El estado del Open Banking en Latinoamérica

Staff/Rossi

Algunos países carecen todavía de regulación, aunque todos cuentan con una fuerte industria fintech que empuja el cambio.

México es el único país a nivel global que establece el intercambio de información entre fintech y bancos Belvo presenta un informe sobre la situación del Open Banking en Latinoamérica y su futuro.

Ciudad de México a 1 de septiembre de 2020.- El Open Banking, o la apertura de los mercados financieros a través de la tecnología y la creación de nuevos productos digitales, avanza a ritmo desigual por Latinoamérica.

Por un lado, tenemos países como México y Brasil que han optado por un camino regulatorio parecido al de Europa, donde la iniciativa de Open Banking está bastante avanzada pero los plazos de implementación no están claros. Y por otro lado, tenemos países como Argentina o Perú que carecen todavía de regulación y continúan en fase de perspectiva y análisis de los movimientos en otros países.

En concreto en México, el pasado 10 de marzo de 2020, el Banco de México publicó las primeras reglas de open banking, contempladas dentro la ‘Ley Fintech’. Aunque la regulación está bastante avanzada, todavía hay muchas incógnitas sobre la implementación y retrasos en los tiempos fijados. El consenso en el mercado es que es probable que aún pasen años hasta que Open Banking sea una realidad tal y como lo plantea la legislación y que es probable que mientras tanto se impongan las alternativas ofrecidas por plataformas de APIs.

Algo exclusivo de México es que el Open Banking, obligará a las ITFs (instituciones de tecnología financiera) o fintech a abrir sus datos vía APIs. De esta manera, los bancos también podrán usar sus datos lo cual implica un flujo bidireccional. México es el único país a nivel global que establece este intercambio de información entre fintech y bancos, y no solo al revés.

En general, Latinoamérica se caracteriza por tener una elevada proporción de la población sin acceso a servicios bancarios, en algunos países este dato se eleva por encima del 50 %, según el Banco Mundial. Romper esta brecha es parte de los objetivos del Open Banking que propone mejorar la inclusión financiera y ofrecer mejores productos y servicios a los usuarios, por ejemplo a través de APIs.

Las buenas noticias son que Latinoamérica es una de las regiones más fértiles a nivel de innovación Fintech, con un elevado número de compañías, más de 1,200, los expertos predicen que las empresas de fintech podrán ocupar hasta el 30% del mercado bancario mexicano en la próxima década, mientras que el sector de fintech brasileño generará ingresos potenciales de 24.000 millones de dólares en los próximos diez años.

En Latinoamérica, la industria Fintech tiene el potencial para crecer el tamaño del mercado del sector financiero. Esto se debe a que en los mercados emergentes, el crecimiento del fintech, con el Open Banking como catalizador, permite mayor innovación y la posibilidad de que se genere mayor inclusión financiera.

Belvo, la plataforma de APIs de Open Banking líder en Latinoamérica, presenta un informe donde recoge los temas mencionados anteriormente y analiza la situación actual del Open Banking en Latinoamérica y su futuro. Para conocer más detalles, pueden descargarlo a través de este enlace: https://go.belvo.co/es/whitepaper-open-banking-latinoamerica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *