Caída y desplazamiento de dientes en adultos, ¿qué los provoca?

Staff/Rossi

Por cuestiones fisiológicas, el desplazamiento de dientes en la edad adulta es normal, pero cuando además de movimiento hay caída de algunas piezas, puede que las causas se relacionen con padecimientos que debes prevenir.

Ciudad de México, junio 2020.- Sabemos que por razones de salud y estética es crucial conservar en buen estado las 28 a 32 piezas dentales que se poseen en la edad adulta, pues su ausencia tiene repercusiones funcionales y en el autoestima, sin mencionar que son irremplazables.

Sin embargo, en ocasiones, esto no se logra por desconocimiento de cierta información de manera oportuna aunque se tengan hábitos de limpieza. Es por eso que aquí te explicamos las diversas razones que pueden ocasionar edentulismo o caída de dientes y a qué se debe que estos tiendan a moverse, pues entre más temprano detectes algún problema que ponga en riesgo tu dentadura, podrás anticiparte con cuidados preventivos.

1.- Caries. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) calcula que 9 de cada 10 mexicanos padecen caries y éstas son uno de los motivos por los que los dientes afectados deben retirarse. Esta es la enfermedad crónica que daña a más personas en el mundo con 2 mil 300 millones de afectados en dientes permanentes y más de 530 millones de niños en dientes de leche, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

“Si bien el diseño de dentaduras, puentes o prótesis son una solución estética, a nivel funcional hay limitaciones por la incomodidad y riesgo de movilidad o expulsión de estos objetos, si no están bien colocados o se tienen movimientos en falso. De modo que entre más higiene dental y consumo moderado de alimentos con azúcar refinada, más lejos estaremos de la necesidad de quitar nuestros dientes por su mal estado y de reemplazarlos”, advirtió Pablo Repetto, CEO y cofundador de la empresa mexicana de alineadores dentales invisibles fits Smile.

Quienes fuman y respiran por la boca, presentan mayores probabilidades de tener infecciones en las encías, pues al secarse la cavidad bucal, las bacterias proliferan.

2.- Periodontitis. Es una enfermedad grave e irreversible que ataca las encías, principal soporte de cada diente y muela. Se genera cuando se acumula placa bacteriana que irrita la encía y genera inflamación e infección progresiva que puede llegar al hueso de la mandíbula, al grado de no poder funcionar más como una base sólida para los alvéolos, tejidos y ligamentos que sostienen cada pieza.

En el mercado, hay antisépticos especializados que puedes incorporar como parte de tu rutina, pero principalmente, es fundamental acudir con el odontólogo de manera periódica, porque la placa no siepre es tan evidente y avanza silenciosamente sin molestias.

“Además, si se padece una enfermedad inmunodepresora como diabetes, VIH, anemia e incluso hipertensión, la periodontitis avanzará y se agravará más rápido, por lo que llevar una alimentación nutritiva es fundamental”, complementó Repetto.

3.- Bruxismo. Este acto mecánico de rechinar los dientes tensiona la mandíbula y a la larga, desgasta, genera erosiones o rompe algunos dientes de modo que deben retirarse de manera total para evitar que por las fisuras entren bacterias directamente a las encías.

En cuanto al movimiento de estos elementos bucales, el especialista de fits Smile refiere que el fenómeno es plenamente natural en la adultez por cuestiones fisiológicas, pero en este caso, los desplazamientos son leves y no generan molestias. “Si se desea hacer algo al respecto, la solución son los alineadores invisibles y correctores nocturnos que se usan durante ciertas horas para quienes no desean algo invasivo o tan evidente como los brackets”, finalizó Repetto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *