Genoveva Huerta, Eduardo Rivera Pérez y las cuentas que no salen

Debate

Por Roberto Desachy Severino

A estas alturas, la disputa por la candidatura de la coalición PAN-PRI-PRD a la presidencia municipal de Puebla es, prácticamente, entre dos: Eduardo Rivera Pérez y Pepe Chedraui, mientras Marcelo García Almaguer es visto como alguien que está ahí, en la jugada todavía, pero con pocas posibilidades reales de obtener la postulación, aunque su carrera política ha crecido con el trabajo de tierra: Alianza PAN-PRD- PRI, todavía sin candidato a la alcaldía de Puebla: Genoveva Huerta

El grupo de Genoveva Huerta y hasta los priístas están de acuerdo en que –teóricamente- Eduardo Rivera Pérez sería precandidato mejor posicionado para buscar sacar a Morena del Palacio Municipal. Pero las cuentas no les salen, ya que el ex alcalde de Puebla querría dar a los panistas que no son de su equipo menos regidurías que al PRI y las mismas que al PRD.

Genoveva Huerta Villegas

Al parecer, lo que ha frenado el acuerdo es que Rivera Pérez y su gente han propuesto que Genoveva Huerta y las demás corrientes del PAN se queden con 2 regidurías, en tanto que los priístas obtendrían 3 y los perredistas otras dos. Obviamente, los panistas no cercanos a Eduardo están bastante inconformes con que les reconozcan las mismas posiciones que al partido del sol azteca: Sin acuerdos entre Eduardo Rivera Pérez y Genoveva Huerta concluyó nueva reunión para destrabar la candidatura del PAN en Puebla capital

Eduardo Rivera Pérez

En contraste, el mañoso Pepe Chedraui ha planteado a los partidos de la alianza que él podría gobernar la Angelópolis con únicamente 2 regidores y que aceptaría que el PAN ponga 6, el PRI 4 y el PRD 3, además de que México Libre (Enrique Cárdenas) y Sí por México (Miriam Arabián) tendrían uno, respectivamente.

ALREDEDOR DE 100 MILLONES DE PESOS, EL PRECIO DE LA ALCALDÍA CAPITALINA

Además, Pepe Chedraui dejaría la sindicatura al blanquiazul y ya hizo saber que él pagaría su campaña y apoyaría a la coalición en este rubro. Y una campaña por la presidencia municipal de Puebla es bastante costosa –se gane o se pierda -, porque se estima que ganar la Angelópolis podría costar cerca de 100 millones de pesos en términos reales.

Como puede verse, los ofrecimientos del priísta y peñista lucen bastante jugosos, sobre todo si se toma en cuenta que con Eduardo Rivera Pérez hay gente caracterizada por su elitismo, soberbia infinita, exclusión, pedantería y/o mamonería, como Pablito Montiel Solana, Miguel Ángel Dessavre, Matías Rivero, Augusta Valentina Díaz de Rivera, etc, que mostraron el cobre –gacho- cuando estuvieron al frente del ayuntamiento de Puebla (2011-2014).

Aunque –hay que decirlo- en ese grupo político del albiazul también existen personajes accesibles, tratables, como Miguel Méndez Gutiérrez (que anda agazapado), Fernando Cortés, Enrique Guevara y…ya. El asunto es que no salen las cuentas con las posiciones que Eduardo Rivera estaría dispuesto a ceder al grupo de Genoveva.

LEOBARDO SOTO ENRÍQUEZ SÍ SERÁ REGIDOR

La semana pasada se dio a conocer que, supuestamente, la dirigencia estatal del PRI habría rechazado el registro de Leobardo Soto Enríquez como precandidato, algo que –si fuera cierto- llamaría la atención, porque el presidente del partido, Néstor Camarillo, no está en posición de confrontarse con el padre del aspirante, Leobardo Soto López, dirigente de la CTM: Leobardo Soto Enríquez es nombrado secretario de Organización del PRI en Puebla

Leobardo Soto

La realidad es que Soto Enríquez no solamente será candidato, sino regidor en Puebla capital, porque todo apunta a que ocupará un lugar privilegiado en la planilla del candidato de la alianza PAN-PRD-PRD: Video desde Puebla: CTM reúne a varios precandidatos del PRI a la alcaldía de Puebla

A diferencia del anterior presidente estatal del PRI, Lorenzo Rivera Sosa, quien sí tuvo un enfrentamiento directo con el representante de la CTM en Puebla, Néstor Camarillo mantiene buenas relaciones con Soto López y le respeta sus espacios políticos, como Lara Grajales, Nopalucan, etc: CEN del PRI definirá las expulsiones de Leobardo Soto, Maritza Marín, Javier López Zavala, etc: Lorenzo Rivera

Néstor Camarillo Medina

Néstor Camarillo sabe que el dirigente nacional cetemista, Carlos Aceves del Olmo, respalda a los Leobardos y, si antes el tricolor necesitaba a las organizaciones corporativas, hoy no podría ni siquiera mantener su registro sin ellas.

Al que sí le rechazaron su registro como aspirante fue al ex presidente del PRI municipal, Víctor Manuel Carreto y, con ello, Néstor Camarillo terminó por deshacerse de este otro júnior al que antes había echado de la dirección del partido: Relevan a Carreto Pacheco como líder del PRI municipal capitalino   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *