Existe un gran desconocimiento del impacto del hipotiroidismo en el embarazo: Revela encuesta

Staff/Rossi

Los resultados de la encuesta, iniciada por Merck y realizada por YouGov, indican la necesidad de educar mejor a las personas sobre las implicaciones de los trastornos tiroideos no diagnosticados en el embarazo, así como en la salud de la madre y el bebé.

La encuesta incluyó a más de 7,000 personas en 6 países (Chile, China, Colombia, Indonesia, México (1,009) y Arabia Saudita).
En la encuesta participaron un total de 525 mujeres y 484 hombres adultos mexicanos.

Merck, compañía líder en ciencia y tecnología, anunció los resultados de una encuesta* que revelan la falta de comprensión sobre las implicaciones que los trastornos tiroideos no diagnosticados pueden tener durante el embarazo, el desarrollo fetal y la salud de la madre y el bebé. Los resultados se dieron a conocer en el marco de la 12ª Semana Internacional de Concientización de la Tiroides (ITAW por sus siglas en inglés), que se lleva a cabo del 25 al 31 de mayo, y que este año lleva como lema: “Madre y Bebé”.

El padecimiento más común de la glándula tiroides: El hipotiroidismo afecta a un 8% de la población adulta mexicana1. De este porcentaje, ocho de cada 10 pacientes son mujeres en un rango de edad de entre 30 y 50 años2. Los trastornos tiroideos son las alteraciones endocrinológicas más frecuentes en mujeres embarazadas. A nivel mundial la prevalencia en mujeres embarazadas de hipotiroidismo clínico se ha reportado de 0.2 a 0.5% y de 2 a 2.5% en hipotiroidismo subclínico.3 Los resultados que arrojó la encuesta, indican que 37% de los mexicanos están al tanto de que los trastornos de la tiroides no diagnosticados pueden causar problemas en el embarazo** y que 53% no son conscientes de que el hipotiroidismo (tiroides hipoactiva) puede causar complicaciones a la madre y al bebé.***

La Dra. Lizeth Alonso Salvador, Endocrinóloga y Bióloga de la Reproducción explicó que muchas veces los exámenes de rutina que se realizan en el embarazo pueden develar un hipotiroidismo preexistente, aunque la mayoría de las afectadas tiene un diagnóstico previo. “El hipotiroidismo está presente en al menos el 1 a 2.5% de las gestaciones. Generalmente, se trata de casos leves o moderados; ya que los más graves suelen estar asociados a dificultad para embarazarse”, precisó.

Los resultados de la encuesta también muestran que 43% de los mexicanos son conscientes de que es crucial verificar los niveles óptimos de la hormona tiroidea en las mujeres durante el embarazo**** y sólo 25% de los encuestados saben que las nuevas madres que no tienen antecedentes de enfermedad tiroidea, pueden desarrollar problemas con la tiroides dentro del primer año después del parto; una condición que se llama tiroiditis posparto.***** Además, 51% sabe que los bebés recién nacidos (es decir de un mes o menos) se les debe realizar una prueba de hipotiroidismo congénito (tiroides poco activa presente al nacer o antes), en caso de que nazcan con una glándula tiroides poco desarrollada y puedan requerir tratamiento.

Al comentar sobre los hallazgos de la encuesta, Ashok Bhaseen, Presidente de la Federación Internacional de Tiroides y Denise Roguz, Cofundadora de ThyroidChange, coincidieron en que los resultados exigen una mejor educación sobre el impacto de los trastornos de la tiroides no diagnosticados durante el embarazo y en la salud de la madre y el bebé.

Los síntomas del hipotiroidismo en el embarazo son similares a los de una gestación normal: ganancia de peso, agotamiento, caída de pelo, constipación, piel seca y retención de líquido; sin embargo, hay algunos signos distintivos como intolerancia al frío y pulso bajo. Lo ideal es que las mujeres embarazadas revisen su tiroides al menos una vez, al principio de la gestación e incluso antes, cuando se está planificando.

En ese sentido, la Dra. Lizeth Alonso agregó que: “Es necesario un seguimiento adecuado del hipotiroidismo durante el embarazo ya que la hormona tiroidea de la madre es fundamental para el desarrollo cerebral del feto”. Los efectos del mal control pueden ser:

  • Deficiencias neurológicas en el bebé.
  • Deficiencias del desarrollo cognitivo.
  • Alteraciones del desarrollo psicomotor.

Y es que a pesar de ser una enfermedad relativamente común, son pocas las mujeres que ponen atención a los síntomas, o bien, son pocas las que se realizan controles regulares para revisar su estado de salud durante el embarazo. Es importante destacar que una mujer con hipotiroidismo, requiere acudir con especialistas que le brinden un tratamiento integral, que incluya los medicamentos adecuados para tratar la tiroides.

Para finalizar, el doctor Juan Omar Toledo Román, Gerente Médico de la Unidad de Metabolismo en Merck México, dijo que “Como compañía, tenemos el compromiso de que las personas tengan acceso a la información correcta y puedan reconocer los síntomas y saber cuándo visitar a su médico para un análisis de sangre simple para verificar el funcionamiento de su glándula tiroides. En Merck, estamos muy orgullosos de asociarnos con la Federación Internacional de Tiroides y ThyroidChange para crear conciencia sobre el impacto de los trastornos de esta glándula en la salud de las madres y los bebés”.

* Todas las cifras, a menos que se indique lo contrario, son de YouGov Plc. El tamaño total de la muestra fue de 3,378 mujeres y 3,830 hombres, todos adultos mayores de 18 años. El trabajo de campo se realizó a partir del 24 de marzo de 2020. La encuesta se realizó en línea. Las cifras se han ponderado y son una base representativa nacional alrededor de las áreas urbanas en 7,208 adultos (mayores de 18 años).

** Cuando se presenta una lista de posibles complicaciones para verificar durante el embarazo [infecciones de transmisión sexual (ITS), cáncer, problemas de visión, enfermedad inflamatoria intestinal (EII) (es decir, inflamación prolongada del tracto digestivo), trastornos de la tiroides, síndrome de ovario poliquístico (PCOS) (es decir, una afección que afecta los niveles hormonales de una mujer), diabetes, edad de una mujer, enfermedad renal]

*** 53% de los adultos encuestados en México sabían que el hipotiroidismo puede causar complicaciones para la madre y el bebé, mientras que el 17% contestó que no y el 30% no lo sabía.

**** Cuando se le presenta una lista de posibles complicaciones para verificar durante el embarazo [Consumir una dieta equilibrada, lavarse las manos regularmente, beber cafeína (p. Ej. Té, café, etc.), hacer ejercicio ligero continuo (p. Ej., Caminar sin prisa, hacer ejercicio acuático, etc.)], sin consumir alcohol ni drogas, verificando los niveles óptimos de hormonas tiroideas, teniendo cuidado de no inhalar los vapores de la pintura y otros productos químicos, manteniéndose alejado de las heces y / o bandejas de arena para gatos].

***** 25% de los adultos encuestados en México sabían que las mujeres sin antecedentes de trastornos de la tiroides pueden desarrollar complicaciones tiroideas dentro del primer año después del parto, mientras que 25% contestó no y el 49% no lo sabían.

****** Cuando se le presenta una lista de posibles trastornos para los que los bebés deben ser examinados al nacer [Infecciones de transmisión sexual (ITS), hipotiroidismo congénito (es decir, tiroides hipoactiva presente en el nacimiento o antes), congénito (presente en o antes) diabetes, enfermedad renal congénita (presente en el nacimiento o antes), enfermedad inflamatoria intestinal (es decir, inflamación prolongada del tracto digestivo), enfermedad cardíaca congénita (presente en el nacimiento o antes del nacimiento), audición, equilibrio, síndrome de ovario poliquístico (PCOS) (es decir, un condición que afecta los niveles hormonales de una mujer]].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *