Economía y generación de empleos, rubros de gobierno en los que Miguel Barbosa Huerta deberá deslindarse de AMLO

Roberto Desachy Severino

Es cierto que la seguridad deberá asumirse como la máxima prioridad para el próximo gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, como él mismo lo reiteró durante la campaña e, incluso, lo ha ratificado en sus visitas a los municipios para agradecer el voto: Devolver la paz y seguridad, eje central del nuevo gobierno: Miguel Barbosa Huerta

Pero el asunto de la inseguridad y/o violencia no solo se refiere a tener más policías, patrullas y cámaras en las calles, sino que –como el propio AMLO lo dijo en su campaña presidencial- se relaciona directamente con el desarrollo económico y la generación de empleos.

Y también en este rubro Miguel Barbosa Huerta tendrá que enfrentar un panorama muy complicado, en parte, por la política económica federal amlista, que provocó la caída de 88 por ciento en la generación de empleos formales en el país durante mayo pasado: Creación de empleo formal se desploma 88% en mayo

Miguel Barbosa Huerta

Sin empleos no hay desarrollo económico y, sin dinero en las bolsas…ni todas las guardias nacionales del mundo pueden combatir con eficacia fenómenos sociales como la delincuencia e, incluso, la migración: Caravanas migrantes reflejan crisis de la economía neoliberal: investigador

INCERTIDUMBRE EMPRESARIAL Y FALTA DE PROYECTOS FEDERALES, FACTORES NEGATIVOS EN LA ECONOMÍA

La próxima administración estatal deberá implementar estrategias, para enfrentar el hecho de que la economía nacional viene a la baja, como quedó demostrado en abril, cuando el INEGI dio a conocer que desde agosto del año pasado se desaceleró la generación de empleos y que la cifra acumulada de plazas formales generadas entre enero y abril del 2019 fue la más baja desde el 2013: 30 mil 419 empleos generados en abril, registra el IMSS

Según expertos, la cancelación del aeropuerto en Texcoco, la caída en las calificaciones a la economía de México otorgadas por evaluadoras internacionales y la falta de proyectos detonadores propios en el gobierno federal provocaron la incertidumbre del sector empresarial, que detuvo sus inversiones y, por ende, la creación de empleos formales:#Análisis AMLO abre frentes a diestra y siniestra para concentrar el poder

Por si fuera poco, también a nivel internacional se percibe pesimismo e incertidumbre en la economía mundial, debido a que –desde principios de este año- calificadoras como Fitch estimó que el crecimiento financiero del orbe en el 2019 sería del 3.1 por ciento; es decir, menor al 3.8% obtenido en el 2018: #ANÁLISIS 2019, año de incertidumbre económica a nivel mundial

Los complicados contextos nacional y mundial obligarán a Miguel Barbosa y a su futuro titular de Desarrollo Económico, Rodrigo Osorio Díaz, a formular esquemas innovadores propios para blindar a Puebla de una eventual recesión, como la que podría aquejar al país si –como lo están previendo analistas- su PIB se mantiene sin crecer por varios trimestres consecutivos: Una cruda realidad económica se le avecina a México

ENRIQUE CÁRDENAS, JIMÉNEZ MERINO…POSTALES DE CAMPAÑA

Con el pretexto de que había sido rector de la UDLAP, el ex candidato del PAN, PRD y MC al gobierno de Puebla, Enrique Cárdenas Sánchez se volvió –literalmente- loco en la parte final de la campaña, al grado de que intentó ¡invadir a la BUAP!, aunque usted no lo crea.

Una de las más vergonzosas anécdotas de campaña la protagonizó ¿quién más? Enrique Cárdenas, cuando él y sus allegados intentaron invadir Ciudad Universitaria de la BUAP para repartir propaganda. Sorprendidos, los universitarios le respondieron que no, que la única intervención de los candidatos a la gubernatura sería –como siempre- ante los consejeros y en las mismas condiciones; es decir, los tres aspirantes fueron invitados, recibidos y tuvieron el mismo tiempo para exponer sus plataformas electorales.

Enrique Cárdenas Sánchez

Así que las autoridades de la BUAP le pidieron muy amablemente –pero con firmeza – al aspirante del PAN y a sus allegados que tuvieran la gentileza de respetar la imparcialidad de la institución y que desistiera de tratar de involucrarla en la lucha por la gubernatura.

Lo irónico del caso es que el único candidato que intentó pasarse de “vivo” y hacer proselitismo en la BUAP en horas y sitios totalmente fuera de lugar…fue el ex rector de la UDLAP.

LORENZO RIVERA, ALBERTO JIMÉNEZ, NADIE SABE PARA QUIÉN TRABAJA

Otra postal de campaña es el caso del dirigente estatal del PRI, Lorenzo Rivera, quien es el ÙNICO priísta que se puede presumir como ganador de la contienda, ya que no fue candidato formal y, por lo tanto, no perdió ni se quemó. Además, se quedó con la dirección de su partido y, hasta ahora, no se proyecta su salida, pese a que Alberto Jiménez Merino obtuvo el mismo porcentaje de votación que Enrique Doger Guerrero.

De hecho, Lorenzo Rivera y Jiménez Merino estuvieron juntos en el grupo Renovación del PRI y, desde ahí, se quedaron con el partido y la candidatura, respectivamente. Y aunque su votación no pasó del 18% que Enrique Doger y Javier Casique habían obtenido en el 2018, lo cierto es que al tricolor le fue bastante mejor en la elección extraordinaria de este año que en la concurrente anterior.

La razón es simple: en el 2018 Doger Guerrero sacó el 18% por ciento de la votación estatal con todo y que tenía el respaldo del PVEM y, supuestamente, del gobierno federal de Peña Nieto. En contraste, el 2 de junio, Jiménez Merino empató ese porcentaje de votación SIN el respaldo de los pevemistas y con el tricolor ya fuera de Los Pinos.

Pero que a nadie le queda duda de que Lorenzo Rivera fue más “vivo” que Jiménez Merino, porque como dirigente del PRI tiene garantizada una diputación federal o local plurinominal en el 2021.

Lorenzo Rivera Sosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías