno de los productos más nutritivos de origen animal; básico en la alimentación diaria y que contiene proteínas de alto valor biológico con pocas calorías (cerca de 75 por unidad). Por si fuera poco, ofrece cantidades importantes de vitaminas responsables del buen funcionamiento del sistema nervioso central y la memoria.

Este derivado de la gallina contiene minerales como el calcio, magnesio, fósforo y potasio; incluyendo, antioxidantes que intervienen en la salud visual y que protegen al organismo de padecer diversos procesos degenerativos como cáncer y diabetes.

Por todos estos beneficios y su menor costo comparado con otras carnes, el director recalcó que, en la actualidad, el pollo y huevo representan más del 60% de la proteína animal que consumen los mexicanos, lo que se refleja en el crecimiento del segmento en los últimos años, es decir cerca del 3 al 4 por ciento.

“La avicultura tiene un gran peso e importancia en la economía del país y en alimentar a millones de mexicanos. Nuestra misión es brindar a los productores soluciones integrales, asesorías y servicios de tecnología de vacunación para asegurar la aplicación de biológicos de una manera adecuada. Con estas acciones, Boehringer Ingelheim Animal Health resalta su compromiso con los productores y consumidores finales al llevar a la mesa 6 de cada 10 aves vacunadas por nuestra compañía”, concluyó Ramón Ochoa Macías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías