Pide Monseñor Víctor Sánchez contribuir con el banco de alimentos y apoyar a la Caravana Migrante

 

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa

Jorge Barrientos 

El arzobispo de Puebla, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, hizo un llamado a los poblanos para que contribuyan con la colecta de víveres que se realiza en las parroquias que conforman la Arquidiócesis de Puebla, con el fin de apoyar a los más de 5 mil centroamericanos que vienen en la Caravana Migrante, en su trayecto hacía los Estados Unidos.
En conferencia de prensa, dijo que aún no se confirma si el contingente pasará por el estado de Puebla; sin embargo, aclaró que todos los artículos serán entregados.
Confirmó que si llegan a Puebla se dispondrá del “Banco de Alimentos” que maneja la iglesia católica con diversas empresas e instituciones civiles como Cáritas, a fin de atender a este grupo de personas.
Por otra parte, el líder de la grey Católica, dijo que como ya es tradicioìn, el 1 de noviembre se exponen en la Catedral de Puebla las reliquias de los santos maìrtires que se encuentran en la Capilla de las Santas Reliquias y en los altares de San Joseì y de San Miguel; en tanto el 2 de noviembre, los fieles podrán visitar la Cripta de los Obispos en la Catedral.
En este sentido el arzobispo de Puebla, destacó que el 1 de noviembre se celebra a todos aquellos cristianos que ya gozan de la visioìn de Dios, es decir, que ya se encuentran en el cielo, hayan sido o no declarados santos o beatos por la Iglesia.
Destacó que el nombre de Todos los Santos viene de esa dicha de estar ya en el cielo.
Por ello la iglesia poblana abre la puerta de la Capilla de las Reliquias, misma que aloja restos de algunos santos maìrtires, particularmente en la urna central, que resaltó es de origen filipino.
Cabe hacer mención que bajo el altar de San Miguel se encuentra una escultura de san Herculano maìrtir y una aìnfora que contiene restos de su sangre.
En tanto el 2 de noviembre se conmemora a todos los fieles difuntos, aquí explicó el líder de la grey católica que la tradicioìn de rezar por los muertos se remonta a los primeros tiempos del cristianismo, en donde ya se honraba su recuerdo y se ofreciìan oraciones y sacrificios por ellos.
“Con las buenas obras y la oracioìn se puede ayudar a los seres queridos a conseguir el perdoìn y la purificacioìn de sus pecados para poder participar de la gloria de Dios” remarcó.
El día 2 de noviembre, los fieles pueden visitar la Cripta de los Obispos en la Catedral, para pedir por el eterno descanso de quienes fueron los pastores de la Iglesia en Puebla; esta Cripta se encuentra de bajo del cipreìs del Altar Mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

68