Anabell Ávalos…caballo que alcanza gana

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Comenzó la elección más de 25 puntos abajo que su rival de Morena, Lorena Cuéllar, pero Anabell Ávalos remontó y –según la mayoría de encuestas y, sobre todo, periodistas experimentados en Tlaxcala- cerró la contienda y la convirtió en un auténtico volado, como han sido las más recientes contiendas políticas en dicho estado.

El lunes pasado, en su cuenta de twitter, Mario Di Costanzo sacó el promedio de 21 encuestas formuladas entre abril y mayo por 10 empresas diferentes en los estados donde se renovarán las gubernaturas y publicó lo cerrada de la contienda en Tlaxcala: Lorena Cuéllar tendría una intención del voto del 39.5 por ciento y Anabell Ávalos cuenta con el 38.3%.

 

En diciembre pasado, la candidata de la coalición PRI-PAN-PRD-PS y PAC estaba ¡22 punto debajo de su rival!, porque a mediados de ese mes la encuestadora Factométrica le daba 50.8% por ciento de intención de voto a Lorena Cuéllar y 28.3 a Anabell Ávalos: Tlaxcala Rumbo a la Gubernatura 2021

Los números son fríos, no mienten y demuestran claramente que la representante de la alianza de Morena, PT y PVEM mantuvo una tendencia a la baja durante la disputa política, mientras que su rival logró un crecimiento sostenido. Aunque el domingo será la hora de la verdad, cuando se vea si Anabell Ávalos logró alcanzar y rebasar a Lorena Cuéllar…o no: Fotonota: Beatriz Paredes Rangel refrenda su apoyo a Anabell Ávalos para el gobierno de Tlaxcala

ANABELL ABARROTÓ APIZACO…LORENA NO LLENÓ EL ESTADIO TLAHUICOLE

Las redes sociales, mítines y eventos de campaña no ganan comicios, tampoco llenan urnas. Pero sí sirven como termómetros, parámetros para constatar si una candidata prendió, se conectó con los ciudadanos, logró sumar a los diversos grupos de sus partidos y a otros sectores más…o si se mantiene aislada, lejos de los electores.

En ese sentido, el cierre de campaña de Lorena Cuéllar en el estadio Tlahuicole el pasado domingo 30 de mayo fue como ella: Frío, distante, sin motivar a la gente, sin dirigentes o liderazgos nacionales de los partidos que la postularon, lo que comprobó que la candidata y el propio Mario Delgado nunca supieron ¿o no les interesó? sumar a todos los grupos del partido.

 

En contraste, el martes 1ro de junio, Anabell Ávalos llenó el centro de Apizaco y la acompañó el personaje político más trascendente en la historia reciente de Tlaxcala: Beatriz Paredes Rangel, para terminar de despejar las dudas al cuestionamiento sobre a quién estaba apoyando en esta sucesión.

Así que las encuestas reflejan una contienda tlaxcalteca muy cerrada, en empate técnico, aunque con Lorena Cuéllar arriba de su adversaria. Pero los cierres de campaña ratificaron un poderoso empuje de Anabell Ávalos, quien sí logró sumar no solamente a los priístas, sino también a personajes importantes de otros partidos, como la panista Adriana Dávila: Anabell Ávalos va a ganar en Tlaxcala: Adriana Dávila Fernández

6 DE JUNIO: GUERRA DE ESTRUCTURAS Y MOVILIZACIÓN

Pero Anabell Ávalos tampoco debería confiarse o darse como ganadora, puesto que su verdadero rival no es la fría e impersonal Lorena Cuéllar, sino el partido de moda y con innumerables recursos a su disposición: Morena, la 4T, la buena imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador ante los tlaxcaltecas y, también, la estructura del gobierno federal, los llamados “siervos de la nación”.

 

Si Lorena Cuéllar cuenta con el respaldo del presidente de la República, la representante de la alianza PRI-PAN-PRD tiene el del gobernador. Pero Marco Mena ha jugado limpio y demostrado claramente que no cometerá ni tolerará ninguna triquiñuela electoral que ponga en riesgo su buena relación personal y política con AMLO: Desde Tlaxcala: Gobierno estatal sanciona a dos funcionarios públicos por participar en eventos electorales

En Tlaxcala, la del domingo será una guerra de estructuras, movilización, que ganarán quienes muestren mayor capacidad política-electoral, los que lleven a votar a sus simpatizantes, cuiden sus ejércitos de representantes de casilla y sean capaces de convencer a la mayor cantidad posible de indecisos: Casi 7 por ciento, según los números de Mario Di Costanzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *