Venezuela: la UE reafirma su apoyo a los refugiados y migrantes en la Conferencia Internacional de Donantes

PRNewswire

En la Conferencia Internacional de Donantes en solidaridad con los refugiados y migrantes venezolanos, la Comisión Europea se ha comprometió a aportar 147 millones de euros, además de los compromisos de los Estados miembros de la UE, en concepto de ayuda humanitaria inmediata, ayuda al desarrollo a medio y largo plazo e intervenciones de prevención de conflictos para los refugiados y migrantes venezolanos y las comunidades de acogida. Este importe se añade al paquete de ayuda por valor de 319 millones de euros ya asignado por la UE para paliar la crisis desde 2018.

Ayuda de la UE a los refugiados y migrantes venezolanos

La financiación de la Unión Europea anunciada hoy se destinará a lo siguiente:

Asistencia humanitaria por valor de 82 millones de euros para actividades inmediatas de socorro a los venezolanos vulnerables afectados por la crisis, dondequiera que se encuentren. Se prestará asistencia a los migrantes y refugiados venezolanos, así como a las comunidades de acogida en los países que los albergan. Esta ayuda abarca alojamiento, asistencia médica (incluida la respuesta primaria relacionada con la COVID-19), alimentos y otros artículos, y acceso a la educación y a la protección. Se prestará especial atención a los grupos vulnerables, tales como los menores no acompañados.

Cooperación al desarrollo por valor de 50 millones de euros, con especial hincapié en la integración social y económica de los refugiados, migrantes y comunidades de acogida en los países más afectados por la crisis venezolana. Nuestra ayuda se centrará en el acceso a la sanidad y a las oportunidades de empleo, al fomento de las capacidades, el conocimiento y la innovación y a la integración de los refugiados y migrantes venezolanos y las comunidades de acogida. También seguirá apoyando a los venezolanos que han permanecido en su país para defender los valores democráticos, los derechos humanos y la dignidad humana, y fomentar la resiliencia a través de la sociedad civil y las organizaciones internacionales presentes sobre el terreno.

Asistencia con cargo al Instrumento de Política Exterior por valor de 15 millones de euros, con hincapié en el refuerzo de las políticas y procesos de registro e integración de los migrantes y refugiados venezolanos y en la satisfacción de las necesidades de las comunidades de acogida. Esta ayuda se centrará en la integración socioeconómica en las comunidades de acogida y en la prevención de la xenofobia y la discriminación y la lucha contra estas lacras. Se prestará especial atención a las necesidades de los grupos vulnerables, tales como los menores no acompañados, los hogares monoparentales, las mujeres y niñas en riesgo de convertirse en víctimas de la violencia de género y de la trata de seres humanos, las personas de edad avanzada, los enfermos crónicos y las personas LGBTQI+.

Intervenciones de miembros del Colegio de Comisarios

El alto representante y vicepresidente Josep Borrell ha declarado lo siguiente: «Con más de 5,6 millones de personas afectadas, el éxodo venezolano es una grave crisis actual que ha pasado en gran medida desapercibida. La pandemia ha agravado la difícil situación de los migrantes y refugiados venezolanos, aumentando los riesgos a los que se enfrentan en su búsqueda de refugio. La necesidad de vacunar a los venezolanos desplazados y de prestar apoyo a las comunidades que los han acogido de forma generosa hace aún más urgente mantener este compromiso. La Unión Europea está dispuesta a desempeñar el papel que le corresponde».

Janez Lenarčič, comisario de Gestión de Crisis, ha afirmado: «La pandemia de coronavirus ha exacerbado la ya crítica situación de la región. La ayuda humanitaria de la UE seguirá prestando una asistencia necesaria e inaplazable a los venezolanos más vulnerables que se han visto obligados a abandonar sus hogares, huyendo del hambre, la pobreza y la persecución Celebro los esfuerzos de los países de acogida y de nuestros socios humanitarios, que están prestando una ayuda esencial, que comprende atención sanitaria básica y apoyo psicosocial a quienes abandonaron su país. En última instancia, no obstante, se necesita una solución política para superar esta crisis humanitaria».

Por su parte, la comisaria de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen, ha declarado: «Esta crisis sigue generando necesidades inmediatas y también agrava las desigualdades. Elogiamos a los gobiernos de los países vecinos por su generosidad, su solidaridad y sus genuinos esfuerzos por acoger a los refugiados y migrantes venezolanos. Por esta razón, la contribución de la UE y de sus Estados miembros apoyará también la integración social y económica en los países más afectados por la crisis venezolana».

Contexto

La conferencia de hoy ha sido organizada por el Gobierno canadiense en colaboración con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones.

Más de 5,6 millones de venezolanos se han visto obligados a abandonar sus hogares desde 2015, dando lugar al mayor desplazamiento de la historia de América Latina y al segundo movimiento de estas características en todo el mundo, después del de Siria. En su mayoría, han huido a países vecinos de la región, a menudo en condiciones de extrema vulnerabilidad agravadas por la pandemia de coronavirus.

La UE ha sentado las bases de la respuesta internacional multilateral a la crisis. En 2019, organizó en Bruselas la primera Conferencia de Solidaridad sobre la crisis de los refugiados y los migrantes venezolanos. En mayo de 2020, la UE acogió junto a España, y en colaboración con la ACNUR y la OIM, la primera Conferencia Internacional de Donantes. Se recabaron compromisos por un valor total de 2 540 millones de euros en forma tanto de préstamos como de subvenciones, así como ayuda humanitaria y al desarrollo a más largo plazo.

A principios de esta semana (14 de junio) se celebró un Encuentro de Alto Nivel con la sociedad civil en solidaridad con los refugiados y migrantes venezolanos, organizado por la Unión Europea, el Gobierno de Canadá y la Coalición de defensa de los derechos de los refugiados, migrantes y desplazados en América Latina y el Caribe. El objetivo de la reunión era dar visibilidad y un papel activo a las OING y a las organizaciones de la sociedad civil en la Conferencia de Donantes de 2021, destacando al mismo tiempo su valía en la prestación de asistencia a los afectados.

La estrategia de la UE en la crisis de los refugiados y migrantes venezolanos está firmemente anclada en el enfoque de nexo que vela por la complementariedad entre las acciones humanitarias, de paz y de desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *