Policías municipales de Izúcar de Matamoros intentaron desalojar a los ambulantes

Hipólito Contreras

La fuerza pública del ayuntamiento de Izúcar de Matamoros, que preside Benjamín Hernández Lima, intentó desalojar a los comerciantes ambulantes del centro si que mediara el diálogo, consideran que este fue un acto represivo pues la autoridad municipal no les da opciones viables.

Gabriel Reta Reyes, dirigente de los ambulantes, informó que por la mañana policía municipal se presentó en las calles donde venden los más de 80 ambulantes, para impedir que éstos se establecieran y vendieran como todos los días.

En días anteriores los comerciantes se reunieron con las autoridades municipales para una posible reubicación en el programa de reordenamiento urbano, pero las opciones que ha ofrecido no tienen las condiciones ni es un lugar donde pueda desarrollarse el comercio, aseguran los integrantes y líderes comerciantes.

Los comerciantes formaron un frente con la CNC, Fuerza Ciudadana y Ambulantes Independientes, resistieran a la presión del ayuntamiento, que a través de la fuerza pública buscó retirarlos, se estableció una mesa de diálogo que resultó sin ningún acuerdo, “buscan a toda costa retirar a los comerciantes ambulantes del centro histórico, quienes trabajan allí solo para ganarse el pan de cada día”, expresó.

Exigió un alto al desalojo con la fuerza pública, pues no buscan un conflicto social, sino que se le dé una opción aceptable a los comerciantes, donde puedan desarrollar su trabajo y puedan ganarse el pan para sus familias.

Informó que en conjunto con las demás organizaciones, han solicitado la intervención de Gobernación y Congreso del Estado, para dar solución efectiva al problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *