México, primer exportador de fresa en el mundo: Inifap

Hipólito Contreras

En 2019 México se convirtió en el primer exportador de fresa del mundo, al generar ingresos por 827.3 millones de dólares por la exportación principalmente a los Estados Unidos, lo que ha llevado a los agricultores de Florida a solicitar al gobierno a limitar las importaciones de fruta fresca mexicana, porque esta concurre con precios muy competitivos en la época cuando ellos inician la cosecha y esto merma su rentabilidad.

Pedro Antonio Dávalos González, investigador del INIFAP, indicó que, con base en sus ventajas competitivas, de clima, uso de variedades mejoradas extranjeras, cultivo protegido en macrotúnel y bajo costo de mano de obra, los productores mexicanos se han convertido en grandes competidores en el mercado internacional de esta frutilla. El año pasado, nuestro país se posicionó en primer lugar como exportador de fresa fresca, superando a España, que por muchos años ha sido el líder en este rubro.

Entre 2011 y 2019 según las estadísticas oficiales, la superficie cultivada de fresa en México creció 63 por ciento, en promedio se sembraron 10 mil 375 hectáreas y la producción se elevó 97 por ciento al llegar a 443,994 toneladas de fruta.

Explicó que de la producción nacional alrededor del 52 por ciento se exporta como producto fresco y congelado, casi el total al mercado de Estados Unidos. Dentro del T-MEC, México es el principal productor y exportador de fresa fresca durante el otoño e invierno, época en que hay déficit en esa nación, ya que California y Florida, apenas empiezan a producir.

Indicó que el argumento central de los agricultores estadounidenses son los supuestos subsidios otorgados por el gobierno mexicano a sus productores, sin embargo, matiza, en general, en México, no existen subsidios para los productores de fresa y, por el contrario, alrededor del 60 por ciento de sus insumos son importados y pagados a un precio por arriba del que tienen los productores de fresa de California y Florida.

La mayoría de los insumos utilizados, variedades mejoradas, material vegetativo, fertilizantes, plásticos e insumos de riego por goteo, plaguicidas y hasta combustibles vienen del exterior; sólo se utiliza 40 por ciento de insumos nacionales para producir la fresa, donde se incluye tierra, agua, mano de obra, energía eléctrica y combustible, señala.

En el 2010 México exportó 65,143 toneladas de fruta fresca con un valor de 255 millones de dólares, en 2019 alcanzó 200,000 toneladas, con un valor de 757 millones de dólares, de fresa congelada las exportaciones del año pasado sumaron 87,000 toneladas, unos 148 millones de dólares.

Comentó que en 1966 México fue el segundo productor mundial de fresa, detrás de Estados Unidos, con 8,832 hectáreas y una producción de 143,671 toneladas. Luego declinó por décadas y es a partir del TLCAN en 1994, ahora T-MEC, cuando el cultivo resurgió. Para 2010 se cosecharon 6,375 hectáreas, con una producción de 223,365 toneladas de fruta, que hoy se han duplicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *