Carlos Evangelista y Édgar Garmendia registran “en lo obscurito” a candidatos de Morena

Debate

Por Roberto Desachy Severino

De acuerdo a fuentes confiables del Instituto Electoral del Estado (IEEP), hasta el pasado sábado 10 de abril Carlos Evangelista y Édgar Garmendia llevaban registrados cerca de 165 candidatos de Morena a diferentes presidencias municipales, pero lo hicieron en secrecía, por lo obscurito, como ladrones, seguramente para evitar impugnaciones y ahondar en las profundas divisiones y rupturas internas.

Édgar Garmendia

Solos o en alianza, los morenistas lanzarán aspirantes en los 217 ayuntamientos de la entidad. Hasta aquí todo bien, como correspondería al partido que gobierna el país, el estado y las principales ciudades poblanas. El problema es que Mario Delgado, Carlos Evangelista y Édgar Garmendia hacen los registros en secreto, sabedores de que generaron un proceso interno sucio, rupturista: Consejeros de Morena insisten en que la designación de candidatos es ilegítima

Mario Delgado

Las divisiones, confrontaciones e inconformidades internas en Morena provocaron el resurgimiento de las PEORES prácticas y vicios de la vieja izquierda poblana, que incluye el divisionismo, amenazas y hasta violencia, como la ocurrida en la sede alterna que Evangelista y Garmendia montaron para registrar a sus candidatos: Violentan sede alterna del CEE de Morena en Puebla; acusan imposiciones de candidatos

En manos de Delgado, Evangelista y Garmendia, Morena se ha convertido en un Ferrari…pero chocado, con la transmisión chueca, las llantas ponchadas, vomitada en las vestiduras y sin motor, porque los pésimos conductores lo vendieron y cambiaron por el de un microbús del año 2000 de la ruta 72.

CANDIDATOS HUÉRFANOS

Como se ha señalado, la designación morenista de candidatos fue tan desaseada, tramposa y opaca, que la mayoría quedó sin madre ni padre; es decir, huérfana. Así, ningún liderazgo ni grupo quiere asumir la responsabilidad de muchas postulaciones y, en consecuencia, tampoco los apoyarán y mucho menos aceptarán la responsabilidad del resultado.

Por ejemplo, al interior de las corrientes del partido se sabe que el morenovallista-panista Julio Lorenzini fue lanzado en San Pedro Cholula por determinación directa de Mario Delgado, mientras que el senador Alejandro Armenta solamente admite haber postulado a los designados en Acajete, Tepeojuma, Tehuitzingo y niega haber fungido como “Gran Elector” en este proceso interno.

Carlos Evangelista impuso a su hermano Juan Manuel como aspirante a la alcaldía de Felipe Ángeles y aprovechó su posición en la comisión Nacional de Elecciones de Morena para pagarle a su amigo y aliado Alejandro Carvajal el apoyo recibido y ponerlo en la lista de candidatos a la reelección como diputado federal, pese su gris desempeño como legislador y a que la gente del distrito nunca recibió apoyo alguno: Morenovallistas, marinistas, alcaldes desprestigiados y demás en la lista de candidatos de Morena a presidentes municipales

Carlos Evangelista

MARIO DELGADO, EL CULPABLE FAVORITO

Algunos grupos de Morena contrarios al del gobernador Miguel Barbosa Huerta argumentan que él sí fue el “Gran Elector” y que son suyos los candidatos en Amozoc, Huejotzingo, San Andrés Cholula, Texmelucan, Ocoyucan, Pahuatlán, Huauchinango, Teziutlán, Acatlán, Zacapoaxtla, Tlatlauquitepec, etc.

Sin embargo, durante este proceso interno ha quedado más que claro que Miguel Barbosa NO puso a Garmendia ni a Evangelista al frente de Morena y que tampoco definió candidatos en Puebla capital o en las diputaciones federales.

Por lo mismo, si el titanic morenista poblano se hunde el 6 de junio, será política y lógicamente imposible culparle del desastre que Mario Delgado armó en el estado…y en muchas otras entidades del país: Mario Delgado y Olga Sánchez Cordero, principales culpables del titanic llamado Morena Puebla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *